En el Día Mundial de la Alimentación, la FAO recordó que más del 80% de los alimentos en el mundo es suministrado por la agricultura familiar, por lo que la seguridad alimentaria está vinculada indisolublemente al trabajo de los pequeños campesinos. En Bolivia, la agricultura familiar suma a unas 680 mil unidades que ocupan cerca de 37.055 hectáreas de tierras productivas.

Un acto de recordación al Día Mundial de la Alimentación se realizó ayer en ambientes de la Cancillería, donde acudieron autoridades, representantes de organismos internacionales, representantes de los productores y funcionarios. El representante de la FAO en Bolivia, Crispín Moreira, destacó los datos del Instituto Nacional de Estadística que refieren que las actividades de agricultura, pecuaria, silvicultura, caza y pesca contribuyen con el 4,16% del Producto Interno Bruto, “formando parte de la estrategia de soberanía alimentaria que emprende el Estado Plurinacional de Bolivia”.

Sin embargo todavía existen temas pendientes con los pequeños agricultores, puesto que también en una importante dimensión están afectados por la pobreza. Precisamente este aspecto fue recordado por la dirigente Lidia Mamani, de la Confederación de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias “Bartolina Sisa”, cuando enfatizó que la meta de las trabajadoras del campo continúa siendo la tenencia de agua (riego) y tierra para acabar con el hambre y la pobreza generalizadas.

Mamani se refiere a una realidad de los pequeños campesinos bolivianos, pero que no es completamente distinta de la realidad reflejada por las 500 millones de explotaciones agrícolas familiares en el mundo. Esa cantidad de unidades productivas son las responsables de al menos el 56% de todas la producción agrícola en el 56% de la tierra. Se sabe que la mayoría tiene menos de 2 hectáreas de terreno, y a pesar del limitado acceso a los recursos tienen altos niveles de productividad.

Alimentación en el mundoEl canciller David Choquehuanca destacó la conmemoración del Día de la Alimentación, y propuso el ayuno en una jornada como ésta “porque ayunar es un alimento espiritual”. La autoridad explicó que si las personas que ayunan depositaran en una cuenta bancaria el costo del alimento que no se comerían ese día, se podría recaudar fondos precisamente para ayudar a los más pobres que son los que hacen agricultura.

Este 2014 es el Año Internacional de la Agricultura Familiar (AIAF), una declaración que tiene el objetivo de aumentar la visibilidad de la agricultura familiar y la agricultura a pequeña escala como factores importantes en la lucha por la erradicación del hambre y la pobreza, la seguridad alimentaria y la nutrición, para mejorar los medios de vida, la gestión de los recursos naturales, la protección del medio ambiente y lograr el desarrollo sostenible, en particular en zonas rurales.

Los organismos internacionales pretenden además reposicionar la agricultura familiar en el centro de las políticas agrícolas, ambientales y sociales en las agendas nacionales, identificando lagunas y oportunidades para promover un cambio hacia un desarrollo más equitativo y equilibrado.

“La agricultura familiar preserva los alimentos tradicionales al tiempo que contribuye a una dieta equilibrada y a salvaguardar la biodiversidad agrícola del mundo y al uso sostenible de los recursos naturales”, dice un boletín socializado por la FAO.// PIEB (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top