a


La piratería que se encuentra por céntricas calles de ciudades y provincias hizo que las empresas disqueras que pagaban derechos de autor hayan quebrado, quedando solamente una al servicio de los cantautores, dijo la cantante Enriqueta Ulloa.

Asimismo, lamentó que autoridades nacionales y locales no hagan nada para hacer respetar la Ley 1322 de Derecho de autor que regula las retribuciones subjetivas de un autor sobre su obra, producto del intelecto humano y presenta individualidad además de originalidad. Esta puede ser literaria, artística o científica.

 

Piratería vulnera Ley 1322

En un recorrido que realizo EL DIARIO por céntricas calles de la urbe paceña evidenció que existen innumerables puestos fijos y móviles de CDs y DVDs “piratas”, incluso frente a la Casa de Cultura dependiente del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, con un costo ínfimo frente a un disco original.

Estos puestos son bastante visitados por los ciudadanos quienes al ser consultados por esta casa periodística si saben el daño que causan al artista, señalaron que compran estos discos por el costo inferior.

Piratería en Bolivia“Estoy comprando este disco porque tiene temas de varios artistas y no solo de uno como venden en Discolandia, aquí hay temas de morenadas, tinkus y todo tipo de ritmos nacionales y los que están de moda. Sé que con esto no estoy ayudando a los artistas pero todos lo hacen, si no hubiera estos discos tal vez compraríamos los originales”, dijo Patricia Angulo que compro un MP3 de un puesto ubicado a unos pasos de la Casa de la Cultura.

En Discolandia, única disquera sobreviviente, percibimos que la mayoría que visita esta tienda son turistas y a decir de la encargada se vende de uno a tres discos diarios.

LOS ARTISTAS

“La piratería que se encuentra por las céntricas calles de las principales ciudades y sus provincias hizo que las empresas disqueras que pagaban derechos de autor hayan quebrado, quedando solamente una al servicio de los cantautores”, lamentó la cantante Enriqueta Ulloa, expresidenta de la Sociedad Boliviana de Autores y Compositores de Música (Sobodaycom), en diálogo con EL DIARIO.

Ulloa señaló que la piratería afecta de gran manera no solo al artista, sino también al compositor, empresas disqueras etc. “Principalmente violan nuestros derechos, nos privan de percibir nuestros recursos, limitan nuestro trabajo y producción de aporte a la cultura. La piratería para el artista es un ladrón amparado por el Estado. Solo una disquera en la ciudad vende productos originales, importadoras bajan el brazo y se suman al mercado negro”, afirmó.

La cantante preciso que lo primero que se debe hacer al respecto es cumplir las leyes, principalmente la 1322. “Las instituciones como la Policía, Aduana, Impuestos, municipios entre otros, no sean cómplices de este delito sino más bien luchen contra la piratería”, manifestó.

Por su parte, el productor Zurita criticó que las autoridades no hagan nada contra este delito que usufructúa con el trabajo de los artistas.

“Nuestro fruto de trabajo que va desde la grabación, pre producción y composición de las canciones, las están vendiendo en lugares céntricos sin ninguna autorización. Las autoridades llamadas por Ley como el municipio o la Policía no controlan, lamentablemente la gente se ha olvidado de comprar un disco original y a nosotros como músicos se nos dificulta más crear un CD para la venta”, añadió.

Lamentó que este ilícito esté coartando el trabajo de artistas. “Cuando realizamos conciertos, en la puerta del pub o teatros venden discos piratas de los grupos nacionales que acaban de actuar y eso nos causa mucha rabia y frustración porque no podemos hacer nada”, puntualizó.

DERECHO DE AUTOR

El “Derecho de Autor” regula los derechos subjetivos de un autor sobre su obra, que es producto del intelecto humano y presenta individualidad y originalidad. Esta puede ser literaria, artística o científica. La obra está protegida desde su creación, sin necesidad de cumplir ninguna formalidad.

Asimismo, todo autor tiene los siguientes derechos sobre su obra:

Derecho Patrimonial, que le permite obtener compensación financiera por el uso y la explotación de su obra (publicación, reproducción, venta y otros).

El uso de las obras debe hacerse siempre con el consentimiento del autor, sin embargo existen casos en los que se puede hacer uso de las obras sin necesidad de este requisito: como para fines educativos, informativos o investigativos; reproducción doméstica (en casa) de la obra; y copia de respaldo o privada.

La protección de una obra abarca toda la vida del autor más cincuenta años después de su fallecimiento, así lo estipula la Ley 1322 en su artículo 18.// El Diario (NET)

2 comentarios:

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top