a


La demanda de antenas parabólicas piratas se incrementa a pocos días del inicio  del Mundial de fútbol 2014 en Brasil. Los comerciantes aseguran que se podrá observar   todos los partidos y hasta 800  canales, de los cuales 60 son  full HD o en alta definición.

"Ya no tenemos antenas y esperamos que nos lleguen para las dos siguientes semanas. Con el lanzamiento del Túpac Katari (el satélite boliviano) y el Mundial ya se nos agotaron”,  indicó un comerciante de antenas en la calle Murillo de La Paz.

La proliferación de tiendas dedicadas a la venta de estos equipos  comenzó en 2000, hasta que en 2012 la Autoridad de Fiscalización y Regulación en Telecomunicaciones y Transportes (ATT) gestionó el bloqueo del servicio con el denominado "apagón”.

Sin embargo, hace pocas semanas el gerente de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), Óscar Coca, informó  que éstas "sirven” para captar  los 12 canales de televisión y 12 radios gratuitas que comenzaron a transmitirse desde el 1 de abril, incluso dio las coordenadas. "Diríjalo 310 grados hacia el norte y de altitud 60 grados, y ahí encuentra al satélite y va a  disfrutar de los 12 canales”, declaró a inicios de mayo.

Antenas satelitales en BoliviaEn El Alto, la antena de 40 centímetros y su decodificador pirata para captar estos canales tienen un valor de 450 bolivianos.

En un segundo comercio de la calle Murillo se ofrece la instalación  de dos antenas de 60 centímetros, una va dirigida al satélite Amazonas y otra al Hispasat. También se entrega un decodificador y 10 metros de cable coaxial. El equipo completo está entre 1.100 y 1.550 bolivianos.

En la avenida Panorámica de El Alto se hallan los comercios más grandes. Promocionan dos antenas de un metro de diámetro y un decodificador por 1.500 bolivianos, pero aclaran que son "chinas” o réplicas. 

Inmediatamente después ofertan las mismas dos antenas y un decodificador "de última generación y originales” a 2.800 bolivianos. Este costo no incluye la instalación, para ello imparten cursos teóricos y prácticos.

Afirman  que  se puede captar hasta 800 canales de 12 satélites distintos. "Si compra este equipo debe saber utilizarlo  porque cualquier momento se puede cortar la señal del Mundial y debe saber direccionarlo a otro satélite.  Los partidos se transmiten en todo el planeta y varios satélites  dan la señal”, explicó Oswaldo, un comerciante.

Señal gratuita

El presidente del Estado,  Evo Morales, anunció el martes que se  trabaja para que la transmisión del Mundial sea  de forma "gratuita”.

El gerente de  ENTEL, Óscar Coca, también anunció que por la televisión satelital de la compañía se podrá observar los partidos. El costo del  servicio es de  un boliviano por canal  en dos paquetes, uno de 60 y otro de 120 canales.  COTEL en La Paz tiene los derechos exclusivos de transmisión de la Copa del Mundo, al igual que COTAS en la ciudad de Santa Cruz.

Otros  detalles

Cortes En cualquier momento puede ocurrir el cambio de encriptación y es muy posible que un usuario se quede sin señal en sus equipos. Sin embargo, siempre hubo una nueva forma de seguir abriendo esta transmisión.

Consejos Los comerciantes de equipos piratas recomiendan comprar  decodificadores y antenas "originales” para continuar con las actualizaciones y evitar perder la señal. Los "chinos”, según aseguran, no duran mucho tiempo.

Corte En caso de no poder tener más actualizaciones, el equipo recibirá señales libres del Hispasat y el Túpac Katari.

Antenas satelitales en BoliviaOfertan cursos prácticos para instalar las parabólicas

Los comerciantes de antenas satelitales piratas ofrecen cursos a sus clientes para actualizar sus decodificadores o direccionar sus antenas a cualquiera de los 12 satélites que orbitan sobre el país, incluido el boliviano Túpac Katari.

"Tenemos talleres teóricos y prácticos para captar las señales de 12 satélites. Con esto usted puede captar hasta 800 canales, actualizar su decodificador o direccionar las antenas hacia otros satélites”, explicó  un comerciante de la avenida Panorámica de El Alto.

En el área teórica se instruye  sobre los enlaces, órbitas, coberturas de los satélites, bandas de frecuencia, tipos de antenas parabólicas, la ubicación de los satélites según las coordenadas, los receptores satelitales y otros temas.

En los módulos prácticos se brinda información  sobre el Free To Air (FTA), que en realidad son decodificadores que contienen un software falsificado que permite desencriptar señales protegidas de televisión por suscripción o pago.

Un segundo módulo permite instalar una o varias antenas hasta captar 400 canales y también  se explica cómo elegir entre 12 satélites para captar hasta 800 canales. Cada uno de estos módulos vale 150 bolivianos.

En la ciudad de La Paz los cursos incluyen una   actualización de los decodificadores porque las compañías distribuidoras de la señal cambian los códigos de forma regular. Además, se indica la forma de  captar la señal de los satélites Túpac Katari, Amazonas e Hispasat.

Finalmente, si el usuario no logra manejar sus equipos, las actualizaciones le costarán  entre 20 y 30 bolivianos.

 

Ven distorsión en el mercado por venta de antenas piratas

Expertos en telecomunicaciones alertan que la venta indiscriminada de antenas de televisión satelital piratas podría distorsionar el mercado y restar competitividad a las empresas legalmente establecidas.

"Habrá una distorsión en el mercado de venta de señal. Es decir, empresas legalmente establecidas como ENTEL (Empresa Nacional de Telecomunicaciones) y otras que comercializan sufren una competencia desleal porque la gente optará por tener antenas piratas y señal gratuita en lugar de pagarla”, opinó  Gustavo Jáuregui, experto en telecomunicaciones y exconsejero de administración de COTEL.

Esta apreciación surge ante el incremento de la  venta de equipos para obtener señales de televisión sin costo y que viene acompañada  incluso de la oferta de cursos para actualizar los decodificadores y para redireccionar las antenas.

Este negocio prolifera pese a una resolución de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), que impide su uso, y en 2012 se llevó adelante el cambio de códigos de señal, lo que se denominó el "apagón”.

"La decisión de la ATT, en su momento, fue coherente porque trataba de precautelar la señal. Esta tiene un costo y la gente lo que hace es apropiarse de las señales que tienen un valor sin costo alguno”, remarcó Jáuregui.

Además, recomendó que se debería cambiar los códigos en la señal para impedir que se continúe robando canales.

"La ATT tiene potestad para realizar la fiscalización tratando de cerrar el tema de antenas piratas porque -subiendo al teleférico-  se puede ver que muchas casas tienen antenas piratas”, dijo.

Por su parte, el experto en telecomunicaciones Eduardo Trigo manifestó que la proliferación de antenas surge a partir del contrabando y para evitarlo sugiere un mayor control.

"Obviamente está prohibida la comercialización porque las señales que reciben no son de los operadores legalmente establecidos. Por tanto, las personas que lo adquieren hacen una única inversión y no tienen la obligación de pagar la mensualidad con los operadores legalmente registrados en la ATT”, remarcó el especialista.

Regulación

Control En 2012, la ATT anunció que en virtud de un decreto que reglamenta la venta de antenas parabólicas, se procedería   a la confiscación de los equipos  que sean introducidos ilegalmente al país. Se desconoce si hubo algún decomiso desde entonces.

Cierre Incluso la entidad reguladora anunció que las antenas dejarían de tener utilidad, debido a que las empresas dueñas de la señal encriptarían los códigos para evitar su difusión en equipos piratas. La realidad es que los comerciantes de antenas se dan modos para cambiar los decodificadores y enseñan a hacer los ajustes.// Página Siete (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top