a


La idea de que el consumo de leche puede fortalecer los huesos podría no ser cierta, e incluso, el abuso de este producto podría acelerar el  envejecimiento e incrementar la mortalidad, de acuerdo con un estudio publicado ayer en el British Medical Journal.

Los investigadores analizaron los hábitos de consumo de productos lácteos de más de 100 mil  personas en Suecia, durante espacios de tiempo que van desde los 11 hasta los 20 años.

El estudio encontró una relación entre aquellos que consumían más de tres vasos de leche diarios y un incremento en la mortandad y fracturas.

Mientras que aquellos que tuvieron consumos bajos o moderados presentaron una mejor salud y menos fracturas.

Los peligros de la lecheEntre las mujeres, 60.000 de los sujetos del estudio, se encontró que el consumo excesivo de leche aumentaba dos veces las probabilidades de fallecer a causa de enfermedades del corazón y aumentaba el riesgo de tener fracturas de cadera, destaca la cadena de noticias CNN.

"Nuestros resultados pueden cuestionar la validez de las recomendaciones de consumir altas cantidades de leche para prevenir la fragilidad de los huesos”, señala  el estudio publicado.

La BBC sostiene que una de las razones por las que este patrón puede no ser tan saludable es que los altos niveles de los azúcares encontrados en la leche, principalmente la galactosa, pueden ocasionar inflamación en los huesos, lo cual causa debilitamiento y posteriores fracturas.

Los autores de este análisis piden cautela ante los resultados ya que consideran que sólo se trata de un análisis observacional y no se deben sacar conclusiones precipitadas sobre éste.

Varios expertos señalan que algunos de estos resultados pueden deberse al envejecimiento de la población durante el periodo del estudio, además de que en Suecia la leche es adicionada con vitamina A, por lo que sus resultados no pueden extrapolarse a otras poblaciones alrededor del mundo.

Los hombres y la leche

En el caso de los hombres analizados, las diferencias en las tasas de mortalidad entre quienes consumían más o menos leche no fueron demasiado significativas para los expertos. 

Alrededor del 20% de quienes bebían tres vasos murieron a lo largo de los 10 años siguientes, frente a un 18% en el caso de los que ingerían un único vaso.

Datos mucho menos llamativos, ya que valorando la media del conjunto entero, el 19% de los hombres falleció en ese mismo periodo, independientemente de la leche consumida a diario, apunta El Confidencial.

Tampoco hubo apenas diferencias en las tasas de fracturas. No obstante, entre aquellos que consumían menos de un vaso al día hubo una tendencia de riesgo de fractura de cadera ligeramente reducida, según el estudio.  

La leche quizás no sea buena, pero hay alternativas  como el queso o el yogur que al ser curados no presentan riesgos.

Es la leche   

Mito La investigación descubrió que la leche incrementaba el riesgo de mortalidad si se hacía un consumo diario de al menos dos vasos. Destaca,  además, que este hecho fue evidente con todos los tipos de aleche.

Motivo Una de las razones que encuentran los autores para explicar estas connotaciones en el consumo de leche de vaca, es que ésta tiene un alto contenido en galactosa, un tipo de azúcar que diferentes estudios han demostrado que pueden acelerar el envejecimiento y acortar la vida.// Página Siete (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top