a


El mundo tiene más personas en el rango de 10 a 24 años de edad que nunca antes, la mayoría de ellas (9 de cada 10) viviendo en países pobres, un hecho que plantea grandes desafíos a los gobiernos de esas naciones, según el informe “Estado de la Población Mundial 2014”, del UNFPA. El documento plantea que es el momento preciso de invertir en el desarrollo de las capacidades de esa población, crear un entorno para que puedan prosperar y darles oportunidades para explotar las tecnologías, entre otras cosas.

Se trata de 1.800 millones de jóvenes en el mundo, dijo la representante auxiliar del UNFPA en Bolivia, Celia Taborga. Pero ser joven no es precisamente una ventaja: “Los jóvenes suelen tener un poder adquisitivo más bajo; si consiguen un empleo, suelen trabajar en puestos en los niveles inferiores o en el sector informal, y solo los mayores de 18 tienen derecho a voto en general. Incluso cuando pueden votar, los jóvenes suelen estar peor integrados en los procesos electorales y políticos que los grupos de mayor edad, como se constata en parte por su baja participación en los comicios”.

Si volvemos a las cifras, nos muestran que el 60% de los jóvenes de las regiones en desarrollo no trabaja ni acude a la escuela y sólo tiene empleos irregulares, y más de 500 millones de jóvenes trata de sobrevivir con menos de 2 dólares al día. La situación de las niñas tiene sus particularidades, cada día contraen matrimonio 39.000 niñas menores de 18 años de edad, y desde el punto de partida ellas.

En Bolivia, la población de 10 a 24 años de edad era de 30% o más en 1980, seguirá igual en 2015 y se espera que para 2050 se reduzca a un 20% a 29% del total de la población. El país está considerado “en transición demográfica”, que implica el cambio de una fecundidad y mortalidad altas a una fecundidad y mortalidad bajas; la “transición demográfica” es el paso previo al “dividendo demográfico” que se entiende como el potencial del crecimiento económico capaz de producirse a consecuencia de los cambios que se registran en la estructura de edades de una población.

Adolescentes y jóvenes en BoliviaEn la presentación del informe en la Vicepresidencia del Estado, la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, explicó que el país atraviesa un momento de cambio que está abriendo grandes posibilidades a los jóvenes. Sobre la base de los datos del INE, la autoridad mencionó que el nivel de instrucción primaria de las personas de 19 a 28 años es de un 54,89%, mientras que en el nivel de secundaria llega al 29,16%; la educación profesional alcanza al 30,89%, y la ocupación está en el 33,5% para jóvenes de 12 a 28 años de edad.

Además la Ministra hizo énfasis en el proceso de generación de políticas públicas para el acceso a la información de los jóvenes y a la capacitación en el uso de nuevas tecnologías, un hecho que se ha visto complementado con la dotación de equipos (laptops) a los estudiantes en este último año.

Celia Taborga, del UNFPA Bolivia, explicó que los esfuerzos pendientes para empoderar a los jóvenes, mujeres y hombres, tienen que ver con mantener a mas niñas y adolescentes mujeres en las escuelas secundarias, aumentar el acceso de adolescentes a la salud sexual y reproductiva (incluida la prevención del VIH), mejorar bienestar de las niñas especialmente en salud, nutrición y educación, poner fin al matrimonio infantil forzado, llegar a las y los jóvenes que no asistan a la escuela con información y servicios de salud sexual y reproductiva.// PIEB (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top