a


Los estudios e investigaciones de carácter técnico y científico dirigidos a preservar bienes catalogados como Patrimonio Mundial no tienen un incentivo adecuado en los países de la región, pues sólo 2 de 29 Estados informan que cuentan con amplios programas de investigación para la conservación de su patrimonio, según el Informe Periódico del Estado del Patrimonio Mundial en América Latina y el Caribe.

El informe fue presentado al Comité del Patrimonio Mundial, en junio pasado, y advierte que sólo El Salvador y Perú cuentan con programas de investigación. “Los Estados Partes comentan que la investigación –dice el informe-- fue particularmente útil para comprender los cambios climáticos y ambientales. Un ejemplo de esto es en Cuba, donde existen diversas instituciones y universidades que llevan a cabo programas de investigación relacionados con el patrimonio natural (…). En cuanto a los programas de investigación, los Estados Partes también destacan el papel de las universidades (El Salvador, Perú, Surinam y Guyana), así como la necesidad de colaboración y de cooperación entre las instituciones de investigación, tanto a nivel nacionales como internacional (Perú y Surinam)”.

A la vez se sabe que hay una diferencia grande entre los recursos destinados a la investigación, si bien se trate de bienes naturales o culturales, y los primeros son más financiados que los segundos con estudios sobre cambio climático, impactos de variación climática, prevención de riesgos, etcétera. Bolivia es uno de los países que ha observado que numerosos estudios específicos sobre Patrimonio Mundial deben llevarse a cabo, al tiempo que se formará a nuevo personal, con el fin de lograr programas sostenibles.

La investigación suele ser realizada por expertos internacionales, o en colaboración con programas nacionales, como sucede en el Perú. “En general, la contribución de la ciencia y la investigación es apreciada. Sin embargo, subsisten limitaciones en la implementación y en la aplicación de la gestión del sitio, por falta de fondos y de personal adecuados”, dice el informe. Por el momento, los fondos aportados por los gobiernos nacionales son la fuente más importante de financiamiento para la conservación y protección del patrimonio cultural y natural en cada país.

Patrimonio culturalEl informe se realizó con base en sendos cuestionarios llenados por cada Estado miembro del Comité del Patrimonio Mundial, y entre las conclusiones se plantea que es fundamental desarrollar “estrategias de investigación aplicadas a la conservación, puesto que este tipo de iniciativas ha sido generalmente objeto de colaboraciones con universidades extranjeras en la región y se ha identificado como esencial construir ese conocimiento en los respectivos países, bien asociando a jóvenes investigadores a sitios del Patrimonio Mundial, bien generando programas de investigación específicos entre los Ministerios responsables de los sitios naturales y culturales y los Ministerios de Ciencia, Innovación o Tecnología”.// PIEB (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top