El presidente boliviano Evo Morales se sumó a la insólita acusación que había hecho el actual mandatario interino de Venezuela, Nicolás Maduro, en el sentido de que Hugo Chávez pudo haber sido “inoculado” de cáncer.

“Nuestros hermanos como Maduro y otras autoridades de Venezuela van a hacer una profunda investigación, pero estoy casi convencido de que es un envenenamiento al compañero Chávez”, dijo Morales, en un discurso en el Palacio de Gobierno de La Paz.

Argumentó que el “imperio”, en tácita referencia a EE.UU., tiene todos los “instrumentos para planificar acciones para derrotar a los Gobiernos, líderes, movimientos sociales que están contra el capitalismo”. Y agregó que cuando no puede vencerlos “asume la tarea de acabar con la vida de un líder”. Igual que Maduro, citó los casos del histórico líder palestino Yaser Arafat y de Simón Bolívar, a los que consideró dos casos sospechosos de envenenamiento.

El mandatario boliviano, que regresó anoche a La Paz tras permanecer tres días Caracas para participar de las exequias del líder venezolano, sostuvo que Chávez era “un militar físicamente preparado”, muy protegido por su seguridad. “Parece que sólo a mí me aceptaba la comida y el café”, indicó el presidente boliviano.// ClarínPolíticos de Bolivia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top