El candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, al cerrar definitivamente su campaña  electoral en El Alto, afirmó que este domingo, de comicios generales, obtendrá la victoria por amplia mayoría en los nueve departamentos.

“El domingo vamos a ganar con amplia mayoría, esta vez vamos a ganar en los nueve departamentos (...) a ganar sena quina (en referencia a los dados del cubilete en el cacho), va a ser un ‘masazo’ al imperio, al neoliberalismo, a los vendepatrias y neoliberales”, exclamó el aspirante.

Morales va en busca de un nuevo mandato tras ganar los comicios de 2005 con el 53% de los votos y las de 2009 con el 64%, no obstante, no alcanzó la victoria en Santa Cruz, Beni, Pando ni Tarija, donde obtuvo el 46%, 35%, 46% y 49% de los sufragios, respectivamente.

Hasta 2008, las autoridades políticas y los sectores cívicos de esas regiones conformaron la denominada “media luna”, opositora al gobierno de Morales, que impulsó las autonomías departamentales.

Elecciones presidenciales Bolivia 2014Proselitismo. Al respecto, el aspirante afirmó que eso ha cambiado y citó como ejemplo a Santa Cruz, donde generó una serie de pactos con sectores empresariales y políticos, además de elegir esa región para hacer su penúltimo cierre de campaña, el martes, con otra gran concentración y la presencia de artistas internacionales para amenizar la velada política.

“Bolivia está unida, ya ha terminado la mal llamada ‘media luna’, ahora es luna llena, luna entera, todos nos hemos unido a la cabeza de  las fuerzas sociales y juventudes  que se suman y lo hacen por dos motivos: por la agenda patriótica y la estabilidad, y el crecimiento económico que garantiza la esperanza para las futuras generaciones”, dijo.

En La Paz, la multitudinaria concentración fue la última actividad proselitista que realizó el partido oficialista que, al igual que los otros frentes, desde hoy deberá guardar “silencio electoral”, según dispuso el Tribunal Supremo Electoral (TSE), es decir no hacer campaña y ni otros actos de carácter proselitista, bajo pena de sanciones económicas.

De acuerdo con el calendario electoral, el periodo de campaña inició el 12 de septiembre y debe concluir 72 horas antes del acto eleccionario, en el que se designará al nuevo presidente, vicepresidente, diputados uninominales y a los representantes supranacionales.

El evento estuvo matizado por una amplia participación de gente que con banderas e indumentaria con los colores característicos del MAS que “tiñó” de azul el distribuidor de la Ceja de El Alto y las calles adyacentes, hecho que regocijó a Morales. “Hay puro azul a mi izquierda, a mi derecha y al frente (...), que nos perdone el pueblo cruceño, pero La Paz es primero; Santa Cruz, segundo; y Cochabamba, tercero”.

Elecciones. En la concentración, que fue transmitida por el canal estatal durante las dos horas reglamentarias, se observó la existencia de estandartes con la tricolor boliviana, además de la wiphala, considerados por la Constitución como símbolos patrios, cuyo uso está tipificado como falta electoral en la Ley 026 de Régimen Electoral.

El artículo 119, en su inciso “m” de la referida norma, prohíbe el uso de símbolos del Estado Plurinacional durante el periodo de campaña. No obstante, al parecer, la situación pasó desapercibida por los sectores sociales afines al MAS que ovacionaron las intervenciones de cada uno de los oradores que precedieron a Morales, entre ellos, el candidato a primer senador por La Paz, José Alberto El Gringo Gonzales, que en su discurso proyectó una Bolivia “sin patrones, sin gringos”.

Morales estuvo acompañado por otros postulantes, además de autoridades regionales como el gobernador de La Paz, César Cocarico, y el alcalde de Cochabamba, Edwin Castellanos, además del canciller David Choquehuanca.

Asimismo, el candidato presidencial en su discurso agradeció a los asistentes el apoyo y la defensa del departamento de La Paz en los nueve años de su gestión gubernamental y ratificó su compromiso de seguir trabajando en favor del pueblo.

“Decirles muchas gracias al pueblo paceño por cuidarnos los nueve años, gracias a ustedes y a la defensa de ustedes hemos cumplido un mandato, ahora tenemos la responsabilidad de cinco años más; sé que el pueblo paceño me va a seguir acompañando”, afirmó Morales, para luego calificar a las ciudades de La Paz y de El Alto como el “centro de integración y de unificación”.

“Ahora, sin embajador de Estados Unidos, sin bases militares, ni la DEA, estamos mejor política, democráticamente y económicamente; ésa es la lucha del pueblo”, insistió.

Hubo horario continuo para empleados públicos

Funcionarios públicos que evitaron identificarse por temor a represalias informaron a La Razón que se determinó horario continuo en distintas reparticiones estatales para garantizar su asistencia al cierre de campaña. Explicaron que se trató de una orden verbal bajo pena de sanción administrativa y que hubo un control riguroso en la asistencia al acto.

Así, en distintas redes sociales se publicaron fotos de empleados de la Aduana Nacional abordando micros y buses cerca del mediodía de ayer. Además, se pudo observar también vehículos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) transportando personal por la autopista hacia El Alto.

Además, se conoció que el alcalde de esa ciudad, Édgar Patana, se tomó una semana de vacaciones junto a otros funcionarios ediles para llevar a cabo actividades proselitistas y todos los preparativos para la visita de Morales a esa urbe, donde ayer cerró su campaña. En esas inmediaciones también se observó la venta de bebidas alcohólicas.

El MAS cambió hacia un discurso integrador y multiclasista

María Teresa Zegada

Esto tiene un carácter más simbólico y el hecho de que se haga en este tiempo el cierre de campaña es como la puntada final del proceso que culmina con un momento heroico, donde el líder está vinculado a la población y despliega los discursos más efervescentes.

El MAS, como está convocando al voto, no tuvo un discurso parcial hacia ciertos sectores, sino es integrador con fuerte complemento electoralista, porque convoca al conjunto de la sociedad boliviana para plegarse a su proyecto, limitando la presencia de cualquier competidor, apostando, al máximo, a los dos tercios en la Asamblea Legislativa.

Se trata de un ritual en todos los eventos electorales, que son el momento previo a la definición del voto. Estos eventos, más que apuntar a su militancia, son como una señal hacia el porcentaje de  los electores indecisos para que se sumen al proyecto político.

Sin embargo este tipo de concentraciones no significa que se van a traducir en una votación, necesariamente, porque si bien concurre mucha gente y hay algarabía, es un ínfimo porcentaje de la población sin militancia del padrón que acude al evento.

En general, en el MAS ha habido un giro ideológico discursivo muy fuerte comparado con el primer momento electoral, en los primeros años de gobierno. Entonces, el discurso era marcadamente orientado hacia un socialismo comunitarista, para interpelar a cierto tipo de electorado, pero ahora lo que se percibe es que ese discurso se ha ampliado, incorporando a muchos sectores sociales, incluso a aquellos que en su momento eran contrarios al Gobierno, como los empresarios.

Ahora, el discurso es multiclasista, es integrador, ya no solo a los pobres o indígenas, sino al conjunto de la sociedad. En este momento estamos lejos de los discursos radicales y se convoca a grupos de esa variedad de sectores.

___

El MAS también cerró su campaña en Buenos Aires

El Movimiento Al Socialismo (MAS), el único frente que hizo una visible campaña proselitista en la Argentina, —en simultáneo con el evento de ayer en El Alto— tuvo un cierre de campaña en la capital argentina. Cerca de 800 personas llegaron hasta el auditorio Néstor Kirchner del Mercado Central de la Provincia de Buenos Aires —con aforo para 1.000— para dar por cerradas las actividades electorales en la ciudad donde existe la mayor cantidad de residentes bolivianos del país vecino.

“El 12 reventaremos las urnas para consolidar a Evo (Morales) y reforzar el proyecto nacional y popular de Cristina (Fernández)”, decía un dirigente joven del colectivo político Generación Evo.  Durante el acto se proyectó un video institucional con logros del gobierno de Evo Morales. “Bolivia te espera” fue la frase con la que cerró el audiovisual. Otra de las personas que se hizo presente a través de una grabación fue Hebe de Bonafini, la titular de Madres de Plaza de Mayo. Ellas saludó a los presentes y lo mismo hizo el periodista Víctor Hugo Morales.

Mensajes. El acto fue matizado con grupos musicales que interpretaron canciones alusivas al presidente Evo Morales. Este cierre de campaña no solo tuvo la presencia de las autoridades diplomáticas bolivianas en la Argentina, sino que también fue invitada Elba Rodríguez, la ganadora del reality de cocina Master Chef, a ella le obsequiaron una polera de la Generación Evo y hasta bailó la cueca Viva mi patria Bolivia. 

Del mismo modo estaba Gabriel Mariotto, vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, quien repetía todo el tiempo sentirse honrado de estar en estos actos de respaldo al presidente Morales. Junto a Mariotto estaba Hugo Yaski, representante de la Central de Trabajadores de la Argentina, quien arrancó aplausos del auditorio cuando expresó que los latinoamericanos necesitan  un hombre como Morales y anunció que después de las elecciones  se tiene pensado realizar un acto con el Presidente boliviano en Buenos Aires con los pedidos internacionales “Mar para Bolivia, las Malvinas para Argentina”.

El oficialismo despierta simpatía

El diputado kirchnerista Gastón Harispe, presidente del Grupo Parlamentario de Amistad con Bolivia, afirmó que el acto realizado ayer en el plazo legal estipulado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no era un cierre de campaña, sino que la presentación del MAS en Argentina.

“El proceso de cambio merece tener un rotundo triunfo este domingo. Debemos recordar que un voto es el ejercicio del derecho político, no es casual que este cierre sea un 8 de octubre, es la fecha que recordamos la muerte de Hugo Chávez, la muerte del Che y en Argentina recordamos el cumpleaños del general Juan Domingo Perón”, dijo con vehemencia el legislador que representa a las organizaciones sociales argentinas.

Electores. En Buenos Aires, 9.366 bolivianos se habilitaron para votar. En Argentina son 121.290 registrados y la capital argentina es la ciudad que reúne a la mayor colectividad de ciudadanos bolivianos. Para las elecciones del domingo se han habilitado cerca de 300.000 residentes en el exterior. El padrón suma, en total, 6,2 millones de electores.// La Razón (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top