a


A siete días de cumplirse 15 años del horrendo crimen que fue víctima la niña Patricia Flores Velázquez en agosto de 1999, el tribunal del Juzgado Segundo de Instrucción Penal Liquidador presidido por la jueza Amalia Morales ayer condenó a 30 años de presidio, a Odón Mendoza Soto que debe cumplir su condena en la penitenciaría de Chonchocoro. Los delitos por el que fue condenado Mendoza son violación y asesinato.

Por incumplimiento de deberes fueron sentenciadas a cumplir un año de presidio las porteras Margarita Uzeda y Berna Porcel, además de la directora Dora María Vargas de Villarreal; pena que la deben cumplir en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes que será apelada y podrán salir con el perdón judicial. Falló que, sin embargo, fue observado por parte de la querella.

La decisión judicial absolvió de pena y culpa a la profesora de la niña Patricia, Amparo Lunario, al igual que a José Luis Flores y Reynaldo Flores.

La audiencia de lectura de sentencia se llevó a cabo en el Salón Rosado de la Corte Departamental de Justicia, que se vio abarrotada de gente que estuvo expectante a la lectura del fallo.

Violaciones y asesinatos en BoliviaComo parte de la querella estuvo presente el ministro de Educación, Roberto Aguilar, la madre de la menor Martha Velázquez y la abogada Paola Barriga. A la audiencia también acudió el defensor del Pueblo, Rolando Villena.

TENSIÓN

Una hora y media duró la lectura de la sentencia que tomó como referencia todos los incidentes y pruebas presentadas durante el juicio oral llevado adelante por el lapso de los últimos tres años.

Durante la lectura de la misma se hizo referencia a la última vez que fue vista por su madre cuando esa mañana del 27 de agosto de 1999 fue dejada en su escuela Vicenta Juaristi Eguino. De ahí hasta la noche del 31 del mismo mes cuando encontraron su cuerpo en el depósito de dicho establecimiento educativo con aparentes signos de haber sido abusada sexualmente. De acuerdo con el reporte sobre el deceso, Patricia falleció por asfixia, traumatismo craneal y abuso sexual.

Entre los principales indicios están las huellas de zapato encontradas en la pared del baño de varones, que está al lado del depósito donde fue encontrada sin vida Patricia y que las mismas pertenecerían a Odón Mendoza.

También está el hecho de que ante la imposibilidad de Mendoza de tener relaciones sexuales la investigación refiere que hizo uso de otros medios como un palo de escoba que fue encontrado en la escena del crimen y que habría sido utilizado para “introducirlo en la vagina de la menor y de esa forma satisfacer sus aberraciones sexuales”.

De acuerdo con el examen de laboratorio a los cultivos realizado en la Clínica 16 de Julio que cursan en fojas 269, Odón Mendoza padece de enfermedad venérea, “estafilococo (gonorrea) que se transmite por contagio. Los análisis clínicos realizados al cadáver de la niña determinó que en dichas muestras se presentaba esta enfermedad (…) lo que llevaba a inducir que Odón Mendoza había tenido contacto genital con la menor…”.

IMPLICADOS

Al final de la audiencia, Reynaldo Flores apoyado en una muleta lanzó gritos contenidos por más de tres años de estar encerrado en Chochocoro. “Se me hizo justicia” y terminó entre los brazos de su madre.

José Luis Flores abandonó el salón escoltado y en silencio, al igual que la profesora. Mientras el llanto se apoderaba de las porteras y la directora del Establecimiento.

El blanco de las grabadoras y cámaras de televisión fue Odón Mendoza quien atinó a decir que el tribunal falló contra su persona. “Es una vergüenza con este tribunal que ha fallado contra mi persona (…) Es una gran injusticia pero voy a seguir luchando hasta salir libre y les voy a demostrar…”.

SATISFACCIÓN Y LLANTO

Martha Velázquez, madre de Patricia, en medio del llanto dijo que esperó tantos años para escuchar la sentencia a pesar de que la Justicia no actúa debidamente porque siempre pone trabas. “15 años he esperado y mire hay que tener mucha plata, pero gracias a mi abogada que no me ha cobrado un peso…”, indicó.

La gestora de esta sentencia Paola Barriga dijo a los periodistas, “como parte civil nos sentimos bastante complacidos, es una victoria para la parte civil, la familia y para todo el país que en 15 años se halló justicia”.

PREVENCIÓN

Para el ministro de Educación, Roberto Aguilar, este fallo obliga a contar con políticas preventivas para subsanar fallas administrativas en los centros educativos que permitieron a una persona con antecedentes de alcoholismo ingresar al centro educativo. “Los directores no pueden permitir que ingrese gente extraña y los porteros deben tener un mecanismo de acceso a la Unidad Educativa”.

TRAS 15 AÑOS

El defensor del Pueblo, Rolando Villena, sobre el fallo señaló que tuvo que pasar mucho tiempo para hacer justicia a una niña que murió a los diez años. “Esto es una alerta muy seria para todas las unidades educativas que la permisividad con el que se actúa, somos demasiado tolerantes y complacientes con la violencia ejercida contra la niñas en las unidades educativas. Debemos entrar ya en medidas mucho más concretas de control, más estrictos de modo tal que la situación de indefensión a las niñas y la suerte que ha pasado Patricia no vuelvan a repetirse con ninguna otra niña”.

Para recordar los 15 años del deceso de Patricia Flores, el martes 27 se llevará a cabo una misa en la Catedral Metropolitana de La Paz donde toda la población fue invitada.// El Diario (NET)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top