a


Por tierra, agua o aire, en el cuerpo, en equipaje o en encomiendas, a la hora de transportar droga cualquier escondite es válido para los narcotraficantes, que cada día inventan formas para camuflar los estupefacientes. 

En los últimos cinco años se han identificado en Bolivia al menos 20 formas insólitas para transportar la droga de manera oculta.

Algunas artimañas se han repetido varias veces y todavía siguen siendo aplicadas, mientras otras solo fueron probadas una vez.

La lista de los objetos y lugares donde se camufla la droga es amplia. Las autoridades policiales dan a conocer algunas descubiertas en Cochabamba.

Drogas en BoliviaENLATADOS

Diferentes tipos de conservas como sardinas, jugos de durazno, palmitos y leche han sido utilizados por los narcotraficantes para llevar la droga en encomiendas o maletas. 

MANDOLINA

Narcotraficantes en Cochabamba fabricaron un doble fondo en una mandolina para esconder droga húmeda.

Allí trataron de ocultar al menos 10 paquetes con 170 gramos de cocaína húmeda. Su destino era España.

CARTONES

La parte ondulada de este material sirvió para esconder droga y luego volver a pegar la parte lisa. El cargamento con 46 kilos fue descubierto en la localidad de Santiváñez.

MOQONCHINCHI

En más de una ocasión la Policía decomisó clorhidrato de cocaína oculta al interior de duraznos deshidratados (moqonchinchi) que iban a ser trasladados al mercado europeo.

ROPA

Otro artículo que usan los narcotraficantes para camuflar la droga es la ropa. La trasladan impregnada en una prenda de vestir para luego aspirarla

Los agentes antinarcóticos encontraron 3.080 gramos de cocaína impregnada en trajes de Papa Noel y adornos navideños. 

CHUÑO

Al igual que con el durazno deshidratado, la Policía identificó droga que estaba a punto de ser trasladada a España y que era camuflada dentro del chuño.

ZAPATOS

En una encomienda se intentó sacar al menos 7 kilos de cocaína camuflados en 4 pares de zapatos de mujer. Su destino era Perú y luego España. En otro caso se encontró droga en la planta de sandalias de mujer.

PIMIENTOS

Por el fuerte olor que tiene este condimento, éste es utilizado por los narcotraficantes para esconder la cocaína. En Santa Cruz se encontraron 22 ajíes de pimiento que contenían droga.

BOLSA DE DORMIR

Españoles que intentaban viajar a Madrid fueron detenidos por intentar sacar 18 kilos de cocaína en un saco de dormir.

EXTINTORES

Al sur de Bolivia, en Potosí, se intentó trasladar vía terrestre 11 extintores que dentro llevaban 111 kilos de cocaína. Su destino era Argentina.

RUEDAS Y AGARRADORES DE MALETAS

En Santa Cruz, narcotraficantes intentaron sacar droga rumbo a España en las ruedas de una maleta de viaje.

En los controles se detectó que había droga en la maleta, pero tuvieron que destrozarla parte por parte para identificar el escondite. Uno de estos era el agarrador, donde se había colocado la droga.

CERÁMICAS

En un bus de transporte interdepartamental de Chuquisaca los policías encontraron droga camuflada entre cerámicas.

TARJETA

Impregnada en una tarjeta de felicitaciones, narcotraficantes trataron de sacar droga rumbo a Holanda en una encomienda.

ARTESANÍAS

En El Alto se encontraron 54 piezas de artesanías que estaban siendo trasladadas con cocaína en su interior. El destino era Holanda.

MOÑO DEL PELO

Una azafata fue detenida en el aeropuerto de Viru Viru cuando intentaba trasladar cocaína en el moño de su pelo.

JUGUETES

Carritos, muñecas, aviones y otros juguetes navideños fueron usados para esconder al menos cinco kilos de droga que estaban siendo enviados a España.

MOLDE DE DENTADURA

Camuflado entre adornos, un hombre trató de trasladar cocaína escondida en un molde de dentadura que intentaba ser llevada de Santa Cruz a España.

ELECTRODOMÉSTICOS

Las bases de las licuadoras, exprimidoras y equipos para elaborar zumo fueron usados para intentar trasladar la droga en varias ocasiones.

MACACOS

Son los compartimentos en los cuales los narcos esconden la droga. Utilizan cualquier parte del vehículo para camuflar el estupefaciente.

CÁPSULAS EN EL CUERPO

Ingerir droga es otra de las formas que también utilizan las denominadas “mulas” para transportar el estupefaciente. En estado líquido o sólido, las personas contratadas para este trabajo ingieren grandes cantidades de estupefacientes en cápsulas.˚

 

Narcos prefieren los macacos e implementan nuevos métodos

Los narcotraficantes en Bolivia utilizan los macacos cuando se trata de transportar droga de un departamento a otro o hacia el exterior

Los denominados macacos son compartimentos que se fabrican para ser instalados en vehículos livianos o pesados. El objetivo de los traficantes es ocultar la mercadería ilegal del control policial

Aunque la Policía no tiene estadísticas precisas sobre los casos de camuflaje de droga en autos con macacos, las autoridades de la fuerza antidroga reconocen que ésta es la forma más común en el país, sobre todo para llevar la droga a Chile.

Ya sea en los remolques, en el techo, en los motores, debajo de los asientos, del tablero, en la carrocería o en cualquier otro sector del vehículo, los narcotraficantes se las ingenian para construir compartimentos en el vehículo, donde puedan esconder la cocaína u otro tipo de estupefaciente.

Estas formas de trasladar la droga han sido descubiertas en Bolivia.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), coronel Marco Ballón, indicó que con mayor frecuencia se encuentra droga en compartimentos de motorizados de alto tonelaje, como cisternas o camiones. Sin embargo, los vehículos de pequeño tamaño también son utilizados para este tipo actividad ilícita. 

Hace dos semanas, por ejemplo, 52 kilos y 635 gramos de marihuana en paquetes, además de 120 litros de cocaína, eran trasladados a Chile en un camión tipo tráiler.

Para camuflar la cocaína, los traficantes fabricaron un tanque de combustible con tres compartimentos. El del medio contenía diésel, pero los otros dos, de los extremos, estaban con droga. Los policías antidroga descubrieron y secuestraron la carga ilegal en la zona de Parotani.

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Los narcotraficantes solían envolver la cocaína o marihuana en paquetes tipo ladrillo, recubiertos con cinta adhesiva, como una de las formas más comunes para transportar la droga. 

Y si bien ese método se sigue aplicando para camuflar la droga y lograr que ésta llegue a otros destinos en el exterior, los narcotraficantes se inventan formas de transformar la droga

Una nueva modalidad es convertir la cocaína sólida en líquida para colocarla en envases de champú, refrescos u otros.

Ésa es una de las nuevas formas, copiadas de México, para transportar la droga también en el cuerpo.

En los últimos años, los denominados tragones, que ingieren cápsulas para realizar viajes, han dejado atrás la droga sólida y han comenzado a llevar en su cuerpo la droga líquida en pequeños globos, que si presentan una fuga pueden matar en cuestión de minutos a la persona que la porta.

En el caso de la mandolina que fue encontrada en la zona de K’ara K’ara, se investiga aún en el laboratorio de la FELCN el proceso que realizaron los narcotraficantes para convertir la droga en húmeda y flexible, a la que además le quitaron el olor para burlar los controles policiales.

Ballón explicó que este tipo de fenómeno no había sido visto antes en el departamento y que es una de las novedades de los narcotraficantes

Cuando los efectivos antidroga pensaban que lo habían visto todo, el hallazgo de una casa donde se presume se elaboraba droga “ice”, los dejó sorprendidos.

Al menos 4 kilos de la droga conocida en el exterior también como metilanfetamina fueron encontrados, aunque este tipo de estupefaciente ya tiene mucha presencia en el exterior.

 

Tráfico de drogas llevó este año a 1.200 personas a la cárcel

En el peligroso negocio del narcotráfico la pérdida de la libertad es el costo que deben pagar las personas que se animan a ser “mulas” y transportar droga de un lado a otro.

Los testimonios de Claudio, de nacionalidad española, y Daniel, de nacionalidad peruana, ambos detenidos en la tranca de Locotal por tráfico de drogas, son el reflejo de la realidad de cientos de personas, extranjeras y bolivianas, que se dedican a esta ilegal actividad por dinero.

La presión de sus amigos, un boliviano y un dominicano, obligó a Claudio a aceptar el traslado de droga de Perú a España.

Su cargamento era de tres kilos, que los llevaba escondidos en su maleta, pero fue detenido y no recibió el dinero.

Lo mismo le pasó a Daniel a quien le ofrecieron 3 mil dólares por llevar 2 kilos de cocaína de Perú a Santa Cruz. Pero cuando llegaba a su destino fue detenido en la tranca de Locotal (Chapare).

En lo que va del año, el tráfico de drogas cobró la libertad de al menos 1.200 personas.

Esta cifra la dio a conocer el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, quién señaló además que el Gobierno y la Policía hacen todos los esfuerzos para capturar a lo narcos, ya que en muchas ocasiones éstos están mejor equipados que la fuerza antidroga, con equipos de comunicación y última tecnología. 

Según datos proporcionados por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico de Cochabamba, en lo que va del año son 122 las personas detenidas por el tráfico de drogas en el departamento.

La dirección departamental de Régimen Penitenciario indicó que del total de detenidos un 80 por ciento es de nacionalidad boliviana y un 20 por ciento extranjera.

LAS OFERTAS

ECONÓMICAS

Una de las principales artimañas que usan los narcotraficantes para convencer a las denominadas “mulas” para realizar el tráfico de drogas es el dinero.

Una persona que traslada droga puede conseguir entre 2 y 3 mil dólares si saca el cargamento a Chile o Perú. La ganancia llega a duplicarse y hasta triplicarse si el estupefaciente llega al continente europeo.

La tentación por obtener esas sumas de dinero es lo que convence a los traficantes a trasladar los estupefacientes escondidos en lugares o artículos que son camuflados por los distribuidores de la droga.

El Fiscal de Distrito, Freddy Torrico, manifestó que en todos los casos las “mulas” llegan a conocer solo a los distribuidores de la droga.

Los productores y dueños del negocio no se dejan ver y es por eso que son las “mulas” quienes pagan con su libertad el traslado de la droga.

En algunos casos éstos reciben un pago por adelantado antes de sacar la mercancía o cobran solamente si logran hacer pasar la droga.

CLANES FAMILIARES

El fiscal Torrico señaló que las “mulas” son principalmente personas de escasos recursos económicos que se prestan a esta actividad por necesidad.

El perfil del traficante de droga tiene rostro de mujer en la mayoría de los casos, indicó. Son las madres con muchos hijos, y desesperadas por su manutención, las que se involucran en el negocio del narcotráfico, manifestó.

Por su parte, el zar antidroga, Felipe Cáceres, señaló que hay clanes familiares detrás del traslado de la droga

“Son familias enteras, la esposa, el hijo, el sobrino y otros miembros más que se involucran en la fabricación y en el traslado de la droga”, señaló

PENAS DE CÁRCEL

El Fiscal de Distrito, a su turno, recordó que en Bolivia está prohibido el consumo y el tráfico de drogas

La Ley de Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, más conocida como Ley 1008 así lo prevé. En este sentido indicó que las personas involucradas en el tráfico son sancionadas con 10 a 15 años de cárcel y por el transporte el presidio es de 8 a 11 años.

“Son penalidades altas y una persona que incurre en esto por un monto determinado de dinero está arriesgándose no solamente a una condena de este nivel, sino a la desintegración total de su familia”, agregó.

La autoridad manifestó que uno de los problemas que le preocupa es el de los couriers que deben ingresar a la modernización e instalar cámaras de seguridad para identificar a las personas que entregan paquetes con artículos que contienen droga y ponen a falsos remitentes.

Indicó que esto ayudaría mucho a dar con las personas involucradas en el traslado de narcóticos.

 

El combate contra las drogas se efectúa por agua, aire y tierra

Estar un paso más adelante que los narcotraficantes es el reto y la tarea que tiene la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), institución que busca constantemente la capacitación de sus miembros para descubrir y desbaratar el tráfico de estupefacientes.

En el país se utilizan todos los medios posibles para evitar que los narcos burlen los controles, afirmó el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, quien reconoció que Bolivia es un país de tránsito de droga hacia el Brasil, Chile y Argentina, que luego es enviada a Europa.

Indicó que en la lucha contra el flagelo del narcotráfico trabajan más de 1.600 agentes distribuidos en todo el país.

Para truncar el transporte, los agentes están distribuidos en carreteras, trancas, aeropuertos e incluso lagos

AYUDA

El zar antidroga informó que cuando los policías requieren apoyo para detener a los traficantes de droga pueden solicitar ayuda a las fuerzas terrestres, aéreas y fluviales.

Por ejemplo, si se trata de realizar operaciones en lagos está el equipo de los Diablos Azules, que brinda apoyo a los agentes antinarcóticos. Los Diablos Rojos son los que prestan apoyo aéreo. Y si se trata del traslado por tierra, el refuerzo proviene de los Diablos Terrestres. 

“En cualquier momento los policías también pueden pedir la ayuda de los aviones Hércules”, agregó Cáceres.

AEROPUERTOS

La fuerza antidroga aplica los controles más rigurosos en los aeropuertos del país, especialmente en el eje troncal de donde salen los vuelos internacionales.

Allí existen filtros de control tanto para el pasajero como para las encomiendas y equipaje.

“Una de las partes fuertes del control está en los aeropuertos, allí contamos con la tecnología de los body scanners, para detectar a los tragones”, señaló Cáceres.

Además, los policías entrenados para identificar las actitudes de los traficantes hacen un seguimiento de los pasajeros desde que éstos ingresan en los aeropuertos.

Las cámaras de seguridad están instaladas en lugares inimaginables de los aeropuertos para realizar un seguimiento de aquellas personas que parezcan sospechosas al momento de viajar.

Actitudes, vestimenta y otros elementos, que no pueden ser revelados por la Policía, son determinantes a la hora de identificar a un traficante en las terminales aéreas.

El zar antidrogas manifestó que en el aeropuerto de Viru Viru es donde se descubren más casos de tráfico; empero, destacó la tarea de los agentes policiales en otros departamentos donde también se hace un trabajo de seguimiento.

Añadió que una de las tareas más importantes es ejecutada por los canes adiestrados.

“Las mascotas nunca se equivocan en la identificación de la droga, su trabajo es muy valeroso para nosotros”, señaló la autoridad.

En los aeropuertos los equipajes son revisados por uno, dos y hasta tres canes para un solo viaje en cada aeropuerto.

Además de la identificación de la droga en las maletas, los canes también realizan un trabajo de control en las encomiendas que son enviadas por courier mediante las líneas aéreas al interior y exterior del país.

CAPACITACIÓN

Un policía que ingresa a las filas de la FELCN se adiestra 90 días en el Centro de Entrenamiento Internacional “Garras del Valor”, de Chimoré.

En esta escuela, los policías aprenden todas las estrategias de detección de droga y, además, se les asigna un can con el cual trabajarán en un determinado sector.

Una parte de los policías que se adiestran en el país salen a capacitarse a Colombia, Francia, Inglaterra, España, Brasil. Y cuando existen invitaciones asisten a Chile y Argentina.

“Los policías de Colombia tienen apoyo de la cooperación internacional para el reconocimiento de laboratorios o pozas de maceración, y a su vez éstos apoyan a la Policía Boliviana”, precisó Cáceres.

El zar antidroga agregó que más allá de la capacitación operativa que reciben, los policías también son formados en informática y en el uso de las nuevas tecnologías como el satélite.

 

Sacrifican animales y utilizan alimentos e imágenes de santos

La angurria de los narcotraficantes no tiene límite. Los que se dedican a este negocio ilícito se valen de cualquier método para transportar estupefacientes de un lugar a otro

Para evadir los controles e inspecciones policiales, los narcotraficantes acuden a recursos cada vez más curiosos, desde cambiar el estado de la droga de sólida a líquida hasta esconderla dentro de rocas o piezas de máquinas metálicas, según el diario chileno La Segunda.

Pese a todo, la Policía especializada en la lucha contra el tráfico de drogas saca de circulación miles de kilos de cocaína y otros estupefacientes cada día

El diario español ABC destaca que "los traficantes de droga han agudizado su ingenio para camuflar el material en los lugares más insospechados".

EN ANIMALES Y OTROS OBJETOS

Un reportaje de ABC.es recoge algunos de los casos más insólitos de transportar droga

El camuflaje en los animales es una de las vías habitualmente utilizadas por los traficantes para llevar droga a otros países, pero las autoridades peruanas nunca se imaginarían que ésta viajaría dentro de un calamar gigante relleno no precisamente de tinta, sino de 700 kilos de cocaína. El destino era México y Estados Unidos

En EEUU, la brigada antidroga de Miami encontró 36 kilos de cocaína guardada en preservativos dentro de serpientes de más de metro y medio que no lograron pasar el escáner del aeropuerto

En otro caso, en 2006 la Policía de Texas halló un bote de Pringles en cuyo interior iban dispuestas patatas de cocaína

Dos años más tarde, la misma Policía tejana se topó con una delicada figura religiosa de porcelana en cuyo hueco interior viajaba una pieza maciza de tres kilos de cocaína

En España también existe el contrabando “creativo”, un viajero chileno aterrizó en el aeropuerto de Barcelona con una pierna escayolada en la que se escondía un alijo de casi cinco kilos de cocaína. El detenido tenía realmente la pierna rota

Asombrada quedó la Policía de Namibia (África) cuando detuvieron a un joven de 21 años en el aeropuerto de HoseaKutako y abrieron las 76 cajas de extensiones de pelo en los que se había pulverizado la droga

Ocho mil euros era el valor de mercado de la cocaína inyectada en unos escarabajos disecados que fueron interceptados en las aduanas de Amsterdam (Holanda)

Otro lugar habitual de tránsito de droga son las prisiones. En 2009 una madre fue detenida al intentar introducir anfetaminas en una prisión ocultándolas en pañales de bebé

Qué pensaría la ínclita Amelie (Cine) si descubriera que sus entrañables figuritas de gnomos de jardín fueron utilizadas por una mujer de Auckland (Nueva Zelanda) para pasar tres kilos de cocaína en el aeropuerto

Para terminar, en 2008 un hombre de 50 años fue arrestado cerca de las cataratas del Niágara intentando introducir de forma ilegal objetos religiosos y botellas de agua bendita. La sorpresa llegó cuando analizaron el contenido: Ketamina.

EN MÉXICO

Según el Museo del Narco en México, es un clásico convertir inofensivas donas en un postre altamente estimulante. Utilizando el principio de que no hay mejor manera de esconder algo que ponerlo a la vista de todos, los narcotraficantes simulan el azúcar propio de este producto poniendo cocaína. Cada cierto tiempo la Policía descubre nuevos intentos, pero al tiempo reconoce que pudieron pasar miles sin que nadie lo advirtiera, reseña el diario peruano El Comercio

Sucedió en Yucatán en 2009. Un insólito cargamento de tiburones fue requisado por la Policía. En su interior había paquetes de cocaína. La idea, al parecer, era evitar que los perros entrenados de la Policía olfatearan el contenido.

OTROS CASOS

En septiembre de 2008 agentes de la Policía Antidrogas de Perú evitaron la salida del país, vía correo postal, de más de 2 kilos de clorhidrato de cocaína y alcaloide de opio escondidos en barras de chocolate y botellas de plástico

En abril de 2010, la ciudad de Valencia, en España, habría sido el destino de los 22 kilos de clorhidrato de cocaína que fueron hallados en el almacén de una supuesta empresa exportadora en el Callao. La vía iba a ser marítima. La droga estaba camuflada en pulpa de frutas como maracuyá y mango

En junio de 2011 se incautó 113 kilos de clorhidrato de cocaína camuflados en una especie de torpedo de unos 2,5 metros de largo y 50 centímetros de diámetro, el cual se encontraba en la cabecera del muelle número uno del Callao, Perú, a unos 20 metros bajo el mar.

 

Los diversos escondites para la droga

A la hora de pensar en un escondite para la droga, los narcotraficantes intentan de todo.

Alimentos, prendas de vestir, artículos para el hogar, repuestos de vehículos y otros artilugios son utilizados por los narcos para esconder la droga, pero que gracias a los controles policiales terminan siendo descubiertos y decomisados.

Llevar la droga en forma sólida, líquida o transformarla mediante un procedimiento químico para que pase desapercibida es la tarea de algunos traficantes. Su último fin es sacar la mercancía del país para obtener ganancias en el extranjero.

En países como Brasil, Chile o Argentina la droga puede llegar a costar el doble o el triple y en Europa su valor se eleva hasta cinco veces más de lo que se comercializa en Bolivia

Esta promesa de ganancias hace que los narcotraficantes arriesguen todo por conseguir grandes sumas de dinero.// Opinión (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top