a


Las principales organizaciones políticas de oposición Unidad Nacional (UN), Movimiento Demócrata Social (MDS) y el Movimiento Sin Miedo (MSM) mantienen su respaldo a un proyecto único de oposición como discurso político, pero el gran obstáculo, que prácticamente descarta esta opción de unidad, es que ninguno de estos partidos quiere que su presidenciable sea “segundo”.

Analistas y partidarios de estos frentes políticos reconocieron que será muy difícil juntar a las tres opciones con el solo slogan “todos contra Evo”, porque consideran que debe ser en función a propuestas programáticas y no de fervor electoral coyuntural.

El analista Marcelo Silva dijo que si bien la unión de estos tres partidos es una opción “muy importante” para evitar una holgada victoria con dos tercios del candidato oficialista, la dificultad radica en sus líderes que no quieren ceder su candidatura presidencial para ser segundo o marginado, pese a mostrar públicamente su disposición a un bloque único.

Según el diputado opositor Jaime Navarro, en UN que proclama el Frente Único, su líder Samuel Doria Medina está dispuesto a ser segundo si así lo define una encuesta interna entre los tres presidenciables.

Políticos en Bolivia“Se debe preguntar al electorado, a la ciudadanía qué candidato debe ir a la presidencia y vicepresidencia, no podemos decidir que determinada persona vaya como el principal candidato y el otro quede descartado, debe ser democrático para encarar una fuerza única sólida”, afirmó el asambleísta.

En UN están confiados en las últimas encuestas que le dan el primer lugar a Doria Medina. Sin embargo, si hubiera elecciones primarias entre los tres principales candidatos opositores para enfrentar a Evo Morales en las elecciones, el ganador sería la opción “no sabe/no responde” con 38.6 por ciento , según la encuesta de Captura Consulting del 27 de abril.

Esta muestra ubica al empresario cementero Samuel Doria Medina como el postulante opositor mejor posicionado con 24.8 por ciento de la intención de votos, seguido de cerca por el gobernador cruceño Rubén Costas con 22.1 por ciento , y más atrás se encuentra el exalcalde paceño Juan del Granado con 14,5 por ciento .

Estas encuestas, según Navarro, motivan a insistir en una alianza única por responsabilidad histórica que permita enfrentar con solvencia a los candidatos del oficialismo.

A su turno, Edwin Herrera, vicepresidente del MSM, manifestó nítidamente la decisión de distanciarse de Doria Medina. Sin embargo, saludó las coincidencias programáticas con el partido de Costas para lograr una posible alianza.

“Lo que hemos acordado con los Demócratas es hacer una consulta partidaria. Estamos organizando congresos departamentales para las candidaturas de la presidencia y vicepresidencia; todos los militantes del país deben decidir esta posible alianza, la consulta es al MSM, a simpatizantes y 34 organizaciones del partido”, afirmó.

Es decir que el MSM respaldará una alianza de “magnitud” solo con los Demócratas si sus bases, aliados y su cúpula orgánica así lo deciden, pero no incluye a Doria Medina.

En tanto, Vladimir Peña, secretario de gobernación cruceña y dirigente del MDS, dijo que su partido está dispuesto a las coaliciones, pero la prioridad es la apuesta del gobernador de Santa Cruz que “quiere ser candidato a la presidencia”.

Afirmó que las diferencias y cálculos políticos están “bloqueando” una alianza única, por lo que aseguró que su partido político está preparado para ir solo a los comicios, con Costas a la cabeza.

Apuntes.

Alianzas pequeñas

Los tres frentes de oposición que buscan enfrentar al MAS en las elecciones generales de octubre apuestan por aliarse con sectores que no son tomados en cuenta por el oficialismo, entre ellos los “marginados” y por quienes aseguran se desencantaron del proceso de cambio.

Demócratas, Sin Miedo y Unidad Nacional descartan alianza con Tuto

Por considerarlo un candidato desfasado del momento político y que pertenece al pasado que le falló al país, las principales organizaciones políticas opositoras Unidad Nacional (UN), Movimiento Demócrata Social (MDS) y el Movimiento Sin Miedo (MSM) descartaron cualquier posibilidad de alianza electoral con el expresidente Jorge Tuto Quiroga del partido Demócrata Cristiano (PDC).

“Es imposible una alianza con Tuto, que es parte del pasado y no encaja en los planes del MSM que propugna otros postulados con visión renovada”, afirmó el vicepresidente del MSM, Edwin Herrera.

Además, dijo que Quiroga tiene el antecedente y la percepción ciudadana de que “le falló al país en su gestión de gobierno (2001-2002)”.

Por su parte, Vladimir Peña, secretario de la gobernación cruceña y dirigente del MDS, dijo que es “muy difícil” una alianza con el exaliado y vicepresidente del difunto exmandatario Hugo Banzer Suárez, porque tiene el estigma de haber pertenecido al “pasado”, de los políticos tradicionales.

Sin embargo, abrió las puertas de los demócratas para que otras organizaciones y agrupaciones ciudadanas se sumen a ese proyecto, y de esa manera lograr alianzas que contribuyan al trabajo electoral.

En tanto, el diputado de UN Jaime Navarro manifestó que en su partido no se habló de la posibilidad de acercarse a Tuto porque se perfila un bloque único con Rubén Costas y Juan del Granado.

En respuesta a esa afirmaciones, Tuto Quiroga criticó las alianzas políticas de la oposición porque, a su juicio, solo son para mantener “pegas y curules” y no así un proyecto ganador para enfrentar al “totalitarismo” del Movimiento Al Socialismo.

El candidato por PDC dijo que lo importante es buscar una “verdadera” democracia en el país y que, por tanto, las alianzas coyunturales de algunos opositores apuntan a ganar pequeños espacios en el Legislativo o generar cierta incidencia en las decisiones parlamentarias.

“Las alianzas de los principales partidos de oposición no tienen un norte claro, porque buscan pegas y conseguir curules en la Asamblea Legislativa, luego no hay claridad política”, agregó.

El expresidente anunció que, además, la segunda semana de junio oficializará su candidatura por el PDC, aunque dijo que por el momento no tiene pensado el nombre de su acompañante de fórmula a la vicepresidencia.

CERO ALIANZAS Ante la ausencia de coincidencias programáticas, pero principalmente por las disputas de espacios claves para las candidaturas, los principales partidos de oposición no lograrán alianzas entorno a un bloque único de oposición que enfrente al MAS, según los oficialistas.

El presidente del Senado, Eugenio Rojas, manifestó que la oposición carece de liderazgo nacional, de unidad y “como no tiene posibilidades de llegar al Gobierno, tampoco posee un programa serio presidencial.

Candidaturas pequeñas quedarán postergadas

Las candidaturas consideradas pequeñas de la exdirigente vecinal Fanny Nina, la diputada Adriana Gil, el exministro Félix Patzi, el dirigente indígena Fernando Vargas de los Verdes, entre otros, pasarán desapercibidas en las elecciones de octubre porque serán unos “comicios polarizados” entre el oficialista Evo Morales y las alternativas opositoras de Samuel Doria Medina, Juan del Granado y Rubén Costas.

El politólogo Marcelo Silva dijo que ese entorno de pequeños opositores no influirá en “nada” en los votos que estarán polarizados. “En los últimos años, el ambiente electoral se ha concentrado en dos bloques y no creo que cambie esa dinámica, sobre todo, con el voto duro de Evo Morales”, agregó.

Según Silva, la candidatura oficialista de Evo Morales y Álvaro García Linera junto con las opciones opositoras dispersas o aliadas de Rubén Costas, Juan del Granado y Samuel Doria Medina van a concentrar casi un 90 por ciento de los votos y el restante 10 por ciento entre los pequeños.

Recordó que en las elecciones de 2009, el 93 por ciento del electorado boliviano estuvo concentrado entre el MAS, Convergencia Nacional y Unidad Nacional. “Por eso se deduce que no hay espacios para posiciones o partidos intermedios, cuando el ambiente electoral es altamente polarizado”, aseveró.

Indicó que el verdadero espacio de una irrefutable pulseta electoral para los partidos pequeños está en los comicios municipales y departamentales.

A su vez, el analista Carlos Cordero dijo que el voto se concentra en el MAS y las alternativas grandes de oposición, lo que mantiene postergado con porcentaje mínimo a los partidos pequeños.

“El discurso crítico de las candidaturas pequeñas en contra el Gobierno puede ser que le reste votos a los oficialistas”, agregó.

Recordó que en las elecciones 2005 y 2009 se ha visto la polarización del voto y solo dos partidos fueron los que concentraron la mayoría de la votación.

“Sin duda, el protagonista principal será el MAS y uno o dos partidos de oposición concentrarán el voto”, aseveró.

En cambio, candidaturas pequeñas, continuó, no fragmentarán el voto opositor sino irán en contra del oficialismo por ser críticos a Morales.// Opinión (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top