En sus 16 años de trabajo, cumplidos en este mes, la Defensoría del Pueblo atendió más de 180 mil denuncias de violación de derechos humanos, de las cuales logró la subsanación o el cese de vulneración de un promedio de 40%, mientras que más del 50% fueron orientadas o gestionadas ante otras instancias estatales donde correspondía su atención.

Asimismo, llegó directamente a más de dos millones de personas a través de campañas de sensibilización y procesos de educación para promover los derechos humanos, según informó el defensor del Pueblo, Rolando Villena.

“Desde que iniciamos nuestro trabajo en octubre de 1998, hemos sido de alguna manera el referente más importante de la defensa de los derechos humanos en Bolivia, a través de la atención de casos, aporte para la creación de leyes y políticas públicas, atención de conflictos sociales y procesos de educación, y siempre hemos mantenido nuestros principios de servicio, independencia, transparencia y defensa de las personas, los grupos y las comunidades que no encuentran respuesta en las instituciones del Estado cuando sus derechos han sido vulnerados”, sostuvo el Defensor.

De acuerdo a la autoridad, la institución intervino directamente en más del 30% de los conflictos de mayor gravedad surgidos en el país para evitar que se vulneren los derechos humanos e incluso en algunos casos, en calidad de mediador. Solo en la gestión 2013 intervino en más de 250, viabilizando espacios de diálogo y concertación. “Hemos incidido en la elaboración de una gran cantidad de leyes sobre derechos humanos, además se han desarrollado más de un centenar de estudios, investigaciones e informes sobre esta temática, muchas de ellos han sido referentes en la producción legal en el país”.

Violación de derechos humanos en BoliviaAsimismo, agradeció el apoyo de las instituciones de Cooperación Internacional, especialmente de “Canasta de Fondos” compuesta por las agencias cooperantes de Suiza, Suecia, Dinamarca, Canadá, Bélgica y Holanda, pero también de otras entidades como las agencias de Naciones Unidas, Unión Europea, AECID, Visión Mundial, Save the Children, entre muchas otras “que nos apoyaron desde el principio y sin cuya participación no hubiéramos podido alcanzar los resultados que hoy podemos ofrecer al país como logros institucionales que han aportado no solamente a los derechos humanos sino en muchos casos a la propia democracia y la paz”, sostuvo Villena.

También se refirió al aporte de organizaciones y movimientos sociales, instituciones estatales, autoridades nacionales, departamentales y municipales con quienes se ha trabajado en diversos proyectos e iniciativas exitosas que han redundado en mayores niveles de protección y prevención, pero también en atención y solución de casos que han sido gestionados con premura y eficiencia.  “En todos estos años hemos encontrado muchas autoridades y funcionarios públicos reacios al respeto a los derechos humanos, pero debo decir que han sido más quienes han colaborado y han trabajado junto a nosotros para defenderlos y protegerlos”, afirmó.

Desde 1998 a la fecha, la Defensoría del Pueblo ha tenido tres autoridades, Ana María Romero de Campero, Waldo Albarracín y el actual Defensor Rolando Villena, aunque también dirigieron a su turno la institución dos autoridades designadas en suplencia legal, Carmen Beatriz Ruiz y Rielma Mencias.

La institución cuenta con 19 oficinas en todo el país, nueve de ellas en capitales de departamento, además de ciudades como El Alto, Villa Tunari, Yacuiba, Puerto Suárez, Riberalta, Caranavi, Llallagua, Reyes y Monteagudo y recientemente inauguró una oficina itinerante en Gundonovia para atender la zona del TIPNIS.// Oxígeno (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top