a


Cuando Julia Urquidi (Cochabamba, 1926-2010) decidió escribir la autobiografía Lo que Varguitas no dijo (1983) ya había salido una versión en telenovela de La tía Julia y el escribidor, basada en la novela de Mario Vargas Llosa, que cuenta la relación amorosa entre un joven escritor y su tía.

La obra de Urquidi es el testimonio de una mujer que vivió años felices y a la vez tormentosos en torno a los inicios del joven Vargas Llosa, en una relación que luchó contra los prejuicios de la sociedad, pero que no pudo ante la traición del escritor y su cambio ante la notoriedad como literato.

Julia relata que cuando conoció a Mario, en Cochabamba, a ella le pareció que el arequipeño era un niño engreído y antipático. No obstante, 10  años después, cuando ella tenía 29 años y él, 19, se volvieron a encontrar y su percepción había cambiado. Ella se había divorciado hacía poco y él ya era "un hombre de personalidad definida”.

Cuando Urquidi viajó a Lima para visitar a su hermana y a sus demás familiares, Mario acompañaba a su tía al cine y a pasear por las calles, en cuyos encuentros surgió una relación amorosa, aunque prohibida por la diferencia de edad y los prejuicios familiares y de la sociedad. 

Libros bolivianosCuando la familia se enteró de esa relación "prohibida”, buscó por todos los medios separar a la pareja, por lo que Mario y Julia decidieron escaparse para casarse en una población de Perú. Pese a la lucha por su relación, los recién casados fueron separados. Mario se fue con sus padres y Julia viajó a Chile, para vivir junto a sus familiares. Finalmente, la familia aceptó a la pareja, que decidió residir en la capital peruana. 

Urquidi recuerda que los inicios del matrimonio fueron difíciles, principalmente por los problemas económicos, ya que Varguitas incluso tuvo que recurrir a varios empleos para subsistir.

Gracias a una beca de estudios en Europa, Mario y Julia se fueron, primero, a Madrid y luego a París.

En aquel continente también pasaron épocas duras, pero con la convicción de Vargas Llosa de ser un escritor reconocido y con el apoyo incondicional de Julia, quien transcribió una y otra vez los borradores de La ciudad y los perros.

La relación se fue derrumbando lentamente por causa -según Urquidi- de los maltratos e infidelidades de Varguitas. En episodios con flirteos de Vargas Llosa e intentos de suicidio de Urquidi, el punto decisivo para la separación ocurrió con la llegada a París de las sobrinas de Julia: Wanda y Patricia.

Esta última fue con quien Mario traicionó a Julia.

Durante esta conflictiva etapa se estaba creando La ciudad y los perros, obra que Julia reescribió muchísimas veces y que sirvió a Mario para hacerse conocido en el mundo literario.

El matrimonio se rompió después de nueve años y fue doloroso para Julia debido a que un año después del divorcio, Vargas se casó con Patricia. 

La relación entre Mario y Julia, pese a la separación, era de respeto mutuo, pero ello cambió cuando, en 1977, fue publicada la novela La tía Julia y el escribidor, en la que Vargas Llosa revela detalles de su relación amorosa con Julia Urquidi. 

Pese a todo ello, la tía Julia decidió no comentar por las revelaciones de su vida privada, aunque reconoció que se sintió amargada. Cuando se enteró de la salida de la telenovela sobre La tía Julia y el escribidor, la cochabambina  decidió por fin escribir una autobiografía,  su versión sobre la historia del arequipeño y su tía.

Urquidi revela que le fue difícil publicar su autobiografía, ya que en Perú ninguna editorial quiso hacerlo. Finalmente, la editorial boliviana Khana Cruz  decidió publicar la obra, con la edición de Carlos Mesa.

Esta historia entre realidad y ficción termina así. La expresidenta de la Cámara de Senadores, Betty Tejada, rememora que Julia Urquidi, que vivió sus últimos años en Santa Cruz, contaba que seguía recibiendo cartas de su escribidor. "¿Y qué te escribe, Julita?”, pregunta Tejada.

"Que se arrepiente de haberme causado tanto dolor y que vendrá a visitarme para explicarme algunas cosas, pero no puedo mostrarte las cartas; sería un lío si las dejo por ahí, así es que las quemo”, responde Urquidi.

Julia Urquidi falleció el 10 de marzo de 2010, siete meses antes de que Marito recibiera el Premio Nobel de Literatura.

Vida Julia Urquidi nació en Cochabamba el 30 de mayo de 1926. Murió el 10 de marzo de 2010.  

Obra  Lo que Varguitas no dijo fue publicado en 1983  por la editorial  Khana Cruz  con la edición de Carlos Mesa.// Página Siete (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top