a


Quillacollo que en septiembre cumplirá 109 años de fundación experimenta un acelerado crecimiento urbano aunque la dotación de servicios básicos sigue relegada. En 2013, la Alcaldía aprobó 750 edificaciones, 40 por ciento de ellas eran edificios de más de tres plantas. Este año se aprobaron 400 solicitudes y las construcciones verticales superan el 40 por ciento, informó el director de Urbanismo del municipio, Erick Rojas.

Explicó que el municipio crece un 300 por ciento cada año y que hay un despegue de la construcción atribuido al crecimiento económico del país. “Desde hace unos cinco años atrás se incrementaron las solicitudes de permisos de construcción de edificios”, sostuvo.

La mayoría de las nuevas edificaciones son condominios, edificios multifamiliares y centros comerciales. Pero, también hay solicitudes para la construcción de un cine y una plaza de comidas. El funcionario considera que esto es una muestra del crecimiento económico. “Quillacollo es un punto de conexión estratégico entre Cochabamba y el occidente del país, por lo que algunas empresas están dispuestas a invertir. Pero, tampoco se puede negar el bienestar económico del país”, afirmó.

Añadió que la construcción de edificios se debe a que la mayor parte de la población prefiere comprar un departamento, porque es de menor costo que una vivienda horizontal. “El municipio está a favor de ello, porque así protegemos nuestras áreas agrícolas”, enfatizó Rojas.

Lugares de CochabambaQuillacollo comenzó a recibir desde 2011 solicitudes para aprobar títulos de propiedad vertical. “Como no teníamos ninguna norma para regular aquello tuvimos que aprobar el reglamento de propiedad vertical que ahora utilizamos para entregar el título al propietario”, dijo.

Pese a este crecimiento, el municipio sólo cuenta con la Ordenanza 64/90, aprobada en 1990, para la construcción de edificios en este municipio.

El presidente del Colegio de Arquitectos de Quillacollo, Juan Carlos Trujillo, manifestó que esta norma ha quedado obsoleta y tiene muchos vacíos. Por lo que, los profesionales deben basarse en las ordenanzas del Cercado para la construcción de edificios.

“En los años noventa no habían edificios en el municipio, sólo algunas construcciones que no superaban las dos o tres plantas. Actualmente, la situación ha cambiado hay infraestructuras que superan los cinco pisos que se construyen en base a ordenanzas de Cercado, porque Quillacollo no las tiene”, dijo.

Trujillo afirmó que debido al vacío legal para la construcción de edificios, el municipio aprueba todo tipo de planos sin basarse en normas. “Nosotros como Colegio de Arquitectos hacemos observaciones y les pedimos que corrijan cosas básicas como la iluminación, ventilación y otros”, afirmó.

Ante esta situación, Rojas informó que la próxima gestión se creará una ordenanza para regularizar estas construcciones. “Hay casos de urgencia en los cuales crear una ordenanza y posteriormente aprobarla nos llevaría tiempo. Por ello tomamos las de Cercado. Además, este municipio aprobaba las edificaciones de Quillacollo hasta 1970”, recordó.

Rojas comentó que también en las áreas periféricas de Quillacollo, las construcciones están creciendo. Pero, un 60 por ciento de éstas es ilegal ya que no tienen la aprobación de planos y títulos de propiedad. “Este crecimiento desordenado e ilegal se debe a loteadores, pero también a la ampliación de la mancha urbana, debido a que las tierras agrícolas están siendo fraccionadas, pero por el momento la ampliación de la mancha urbana no ha sido aprobada y los vecinos hacen las construcciones a su criterio”, dijo.

La Alcaldía también tiene pendiente ejecutar el Plan Maestro de Saneamiento Básico.

OBSERVACIONES Y FALTA DE NORMATIVA ESPECÍFICA

MIRTHA CONDORI, CONCEJAL DE QUILLACOLLO

“No hay ordenanza específica”

No tenemos una ordenanza específica para la construcción de edificios, tenemos una norma que es muy genérica y lamentablemente no se ha podido sacar otra. Los edificios se continúan construyendo, por esa razón la elaboración de una norma es importante. Gestiones pasadas no respetaron el Plan General de Reordenamiento Urbano, por lo que también existe gran cantidad de denuncias de construcciones que estarían fuera de norma en el área urbana y periurbana.

JUAN CARLOS TRUJILLO, PRESIDENTE DE COLEGIO DEL ARQUITECTOS QUILLACOLLO
“El crecimiento es caótico”

Lamentablemente, la Alcaldía no regula el crecimiento urbano, por lo que éste es caótico. Incluso, la misma Alcaldía infringe las normas básicas de construcción debido a que cierra áreas verdes impidiendo a los vecinos ingresar a su domicilio. Hay normas básicas que determinan que se debe dejar un ingreso de tres metros como mínimo para una vivienda, pero sacan ordenanzas donde dan un metro. Se han llegado a juicios donde se ha dado la razón a los vecinos.

IVAN COCA, EXPRESIDENTE DEL COLEGIO DEL ARQUITECTOS QUILLACOLLO

“Nos basamos en una norma de 1990”

Lamentablemente nos basamos en un reglamento aprobado en 1990, ya son casi 30 años y no hubo una revisión. El 2000 debía realizarse una nueva reglamentación, no se lo hizo y sólo hay ordenanzas complementarias que desordenan y entonces hay una confusión. Los propietarios construyen fuera de la norma, la Alcaldía lo permite, unos respetan la faja jardín, otros construyen en rasante a la espera de una amnistía que al parecer nunca va a llegar.

EMPRESAS PRIVADAS INVIERTEN EN EL MUNICIPIO

Empresarios invierten en un cine y plaza de comidas

El municipio de Quillacollo se ha vuelto atractivo para la inversión de la empresa privada. Actualmente, entidades financieras, empresas de comida rápida y otros emprendimientos han decidido abrir sucursales en ese municipio. Ese el caso de la familia Alcócer que con una sociedad accidental construye en Quillacollo un cine, una plaza de comidas y tiendas comerciales en una sola infraestructura.

La edificación es la primera con esas características en ese municipio. La construcción se inició en 2013 y se espera que esté concluida a fin de año. “Hemos realizado un estudio de mercado y formado una sociedad accidental con el cine Center para comenzar la obra de cuatro salas con capacidad para 190 personas y tener una infraestructura similar a Cercado. Este cine no sólo está destinado para la población de Quillacollo, sino también a todos los municipios del valle bajo”, informó el empresario, Marco Alcócer.

Plan de regulación urbana

El director de Urbanismo del municipio, Erick Rojas, considera que el municipio necesita de un Plan de Reordenamiento Urbano. Sin embargo, el mismo se aprobará después de que se autorice la ampliación de la mancha urbana del municipio.

“Estimamos que en unos ocho meses más esta ampliación se regularizará y podremos contratar a una empresa para que realice este estudio”, dijo.

La concejal Mirtha Condori afirmó que la elaboración del Plan de Reordenamiento Urbano es urgente debido a que se están construyendo edificios en lugares que no se debería. “No podemos frenar esto, porque no tenemos normas. Por ello se ha solicitado a la dirección de Urbanismo que realice una propuesta de ordenanza, pero no se tienen avances”, comentó.

También reveló que el crecimiento urbano no fue acorde a la construcción de desagües pluviales y se requiere más de nueve millones de bolivianos para el proyecto de instalación. “Tenemos algunos desagües que no son suficientes, tenemos un proyecto y estamos en busca de financiamiento para evitar problemas en la época de lluvias”, afirmó la concejal.// Los Tiempos (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top