a


La devaluación del peso argentino y las fiestas de fin de año impactan en el comercio hormiga. La internación de productos desde Salvador Mazza (Argentina) a San José de Pocitos (Bolivia) aumentó de manera considerable, ocasionando la movilización de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) y de los militares, que decidieron reforzar el plan Trivarietal con el plan Cerrojo II en lugares considerados vulnerables del territorio nacional.

La constante devaluación del peso (0,40 centavos de bolivianos) y la gran dificultad para acceder al dólar de manera formal en ese país tornan baratos los productos argentinos. Este factor, sumado a la franquicia legal para internar mercancía por los bagalleros, alienta la actividad ilegal.

Por ejemplo, la internación de productos como vinos, sidra, cerveza, fernet, harina, picadillo, papa y jugos provenientes de Salta (Tartagal y Salvador Mazza) y que generan dolores de cabeza a las autoridades, pues la mayor parte de estos productos son destinados al mercado de Santa Cruz y de Cochabamba.

Un equipo periodístico recorrió las poblaciones fronterizas y constató que los almacenes de la localidad de Salvador Mazza se vacían en menos de tres horas por la alta demanda de los compradores bolivianos.

Contrabando Argentina - BoliviaEl negocio es redondo para los bolivianos. Si hace dos semanas 10 kilos de arroz costaban Bs 38, ahora se los encuentra en Bs 28; el quintal de la harina Guadalupe se sitúa en Bs 125 (antes 130); la caja de cuatro galones de aceite de cinco litros está en Bs 129 (antes 140); la caja de 24 latitas de picadillo cuesta Bs 38,5 (antes 45); la cerveza marca Schneiders de 24 latas se sitúa en Bs 77 (antes 87); media docena de botellas de sidra se las cotiza en Bs 53 (antes 60). Una vez llega al mercado cruceño, estos precios se disparan y hasta se duplican.

La responsable de la Aduana de San José de Pocitos, Wilma Cardoso, y el gerente administrativo de la Aduana de Campo Pajoso en Yacuiba, Marcelo Miranda, admiten que la internación de mercancías mediante la tarjeta vecinal fronteriza se duplicó desde este mes y por ello se acentúan los controles.

En la Gendarmería argentina también admitieron el asunto e indicaron que el comercio se disparó como ‘nunca antes’.

La titular de la institución fiscalizadora, Marlene Ardaya, y el gerente distrtital de Santa Cruz, William Castillo, admiten que hay un masivo contrabando por la frontera con Argentina, además de la frontera con Perú y Chile.

Otra frontera vulnerable es Desaguadero, por donde ingresan urea, pañales, papel higiénico. Ardaya asegura que los controles se intensifican en todas las fronteras.

Al respecto, el general Juan Olivera, de la Octava División del Ejército, que desde el jueves lideró los operativos en la ruta Santa Cruz-Argentina, con el comandante regional del COA Santa Cruz Fernando Aragón, indicó que han desplazado 200 militares para patrullar durante 24 horas las vías que conectan a Argentina y Paraguay.

Datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) y del Instituto Nacional de Estadística (INE) dan cuenta de que Bolivia vendió a Argentina solo 169 productos, mientras el número de ítems que se compró superó los 2.000.// El Deber (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top