a


El responsable de difundir la demanda marítima boliviana y expresidente de Bolivia, Carlos Mesa (2003-05), consideró que Chile cometería un “error” si impugna la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, y además demostraría “una falta de voluntad política” para resolver el tema.

Mesa consideró que en caso de que Chile impugne la competencia de la CIJ se arriesga a tener un doble problema porque en caso de que la Corte rechace esa excepción, “ese país tendría una derrota previa a lo que será el fallo final”, dijo en una entrevista con radio Patria Nueva.

Subrayó también que si Chile plantea la excepción de competencia, la CIJ puede optar por anunciar que fallará sobre la competencia simultáneamente al fallo final de la demanda marítima o, de lo contrario, aceptar iniciar el proceso y pedir a las partes la argumentación en el caso de la competencia o incompetencia.

“Eso significaría que Chile presenta su excepción de incompetencia y la Corte le da a Bolivia la oportunidad de presentar su propia argumentación para justificar la incompetencia”, agregó.

Política marítima de BoliviaA su juicio, el análisis de esa posible excepción de competencia demuestra que Chile “no tiene ninguna voluntad política” para resolver el diferendo marítimo con Bolivia.

En una entrevista con la Red Patria Nueva, Mesa aludió la recomendación que hicieron los expresidentes de Chile a la actual mandataria, Michelle Bachelet, de desconocer la competencia de la CIJ para tratar la demanda marítima presentada por Bolivia, tema que según medios chilenos está en análisis.

“(Impugnar la competencia de la CIJ) eso sería un error por parte de Chile, creo que Chile no debería llevar adelante una medida de esa naturaleza”, dijo al ratificar que el juicio presentado por Bolivia ante la CIJ por parte de Bolivia es absolutamente consistente y que no existiría ninguna razón para que la Corte considere aceptar incompetencia, en el tema.

CONFUSIÓN

Carlos Mesa también sostiene que Chile pretende generar una confusión internacional al señalar que la demanda boliviana interpuesta en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) “pone en juego´ la intangibilidad del Tratado de Paz y Amistad de 1904, que selló la mediterraneidad de Bolivia.

Apuntes

Memoria

El 15 de abril pasado, el Presidente de Bolivia, Evo Morales entregó a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la memoria boliviana que representa los argumentos jurídicos e históricos de la demanda marítima boliviana contra Chile.

Plazos

A partir de la entrega de la memoria boliviana, Chile tiene tres meses de plazo, hasta el 15 de julio, para pedir la incompetencia de la CIJ, aspecto que podría ser definido antes de ese plazo, según anunciaron autoridades chilenas en pasados días.// Opinión (BO)

 

Mesa señala que Chile busca confundir con Tratado de 1904

El portavoz de la causa marítima en el mundo, Carlos Mesa, aseguró ayer que Chile pretende confundir en la comunidad internacional al señalar que la demanda marítima ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) busca poner en juego la intangibilidad del Tratado de 1904.

  "Chile está tratando de generar la idea internacionalmente y esto es un aspecto que tenemos nosotros urgentemente que esclarecer”, afirmó.

De hecho, el Gobierno boliviano declaró en varias ocasiones que la demanda no tiene nada que ver con el Tratado de 1904.

  La pasada semana, la presidenta chilena, Michel Bachelet, se reunió con los expresidentes de ese país, de quienes recogió sus opiniones sobre la demanda boliviana. En declaraciones al periódico La Tercera, Bachelet dijo: "Acá estamos todos convencidos de que el Tratado de 1904 no debe ser modificado. Entendemos que es un tratado que define con claridad nuestros límites y fronteras con Bolivia”.

Sin embargo, Mesa insistió que la demanda del país no hace referencia al Tratado de Paz y Amistad, "ni es parte esencial ni adjetiva del juicio”.

Por lo que la intención de las autoridades del vecino país es generar una "confusión” en el contexto internacional, en relación al contenido del juicio que "no está referido directamente a los límites territoriales”, dijo el también expresidente de Bolivia. Bolivia presentó ante la CIJ  este pasado 15 de abril su memoria con los argumentos jurídicos, históricos y geográficos de la demanda que pretende que la CIJ obligue a Chile a negociar "de buena fe” una salida soberana al océano Pacífico.

De acuerdo con el procedimiento, Chile está dentro de los 90 días para plantear una excepción de incompetencia de la Corte o presentar hasta febrero de 2015 su contramemoria en respuesta a Bolivia.

Chile no descartó recurrir a este mecanismo que le faculta la Corte, sin embargo, aún no ha tomado una decisión.

Esta posibilidad, para Mesa sólo demuestra que no hay voluntad política para resolver el diferendo con Bolivia.

Entre tanto, la agenda bilateral está en suspenso desde   2010.

El fin de semana, Bachelet dijo: "Nunca hemos querido ‘maritimizar’ la agenda con Bolivia ni la hemos ‘maritimizado’”.

Evo Morales respondió que "mientras no se recupere el mar con soberanía la agenda seguirá ‘maritimizada’.

Mesa propondrá al Primer Mandatario la necesidad de empezar a explicar y aclarar el sentido de la demanda boliviana ante la comunidad internacional para despejar la información con la que está contrarrestando Chile.

Por su parte, el canciller chileno Heraldo Muñoz estuvo ayer en París, donde tiene previsto reunirse con los abogados del estudio jurídico internacional Freshfields, que asesoran a Chile en esta materia.

Procurador critica posición chilena

El procurador general del Estado, Héctor Arce, lamentó ayer que Chile pretenda apartarse del derecho internacional, si es que plantea la excepción de competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

"Es preocupante y  lamentable que Chile quiera apartarse de los márgenes del derecho internacional, negando una situación de solución ante un mecanismo pacífico de controversias como es la Corte Internacional de Justicia”, sostuvo Arce en la ciudad de Santa Cruz.  

Entre tanto, en Chile el diputado Jorge Carlos Tarud señaló que se planteó que el Gobierno interponga la excepción de incompetencia "antes de los 90 días” en la demanda que Bolivia formuló ante la Corte en La Haya.

Mientras que el senador chileno Iván Moreira sostuvo que el presidente Evo Morales "condenó a Bolivia a cadena perpetua para que nunca más tenga mar”.

Sin embargo, en Bolivia los expresidentes, excancilleres y otros se han mostrado optimistas por el carácter de la demanda.

Cámaras Alta y Baja piden seguir con el reclamo

El presidente de la Cámara de Senadores, Eugenio Rojas, declaró ayer que Bolivia aprovechará todos los espacios bilaterales y multilaterales para plantear su reclamo sobre el derecho a una salida soberana al océano Pacífico.

  "En todo momento, en toda instancia bilateral, multilateral, debemos reclamar. Tenemos derecho a una salida al mar con soberanía”, manifestó  y sugirió que se aborde éste y el resto de los temas de la agenda entre ambos países.

El presidente de la Cámara de Diputados, Marcelo Elío, puso en duda que Chile tenga una visión de integración latinoamericana si no soluciona la demanda boliviana.

"Si Chile persiste en esa postura, lamentablemente estará impidiendo una verdadera integración latinoamericana”, respondió al ser consultado sobre la relación de ambos países tras posiciones encontradas para retomar el diálogo.

Argumentó que al ser la demanda marítima una política de Estado, se constituye en el eje central de la agenda bilateral, en el marco del cumplimiento de la nueva Constitución Política del Estado.

Desde 2010, Bolivia y Chile han suspendido el diálogo permanente que tenían sobre la agenda de 13 puntos construida por ambos gobiernos.// Página Siete (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top