a


La sorprendente extracción de la plata del Cerro Rico, el crecimiento de la población, la expansión del comercio y el inesperado auge que alcanzó la ciudad potosina, entre otros factores, creó la necesidad de organizar un centro de amonedación para facilitar las transacciones administrativas, laborales y económicas no sólo en la región sino también en la dilatada geografía del nuevo continente. 

Es así que el Virrey Toledo llevó adelante la construcción de la primera Casa de Moneda en estas alturas, hoy uno de los patrimonios históricos y arquitectónicos más importantes que conserva Potosí.

En 1572 se pusieron los cimientos en las inmediaciones de la plaza del Regocijo (hoy plaza 10 de Noviembre) bajo la responsabilidad del alarife potosino Jerónimo de Leto concluyendo la obra después de tres años. Su costo ascendió a 8.321 pesos, un tomín y 13 granos de plata.  

La acuñación se inicio de inmediato aunque con una tecnología rudimentaria. Esta primera Casa de Moneda trabajó durante 212 años, es decir hasta 1767 dando lugar a que se extienda en el mundo el “Vale un Potosí” como símbolo de riqueza y de poder.

Potosí, BoliviaEn las faldas del monte argentifero se vivía entre la plata y monedas, la riqueza y el lujo, la ostentación y el poder, porque "el español o sus descendientes medían su prestigio social y por lo tanto, su posesión económica, por su éxito o su fracaso en este círculo que marcaba el Cerro Rico.

Transcurren cerca de 150 años de funcionamiento de la primera Casa de Moneda y pese a que la producción de plata del Cerro Rico atravesaba un periodo crítico las autoridades reales de España conciben el proyecto de poner en marcha el "relanzamiento" del preciado metal. Constituía esta decisión un desesperado esfuerzo para enfrentar la crisis del Reino, sufragar los gastos de guerras y el abultado costo de una frondosa nobleza.

El relanzamiento de la plata se pone en marcha. Una de las principales medidas es construir una nueva Casa de Moneda que deje atrás las deformes "macuquinas" -que por tan largo tiempo circularon - y lance al mundo reales columnarios o de busto.  

Se ordena a las autoridades potosinas construir la nueva casa, pero estas a la cabeza del gobernador Ventura Santelices y Venero se oponen argumentando que lo más acertado sería ampliar la antigua. Las diferencias de criterios se prolongan por mucho tiempo y, al final, se impone la orden del Rey que envía al experimentado arquitecto Salvador de Villa que residía alternativamente en México y Lima para ejecutar tan ambicioso proyecto. La construcción duró de 1759 a 1773.

Su majestuosidad se complementa en sus cinco patios y alrededor de doscientos ambientes. Su arquitectura barroca adquiere una vistosidad variada desde cualquier ángulo. Su portada, sus techumbres, sus balcones del primer patio, sus vigorosas paredes de piedra labrada y bolona con partes de fino ladrillo, en fin, en su conjunto aparenta una fortaleza infranqueable, describen los historiadores a esa obra.

Indiscutiblemente, la magnífica y opulenta construcción de la Casa de Moneda, es el legado arquitectónico de mayor trascendencia de parte de España, pero no menos importancia y significado tiene cada uno de los templos y conventos, las haciendas coloniales construidos en la Villa Imperial, sus callejuelas empedradas y edificios civiles con balcones coloniales.

Toda esta riqueza turística de Potosí, inmensa y variada, compuesta por un complejo patrimonio natural, histórico, arquitectónico y cultural mundialmente reconocido, no ha sido bien aprovechada en toda su potencialidad, reconoce la Gobernación potosina.

CASA DE LA MONEDA

Edificación que data del siglo XVIII (1758-1773) es una mole de piedra y ladrillo de estilo arquitectónico barroco.

Actualmente, allí funciona el museo de la Casa Nacional de Moneda, es considerado el más importante de Bolivia, porque refleja diferentes etapas de la acuñación de monedas y otras manifestaciones culturales en pintura, platería, numismática, arte e historia de la época colonial y republicana de Bolivia y el mundo.

ARCO DE COBIJA

Este tipo de arquitectura, en la calle Cobija, servía durante la colonia de límite entre las áreas española e indígena de la ciudad. Su nombre se debe al puerto marítimo colonial de la Audiencia de Charcas, "Magdalena de Cobija".// Los Tiempos (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top