a


Tres de cinco detenidos, presuntos miembros de una banda de cogoteros, fueron enviados a prisión: dos a la cárcel de San Pedro y uno al Centro de Rehabilitación de Calahuma. Otro se encuentra con detención domiciliaria y otro fue puesto en libertad.

Las cinco personas, entre ellas un menor de edad, fueron aprehendidas el miércoles en la zona El Kenko, en un domicilio donde funcionaba una secta religiosa. La Policía dijo que el cabecilla era un pastor de esa congregación.

Ayer fueron sometidos a audiencia de medidas cautelares: tres de ellos fueron acusados por el Ministerio Público por el delito de asesinato: Ramiro F. (cabecilla y pastor de una iglesia),   José Luis T. (cómplice) y Cristian M. (cómplice y menor de edad). Los dos primeros fueron enviados a la penitenciaría de San Pedro con detención preventiva y el tercero al Centro de Rehabilitación Calahuma en Viacha.

Severo F. (encubridor) se benefició con medidas sustitutivas y tiene detención domiciliaria. Finalmente, Ramiro F. fue puesto en libertad, porque era amigo de los imputados y tenía en su poder un celular robado que le habían regalado los sospechosos.

Delinuencia en BoliviaUna viuda, esposa de un taxista a quien los cogoteros asesinaron y robaron su taxi, se presentó en la audiencia en el Juzgado Tercero Cautelar y pidió justicia. Dijo que tiene cuatro hijos, uno de dos años y medio, y que no tiene cómo mantenerlos. Solicitó una audiencia con el Ministro de Gobierno para pedir ayuda.// La Razón (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top