El sistema de transporte para el público no es sostenible en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra porque, entre otras cosas, está conformado por rutas mal distribuidas, ausencia de planificación de las redes viales, el parque automotor es obsoleto y el trato al usuario es negativo, dice el arquitecto e investigador Ernesto Urzagasti Saldías, a modo de redondear las conclusiones de un estudio sobre el tema.

La investigación “Transporte sin rumbo. El transporte público urbano y los desafíos de modernización en Santa Cruz de la Sierra”, coordinada por Urzagasti, tuvo también la participación de Blanca Victoria Tayarapo y Hagler Justiniano Cújuy, quienes indagaron en este problema urbano en el marco de la convocatoria “Transformaciones económicas, socioculturales e institucionales de Santa Cruz”, organizada por el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), el Centro de Estudios para el Desarrollo Urbano y Regional (CEDURE) y el Grupo de Investigación de Santa Cruz Jatupeando.

Urzagasti insiste en que económicamente tampoco es sostenible el sistema de transporte porque existe un propietario por cada unidad motorizada, por tanto no es posible administrar el servicio y los equipos como se haría en una empresa, además de que está ausente la tuición del gobierno municipal para garantizar la calidad del servicio y un precio accesible a la población. El estudio considera aspectos como la organización de los propietarios de motorizados, un análisis del sistema vial y de la organización del servicio de transporte urbano, así como un estudio de las rutas y líneas de circulación.

La investigación partió por concentrar su estudio en el gremio transportista, para luego indagar en su relación con el usuario, con el gobierno municipal y con el chofer asalariado que contrata. “Llegamos a la conclusión de que debido a toda la informalidad y a la manera orgánica de administrar el sistema de transporte, a través de las estructuras de los sindicatos, tenemos como resultado un servicio deficiente”, dice. A este rasgo se añade la forma arbitraria y no planificada de repartir y concesionar líneas de tránsito por parte de la alcaldía, lo que ha ocasionado recorridos demasiado largos, superposición de rutas y otros problemas que obstaculizan un eficiente servicio.

El origen del problema radica en que hace unos 50 años, dice Urzagasti, la gestión del Estado central impidió un ejercicio de control del territorio desde los municipios y las prefecturas. En ese contexto los propietarios sindicalizados de microbuses se apropiaron de los espacios públicos, a través de concesiones para administrar y trabajar en determinadas rutas viales, en detrimento de otras, lo que ha causado una falta de conectividad entre las radiales y anillos que caracterizan a la urbe. Se trata de un proceso que permitió a los gremios de choferes consolidarse en el territorio, a la vez que posicionarse política y económicamente frente a distintas instancias estatales, y actualmente ellos mismos cuentan con representantes concejales en el municipio, asambleístas departamentales, representantes en comité cívico y, a través de las últimas elecciones nacionales, un diputado nacional.

“El sector es homogéneo y trabaja en bloque. Ellos tienen toda una estructura sindical, todo un aparato y toda una serie de normativas para manejar orgánicamente al sector, desde la Confederación a nivel nacional y en sus diferentes estamentos. A pesar de la diferencia entre ellos, como la presencia de los cooperativistas y del transporte libre, todos están agremiados, se conocen entre ellos y al momento de negociar ejercen un poder de coerción en relación con el municipio. Es una relación de conveniencia, el municipio no los toca y ellos no bloquean. Hay una conveniencia mutua de quedarse como está la situación”, dice Urzagasti.

El estudio identificó también tres tipos de líneas de microbuses en la capital cruceña: las líneas vip o “vuelteras” que tienen recorridos cortos y por vías asfaltadas; las líneas periféricas que cubren barrios por fuera del octavo anillo y carecen de equipamiento urbano; y las líneas metropolitanas que conectan la capital con los municipios que forman parte de la red metropolitana.// PIEB (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top