a


Las economías populares crecen y una forma de manifestarse es en la fiesta; “la fiesta entendida no sólo como el espacio de visibilización y de intensificación de las relaciones sociales, sino también como un espacio sobre todo donde la acumulación (económica) y la diferenciación (social) se expresan”, dice el sociólogo Alfonso Hinojosa, investigador del Centro de Investigaciones Sociales (CIS), que estudia este tema.

La investigación de Hinojosa se inscribe dentro de los intereses de estudio del CIS, que se ha dado a la tarea de analizar el modelo económico popular. En el marco de la presentación de avances de esas investigaciones, en el marco de la pasada Feria del Libro, la socióloga Ximena Soruco, miembro del CIS de la Vicepresidencia, explicó que desde que la época neoliberal entró en crisis, las economías populares se convirtieron en colchones de autoempleo que reforzaron las redes sociales y la pertenencia a los gremios. En ese marco las investigaciones que se desarrollan en ese instituto intentan “analizar qué novedades genera esta sociedad en crecimiento económico, en intensificación de la migración campo ciudad, en procesos de movilidad social de los sectores populares”.

El estudio de Hinojosa se concentra en el éxito económico de los sectores populares en el comercio y las redes sociales que se establecen con grupos de migrantes en el exterior. Más precisamente estudia las dimensiones festivas entre ámbitos locales con fuerte vínculo a centros globales, esto a partir de procesos emigratorios del altiplano paceño hacia las ciudades de Buenos Aires (Argentina) y San Pablo (Brasil) para insertarse en el trabajo textil a partir de la subcontratación.

“La fiesta entendida no sólo como el espacio de visibilización y de intensificación de las relaciones sociales, sino también como un espacio sobre todo donde la acumulación (económica) y la diferenciación (social) se expresan”, dice Hinojosa. Las sociedades del altiplano paceño tienen antecedentes e historia de procesos de movilidad humana, de ahí que es fácil estudiar los procesos de desplazamiento geográfico hacia el exterior.

Fiestas en BoliviaLas economías populares transnacionales se visibilizan mediante las remesas que llegan a La Paz desde afuera, y que se manifiestan en la fiesta, específicamente los casos estudiados son de las festividades de Sica Sica y Guaqui, hasta donde retornan los emigrantes para bailar. Las fiestas se reproducen en los lugares de destino de los migrantes, las ciudades de Buenos Aires y San Pablo, en un fenómeno que refleja una transnacionalización de la fiesta ligada a estas economías populares. Así se crean además escenarios de procesos de acumulación y de prestigio a través de la exhibición.

“En aquellos lugares donde han estado, han reproducido de manera notoria e intensa los elementos culturales, entre ellos la fiesta patronal, sobre todo, entre la gran variedad que existen, la Virgen de Copacabana, lo cual denota la pertenencia y el origen de estos emigrantes”, explicó Hinojosa, para quien la importancia de este estudio radica en mirar directamente a la sociedad y las dinámicas que se desarrollan dentro las economías populares y procesos económicos.

La fiesta convoca también al retorno permanente de los emigrantes a sus pueblos de origen. Es lo que sucede en Sica Sica, lugar que ha dado migrantes internos (no hacia el exterior), donde sus habitantes mantienen negocios con China pero se han vinculado territorialmente con las principales capitales del país.// PIEB (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top