Este jueves, el diario brasileño O Globo publica una investigación que ha realizado la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI), que revela que en San Pablo (Brasil) se han identificado a 12.000 talleres clandestinos que explotan a por lo menos 200.000 migrantes bolivianos.

La comisión parlamentaria, tras la presentación del informe sugirió instaurar medidas que permitan acabar con la explotación de mano de obra boliviana que trabaja en la industria textilera en condiciones análogas a la esclavitud.

Carlos Bezerra, presidente de la CPI, explicó que los talleres clandestinos donde los inmigrantes bolivianos son explotados hasta el tercer y el cuarto eslabón de la cadena de producción.

"Las empresas ya han desarrollado un gran talento para lidiar con la opinión pública y trabajan bien su propia defensa, pero todavía tropiezan en la prevención de los contratos de trabajo forzado. Por lo tanto, hemos hecho una serie de propuestas para una mayor transparencia y una participación más activa del Gobierno en el tema ", dijo Bezerra al diario brasileño.

Bolivianso en BrasilPara el parlamentario, el trabajo en condiciones de esclavitud es un problema endémico producto de la ambición desenfrenada. "Existe la necesidad de políticas públicas que protejan a las personas en situación de vulnerabilidad", acotó el presidente de la CPI.

La semana pasada, en la ciudad de San Pablo, la Policía local rescató a 20 personas de nacionalidad boliviana que trabajaban en condiciones análogas a la esclavitud en dos talleres textiles. De acuerdo con la información vertida por Europa Press también se liberó a ocho niños bolivianos.// El Deber (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top