Un estudio realizado por la Universidad Semmelweis de Budapest asegura que la estación del año en la que nace una persona puede definir su futura personalidad, esto debido a la influencia en ciertos neurotransmisores durante determinada temporada.

La investigación fue presentada por la Doctora Xenia Gonda, en el Congreso Europeo de Neuropsicofarmacología de Berlín y difundida por el diario La Tercera. Afirma que, de acuerdo a los análisis bioquímicos, la temporada de nacimiento influye sobre la monoamina, la dopamina y la serotonina, neurotransmisores detectables hasta la etapa de adulto.

El estudio hace mención al trastorno afectivo estacional, un tipo de depresión que afecta a millones de personas en el invierno, cuando las horas de luz tienen menor duración.

Por ahora, no se conoce exactamente qué es lo que ocurre en el cerebro, pero se cree que podría interrumpir los ritmos circadianos o disminuir los niveles de serotonina, factores que pueden influir en una madre embarazada, transmitiendo todo al feto en desarrollo.

Estudios sobre optimismoTendencias y patrones

Concretamente, el estudio encuestó a 400 estudiantes universitarios húngaros y se les consultó sobre su fecha de nacimiento y características de su personalidad, encontrando algunas tendencias y patrones.

Los nacidos en primavera son más propensos a la hipertimia, vale decir, con constantes estados de euforia, afectividad excesiva, verborrea, tendencia a ser positivo, alegre y optimista. Quienes nacieron en verano también cuentan con estos rasgos, pero en menor medida.

Los nacidos en verano son más proclives a la ciclotimia, es decir temperamento propenso a experimentar cambios de ánimo frecuentes, sobre todo si se compara con quienes nacieron en invierno.

Las personas con cumpleaños en otoño son menos depresivos que los nacidos en invierno. Los nacidos en invierno son menos irritables, si se compara con las demás estaciones.

Advertencias

El estudio advierte que hay que considerar las condiciones ambientales de las personas que han crecido en Hungría, que podrían ser distintas a los nacidos en otras latitudes.

Hay que destacar que, de acuerdo a los resultados, no hay que tomar el estudio como una guía que reafirme completamente áreas como el tarot o la astrología.

La investigadora responsable afirma que "aún no es posible precisar nada acerca de los mecanismos involucrados, ya que se está analizando la existencia de marcadores genéticos que relacionen la temporada de nacimiento y el trastorno del estado de ánimo de un individuo".// El Deber /BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top