El libro “Apuntes sobre Danza y Baile Folklórico Boliviano”, escrito por el maestro y coreógrafo Mario Leyes Méndez, se presentó semanas atrás en la ciudad de La Paz y en Cochabamba su lanzamiento está previsto para los primeros días de diciembre.

“Este pequeño libro tiene el propósito –sobre todo– de ayudar, porque hemos visto que hay muchas personas que tienen muchísimas dudas acerca del folklore”, dice Mario Leyes sobre esta obra compuesta de 160 páginas, impresa por la editorial Verbo Divino e ilustrada con fotografías actuales y con dibujos tomados del trabajo del explorador Alcide d’Orbigny (1802-1857).

En la siguiente entrevista conversamos con Mario Leyes acerca de la falta de conocimiento –de los mismos bolivianos– sobre el propio folklore y de la falta de apoyo estatal a grupos o asociaciones que representan a Bolivia en festivales internacionales.

Usted asegura que en Bolivia no hay mucho conocimiento sobre el folklore.

Libros de BoliviaHay muchísima falta de información sobre muchos temas importantes del folklore. Como ejemplo le digo que hay personas en Cochabamba que creen que los caporales son de origen cochabambino y eso no es verdad, ya que tienen toda una historia en La Paz. Hay gente también que no sabe lo que significa la palabra folklore y están haciendo folklore durante toda su vida.

Lo ideal sería que se dé folklore en los colegios secundarios como una materia importantísima.

Uno de sus constantes reclamos es la falta de apoyo estatal para representar la cultura boliviana fuera de nuestras fronteras, específicamente en los festivales internacionales.

Todos los grupos que viajan al exterior, sobre todo a Europa o Estados Unidos, lo hacen por su propia cuenta, sacando el dinero para sus pasajes de donde no hay. Estamos representando al país en esa forma, teniendo muchísimo éxito.

La vez que va un grupo de Bolivia siempre es aplaudido, porque el folklore boliviano es diferente, tiene ritmos absolutamente distintos, tiene trajes como ningún país en América Latina.

Creo que también una de las grandes misiones del Gobierno sería especificar o clasificar los grupos que pueden representar al país para que tengamos una representación que valga la pena.

En el supuesto de que se apoyara la participación boliviana en el exterior, ¿usted considera que no se darían estos casos de plagio como el que estamos enfrentando con el Perú y su fiesta de la Virgen de la Candelaria?

Justamente si hubiéramos tenido una representación más grande de grupos más grandes, de trajes mejor elaborados...

Si se tiene un grupo de 50 bailarines aquello impresiona más que si van diez, a eso me refiero. Llevamos lo que podemos, llegamos a un límite mínimo, lo mismo en el caso musical. Hay grupos que llevan bandas, orquestas, conjunto folklórico para su espectáculo, pero nosotros no nos podemos dar un lujo de llevar una banda o una Diablada de 100 bailarines, que es lo que impresiona realmente.

Eso está en manos de quienes hacen la cultura en Bolivia, no podemos hacer más de lo que hacemos por amor a nuestro país.

Hace varias décadas que Usted viaja por diferentes lugares del mundo representando al país y llevando la danza y la música folklórica, ¿desde cuándo advierte el robo del folklore boliviano?

Desde siempre me parece. Sobre todo ha sido desde el boom latinoamericano literario, ha influido muchísimo para que Europa se asome hacia Sudamérica. El interés intelectual ha provocado el interés de la parte musical y luego de la danza, porque los grupos musicales –inclusive los extranjeros que tocaban música boliviana o música andina–, tenían un éxito increíble en Francia, Alemania, España e Italia.

“Hay muchísima falta de información sobre muchos temas importantes del folklore. Como ejemplo le digo que hay personas en Cochabamba que creen que los caporales son de origen cochabambino y eso no es verdad, ya que tienen toda una historia en La Paz”.

“Todos los grupos que viajan al exterior, sobre todo a Europa o Estados Unidos, lo hacen por su propia cuenta (...)”.// Los Tiempos (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top