a


La libertad, el pluralismo y la independencia de los medios de comunicación, al igual que la seguridad de los periodistas, ha sufrido una alteración y cambios generados por la tecnología y por la crisis financiera, como tendencia global registrada en los últimos seis años, según un estudio realizado a nivel mundial por la UNESCO.

El documento “Tendencias mundiales en libertad de expresión y desarrollo de los medios: Situación regional en América Latina y el Caribe”, elaborado por la UNESCO mirando a 33 países de la región, contiene esa evaluación regional, que forma parte de otro reporte global.

La introducción de las TIC, desde la red Internet hasta la televisión digital, ha derivado en un incremento de los medios de comunicación públicos, los medios sin fines de lucro y/o comunitarios, en un marco de pluralismo que se había visto limitado por la concentración de medios de comunicación comerciales en pocas manos que, además, se inclinaban hacia una uniformidad de contenidos.

El ingreso de la red Internet en la región ha aumentado sostenidamente de estar en uso del 24% de la población en 2007 a un 43% el año 2012; en similar periodo la tasa de abonados a teléfonos celulares aumentó de 67 por cada 100 habitantes a 109 por cada 100 en 2012.

Tecnología y comunicación“Esta tendencia en la conectividad –dice el informe– y el acceso a los medios y las expresiones digitales es un indicador de que las minorías sociales y étnicas (que en años recientes han estado escasamente representados en las fuentes de medios tradicionales de la región) han incrementado su presencia en la esfera pública. Las nuevas fuentes de medios en línea han tenido un impacto positivo en la región, y específicamente en los derechos a la expresión pública de las minorías y de los grupos vulnerables o marginalizados, como los pueblos indígenas”. A pesar de ello la concentración de los medios en manos privadas continúa siendo un factor presente.

Pero no solo las TIC, sino que también la crisis financiera, han afectado las estructuras económicas y organizacionales tradicionales de los medios de comunicación, los marcos legales y regulatorios, las prácticas periodísticas, y los hábitos de consumo y producción de los medios. La plataformas mediáticas y del acceso a éstas se han multiplicado, lo que ha facilitado el surgimiento del periodismo ciudadano y la prensa independiente, al tiempo que las prácticas periodísticas y el negocio de las noticias se están reconfigurando.

En contraposición, a los medios tradicionales no les ha ido tan bien puesto que dependen de la publicidad estatal para sobrevivir y no experimentan un impacto importante. A esto se suma el hecho de que la publicidad estatal se ha utilizado para “castigar o recompensar determinadas líneas editoriales”.

Por último, el documento se concentra en el ejercicio del periodismo en la región para mostrar que este oficio “enfrenta desafíos estructurales que son la consecuencia de la combinación de las limitaciones de tiempo y de recursos, las deficiencias en los sistemas educativos y la escasa calidad de los cursos de periodismo”. Un estudio de la Fundación Konrad Adenauer y el Instituto Prensa y Sociedad, realizado en 11 países en 2005, muestra que el 60% de los periodistas consultados están constantemente en busca de nuevas oportunidades de desarrollo profesional, generalmente por iniciativa propia y con escaso estímulo o apoyo financiero de los medios donde trabajan.// PIEB (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top