a


Con el relevo de José Mujica a la cabeza de la presidencia de Uruguay cambiará sin duda un estilo único y particular de gobernar, pero todos los candidatos electos el domingo mantendrán la austeridad que tanto llamó la atención en el mundo.

Sin duda, el exguerrillero tupamaro llevó hasta las últimas consecuencias el bajo perfil que es la regla de la política uruguaya. Pero pasando revista a los presidenciables, de izquierda a derecha, ninguno se proyecta fuera del campo de la igualdad social tan apreciada y protegida por los uruguayos.

"Nadie es más que nadie” es una expresión popular que los uruguayos llevan inscrita en el ADN y que José Mujica volvió a poner de moda.

Políticos y electores se proyectan como parte de una democracia social, publica el diario español El País desde la capital.

Políticos del mundoEn este contexto, las declaraciones de patrimonio de los candidatos, publicadas recientemente por el periódico El Observador, dan cuenta de la modestia con la que los políticos enfrentan el acceso al liderazgo de su partido o la llegada a las máximas instancias del poder.

El líder del Frente Amplio, Tabaré Vázquez, favorito de cara a las elecciones del 26 de octubre, tiene una de las mejores situaciones financieras dentro del grupo de presidenciables.

Médico especialista en oncología, tiene una pensión como expresidente (cargo que ejerció de 2005 a 2010) que no supera los 1.900 dólares mensuales y además sigue ejerciendo la medicina con ingresos que rondan los 1.800 dólares.

Su patrimonio total no llega, entonces,  al medio millón.

Durante su periodo como presidente eligió vivir en su propia casa, una residencia cómoda en el barrio de El Prado, antigua zona aristocrática de Montevideo ahora en decadencia.

Una bandera de Uruguay y un coche de patrulla policial eran las únicas señales de que allí vivía un presidente de la nación. 

Pero incluso esta modestia llegó a escandalizar a sectores del Frente Amplio, que consideran todavía demasiado ostentoso que su líder lleve un tren de vida de clase media alta, de médico con varias décadas de trabajo a cuestas.

Los orígenes humildes de Tabaré Vázquez lo protegen de cualquier suspicacia, no siendo así el caso del candidato sorpresa del Partido Nacional (centroderecha), Luis Lacalle Pou.

Hijo de un expresidente, Luis Alberto Lacalle, proviene de lo más parecido a una aristocracia que pueda haber en Uruguay.

Su familia es adinerada y, a tenor del despliegue de medios de su campaña electoral, sus apoyos también lo son.

Pero a los 40 años, Lacalle Pou presenta los menores ingresos de todos los candidatos presidenciales: un sueldo mensual de diputado de unos 4.000 dólares, un patrimonio de unos 136 mil dólares y muchas deudas.

Pero para cualquier político o ser calificado de rico o millonario equivaldría a un insulto, puesto que la derecha tradicional se considera sucesora del presidente José Battle y Ordóñez, fundador del Estado moderno y laico, quien preconizó una doctrina social que no perseguía a los ricos pero que, definitivamente, prefería acercarse a la realidad de los pobres.

Mate  uruguayo

Exportaciones Uruguay cerró el mes de mayo con exportaciones de bienes por valor de 1.128 millones de dólares, lo que representó un incremento del 7,8% con respecto al mismo mes del año anterior.

Ejemplo Diversas ONG defensoras de los DDHH consideran "ejemplar” la decisión del Gobierno uruguayo de acoger a refugiados de la guerra civil en Siria y a un grupo de presos de la base militar de EEUU en Cuba  Guantánamo.

El Gobierno defiende las medidas antitabaco

AFP / Montevideo

Autoridades del Gobierno de Uruguay defendieron  las medidas antitabaco del país y cuestionaron duramente a la gigante tabacalera Philip Morris, que presentó en 2010 una demanda contra Uruguay por dos medidas antitabaco aprobadas por el país sudamericano.

Esa reivindicación se produjo durante la inauguración de un Centro de Cooperación Internacional para el Control de Tabaco (CCICT) en Montevideo.

El CCICT, el tercero de su tipo en el mundo ya que existen otros en Finlandia y Australia, busca ser un polo de conocimiento, donde se asesorará al resto de los países de la región en los aspectos tributarios y jurídicos de la normativa uruguaya, además de realizar estudios sobre el tabaquismo y sus enfermedades asociadas, como el cáncer. 

"Es un reconocimiento que nos permite seguirnos proyectando como líderes en esta materia en todo el mundo”, destacó a los periodistas la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz.

Además, el centro -que es financiado por Uruguay y la Organización Panamericana de la Salud (OPS)- "está demostrando que Uruguay, más allá de los litigios que se le pueden hacer, va a seguir implementando esta política como una política de Estado”, añadió Muñiz. 

"No vamos a ceder a la presión de la industria tabacalera ni del comercio”. Philip Morris (PMI) presentó en 2010 una demanda contra Uruguay por dos medidas antitabaco aprobadas por el país sudamericano. Se trata de la primera vez que una empresa tabacalera demanda a un Estado.// Página Siete (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top