a


La presidenta brasileña Dilma Rousseff logró este domingo la reelección con el 51,64% de votos contra el 48,36% de Aécio Neves en la segunda vuelta, según el cómputo al 99,97%. Analistas bolivianos sostienen que los resultados ajustados en Brasil hacen notar que la oposición cuenta con más fuerza y que esto proyecta una relación más dura con Bolivia en los temas de agenda bilateral como el gas y el narcotráfico.

Con la victoria de este fin de semana, el Partido de los Trabajadores (PT) del Brasil se garantiza un gobierno hasta 2018 con lo que completará un periodo de 16 años que inició en 2003, cuando el líder de esta organización política, Luiz Inácio Lula da Silva, logró ganar en las urnas.

“La victoria de la señora Dilma fue muy apretada, las políticas tanto internas como de carácter internacional tienen que tomar en cuenta a ese 48% de brasileños que no votó por ella, por lo tanto (en Brasil) se debe abrir el diálogo y escuchar los puntos de vista de la oposición”, dijo el analista Carlos Cordero.

La relación Bolivia - Brasil

Para el analista uno de los principales temas de discusión tanto en la política interna del Brasil como en la exterior, sobre todo en las relaciones con Bolivia, es la lucha contra el narcotráfico. El tema fue parte de la discusión durante la campaña electoral brasileña.  Aécio Neves cuestionó a Rousseff de no actuar con dureza contra el Estado Plurinacional  en el tema de la producción de coca.

Elecciones presidenciales Brasil 2014“Bolivia, por ejemplo, produce cuatro veces más de coca de lo que consume en sus altiplanos; eso es una señal clara de que no hay una preocupación de esos países”, aseguró Neves en una conferencia de prensa horas antes de la segunda vuelta. Incluso acusó a la mandataria de hacerse a “la vista gorda” sobre esa situación.  

Otro punto que se encuentra en agenda entre ambos países, dijo Cordero, es la situación de las relaciones diplomáticas. Hasta la fecha, el Gobierno de Rousseff no designó un embajador en Bolivia desde 2013, tras la fuga del opositor boliviano Roger Pinto, quien tiene refugio provisional en Brasil. El tema tensionó las relaciones entre ambos países.

A eso se suma las negociaciones del gas boliviano. Para el analista económico Armando Méndez, Brasil tiende a la renegociación de un nuevo contrato por la compra de gas boliviano a precios más bajos, debido a que el actual concluye en 2019.

“Para Bolivia el principal socio comercial es Brasil, tanto en exportaciones como en importaciones. Para Brasil, Bolivia es  un país muy pequeño”,  opinó.

En una entrevista con radio Erbol, el senador electo José Alberto Gonzales, consideró que una nueva negociación con Brasil para fijar el precio del gas boliviano a ser exportado en el marco de un nuevo contrato será “muy dura”.

“Hasta ahora, Rousseff mantiene unas relaciones bastante frías y ojalá las cosas cambien, aunque  me inclino a pensar que podría más bien seguir una línea más dura porque el tema del narcotráfico, el tema del precio del gas son algo que tensionan internamente al Brasil. Muchos brasileños creen que la política de la señora Dilma respecto  a Bolivia es blanda, entonces quien sabe ella empiece a endurecer un poco  su posición para lograr gobernabilidad”, aseguró Carlos Cordero.

Hoy, Rousseff dio a conocer en su discurso tras la segunda vuelta que "la reforma política será la más importante" en su gestión y aseguró que está dispuesta a realizar los cambios que Brasil exige.

“Mi compromiso es liderar este proceso de transformación, estoy dispuesta a abrir el diálogo con todos los sectores de la sociedad", mencionó. "Quiero ser una presidente mucho mejor", dijo.// Oxígeno (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top