Clamidia

La clamidia es causada por la bacteria Chlamydia trachomatis, que afecta directamente el aparato reproductor femenino. El riesgo de esta enfermedad reside en que no presenta síntomas, o son muy leves como para ser detectados.

La clamidia es la enfermedad de transmisión sexual bacteriana reportada con mayor frecuencia en Estados Unidos. La infección por clamidia se transmite teniendo relaciones sexuales vaginales, orales o anales. También se puede transmitir de madre a hijo durante el parto vaginal. Toda persona sexualmente activa puede contraerla. Entre mayor número de parejas sexuales tengamos, mayor es el riesgo de infección.

En las mujeres, la bacteria infecta primero el cuello uterino y la uretra (el conducto urinario). Las mujeres con síntomas podrían presentar flujo vaginal anormal o una sensación de ardor al orinar. Algunas mujeres siguen sin presentar síntomas aun cuando la infección se propagó a las trompas de Falopio; otras mujeres presentan dolor en la parte inferior del vientre, dolor de espalda, náusea, fiebre, dolor durante las relaciones sexuales o sangrado entre los períodos menstruales. La infección clamidial del cuello uterino puede propagarse al recto. Se cura con un antibiótico y la mejor prevención es el preservativo.

ITS en BoliviaGonorrea

La gonorrea es una de las ITS más frecuentes. La causa la bacteria Neisseria Gonorrhoeae que crece y se multiplica fácilmente en áreas húmedas y tímidas como el cuello uterino, el útero, las trompas de Falopio y la uretra. También puede crecer en la boca, la garganta, los ojos y el ano.

El mayor riesgo que presenta esta enfermedad es que puede expandirse a otras zonas del cuerpo, y que se transmite a los recién nacidos en el momento en que salen del cuerpo de su madre.

Se presenta como una secreción purulenta (como pus) en tono amarillo verdoso. El síntoma principal es la dificultad para orinar, tanto en hombres como en mujeres.

Esta enfermedad puede tardar unos días en manifestarse claramente, es decir, puedes tener dificultades para hacer pis y confundirlo con una infección vaginal. En las mujeres tarda más días en salir la secreción, o podemos tardar más en darnos cuenta de que lo que secretamos no es flujo vaginal regular.

La recomendación es la siguiente: si tuviste relaciones sexuales sin protección y 2 días después tienes problemas para orinar, ve al doctor.

Tricomoniasis

Esta ITS es causada por el protozoo Trichmonas Vaginalis y se transmite por relaciones sexuales, por compartir juguetes sexuales o de madre a hijo durante el embarazo. Es una de las ITS más comunes y de mayor propagación aunque no suele ser muy conocida.

En las mujeres infecta las células vaginales y en los hombres la uretra y en ambos sexos irrita la vejiga. Las molestias pueden aparecer desde los 3 a los 21 días después de contraer el parásito y los síntomas son flujo blanco o de mal olor, picazón o ardor en la vagina, dolor al orinar y/o tener relaciones sexuales y molestias abdominales.

Herpes

El herpes es una de las Enfermedades de Transmisión Sexual más frecuente y menos conocida, por lo mismo tiene un amplio rango de diseminación. Lo más impactante de esta enfermedad es que una vez que te contagias, tendrás que vivir con el virus el resto de tu vida, corriendo el riesgo de infectar a cualquier pareja sexual que tengas. Se puede controlar, pero tendrás episodios recurrentes a lo largo de los años.

Esta enfermedad es un virus que provoca una infección. Existen 2 tipos de herpes, el Tipo 2 es la que se contagia por transmisión sexual.

Se manifiesta en forma de úlceras en la piel, en el área genital. El dolor es tan intenso que te hará correr rápidamente al hospital. La ventaja es que si la contraes, te darás cuenta en un periodo no mayor a una semana y podrás tomar cartas en el asunto, no es una enfermedad silenciosa como la clamidia.

Esta infección afecta tanto a hombres como mujeres por igual. Se contagia por medio de los fluidos genitales, así que si tienes sexo oral sin protección también puedes contraer herpes en la garganta y en el paladar.

Papiloma Humano

El virus del papiloma humano es uno de los causantes del cáncer cérvico uterino, y se transmite únicamente por contacto sexual.

Existen más de 100 tipos de este virus, y el problema es que muchas veces podemos ser portadoras de uno y no darnos cuenta porque no presenta síntomas. Una vez que eres portadora se puede dormir el virus, pero siempre estará presente en el organismo.

Algunos tipos ocasionan verrugas que sólo pueden ser detectadas a través del papanicolau, de ahí la importancia de hacernos el estudio por lo menos 1 vez al año, pues si somos portadoras del virus corremos el riesgo de transmitirlo o desarrollar cáncer si no se detecta a tiempo.

Los condilomas o verrugas genitales son sumamente comunes y contagiosas y se transmiten al mantener relaciones sexuales por vía oral, genital o anal con una persona infectada.

Los síntomas incluyen, además de las verrugas, malestar permanente en la zona genital. Si una mujer embarazada tiene condilomas, su hijo puede infectarse durante el parto.

El tratamiento de los condilomas suele ser rápido y sencillo. Se aplican cremas o se extirpan las verrugas con calor, frío, láser o una pequeña intervención quirúrgica. // Los Tiempos (COM)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top