El Gobierno prevé para este año un mayor déficit fiscal al proyectado en el Presupuesto General del Estado (PGE) 2015,  en el que se estimó una cifra negativa del 3,6%; ahora la previsión subió a 4,1%.

También se aumentó la inflación estimada de 5% a 5,5%. Y se prevé una reducción de las Reservas Internacionales Netas (RIN) en un 0,3%.

En 2014, la inflación proyectada era de 5,5%, pero la acumulada hasta diciembre llegó a   5,19%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística.

Economía de Bolivia "En cuanto al resultado fiscal, en los tres primeros trimestres vamos a tener superávit, pero, como es natural y es estacional en nuestro país, en el cuarto trimestre vamos a tener un déficit del 4,1% del Producto Interno Bruto (PIB), en razón a   que el sector público será más activo para garantizar el crecimiento y la estabilidad económica”, informó ayer el ministro de Economía, Luis Arce, luego de suscribir  el Programa Fiscal Financiero 2015 con el presidente del Banco Central de Bolivia, Marcelo Zabalaga.

Un reporte del Ministerio de Economía corrobora que el déficit en 2015 será de 4,1%.

En 2006, el país registró un superávit  de  4,5%; en 2007, llegó a 1,7%;  en 2008, a 3,2%; en 2009, a 0,1%; en 2010, a 1,7%; al año siguiente fue de 0,8%; en 2012, de 1,8% y en 2013 ascendió a 0,7%. Mientras que para el año anterior se proyectó un porcentaje negativo del 3,2%.

A fines de 2014, el Gobierno  proyectó para este año ingresos de 221.181 millones de bolivianos, por  recaudaciones tributarias,  el Impuesto Directo a los Hidrocarburos, el Impuesto Especial a los Hidrocarburos y otras fuentes.

Durante 2014, los precios internacionales del petróleo, de los minerales y de los alimentos registraron una dramática caída, lo cual bajó la previsión de crecimiento de este año  de 5,9% a 5%.

Uno de los efectos fue el descenso del valor de la exportación de los hidrocarburos en 32,14%, de acuerdo con los datos comparativos entre enero de 2014 y enero de este año.

Las RIN

En el caso de las RIN, para 2015 se estimó que el PIB llegará a 36.196 millones de dólares en términos nominales.

Sin embargo, el ministro Arce anticipó que en este año se registrará una disminución de las RIN de 0,3% -unos 108,5 millones de dólares-con respecto al PIB.

"En cuanto a las RIN, nos queda claro, dado que los precios proyectados en el PGN se están cumpliendo hacia la baja, que vamos a terminar la gestión con una ligera pérdida de RIN que corresponde al 0,3% del PIB. Eso es absolutamente normal en un contexto adverso, en el cual los precios internacionales están cayendo”, afirmó.

Agregó que el Modelo Económico Social Comunitario Productivo tiene fortaleza y los elementos necesarios  para responder a la caída de los precios internacionales de las materias primas, como ocurrió en 2009.

Según el Gobierno, la economía es fuerte gracias a la demanda interna.

El  programa

Trabajo  De acuerdo con la Constitución Política del Estado, el Decreto Supremo 29894 y la Ley 1670 del Banco Central de Bolivia, el Ministerio de Economía y el ente emisor elaboran el Programa Fiscal-Financiero de Gobierno,  que establece  las metas y proyecciones de la economía boliviana. El acuerdo que se establece entre ambas instituciones públicas  reemplaza a los memorandos de entendimiento que en anteriores administraciones gubernamentales se suscribían con el Fondo Monetario Internacional.

Objetivo El Programa Fiscal-Financiero incorpora las políticas redistributivas de la protección social aplicadas por el Gobierno, mediante la Renta Dignidad,  los bonos Juancito Pinto y Juana Azurduy.

 

El Gobierno baja la previsión de crecimiento de 5,9% a 5%

El Gobierno bajó la previsión de crecimiento económico de 5,9% a 5%, proyectada para este año en   el Presupuesto General del Estado (PGE) 2015.

La disminución es atribuida  a la menor  inversión que hará el sector  privado.

El ministro de Economía, Luis Arce,  firmó ayer el convenio del Programa Fiscal Financiero para 2015 con el Banco Central de Bolivia y en ese acto reveló que  este año la tasa de crecimiento será de 5%.

Agregó que en 2016 la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) será de 5%, igual que la de este año. En 2014 llegó a 5,5% (ver cuadro).

"Es por la inversión  del sector privado de 9% a 9,6%  (...). Nosotros esperábamos  una mayor participación del sector privado, dadas las condiciones que hay, una Ley de Inversiones que tanto han pedido los empresarios y un proyecto de Ley de Arbitraje que está siendo consensuado(...)”, respondió Arce ante la consulta sobre por qué se modificó la previsión de la tasa de crecimiento.

  Remarcó que  la baja participación del empresariado privado sólo significa un 9,6% del Producto Interno Bruto (PIB).

Daniel Sánchez, antes de concluir su gestión de presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, dijo que la inversión privada  para este 2015 llegará a 1.700 millones de dólares y que  los sectores con mayor dinamismo serán la construcción y el transporte.

El monto es mayor al presupuestado en 2014, que osciló  entre 1.200 y 1.500 millones de dólares.

La autoridad descartó que la reducción se deba a la caída de los precios internacionales del petróleo, de los minerales y de los  alimentos, es decir, de los  principales productos de exportación.

Sin embargo, admitió que este 2015 será "complicado por todo lo que se va observando en el contexto internacional”.

Según el ministro, ese  5% ubicará al país por tercera vez como la tercera economía de mayor crecimiento en la región.

  Sectores que  impulsan

El  dinamismo del crecimiento económico se concentrará en las áreas de la  construcción, con 8,5%;  de los  servicios de administración pública y de los servicios financieros, cada uno con el 6,1% y de la manufactura (5,4%), entre otros.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el sector  de la construcción, de enero a septiembre de 2014, creció en 8,58%, impulsado  por Santa Cruz,   Cochabamba y  La Paz.

De acuerdo con datos de la  Cámara Boliviana de la Construcción,  el crecimiento de esta actividad  en La Paz, en 2014, fue de 9%, mientras que su aporte al PIB en el país  bordeó el   8,7%.

Arce anunció que este año habrá un ahorro del 21,9% del PIB, mientras que en 2014 fue de 20,5% y la  inversión pública subirá de 20,6% a 22%; calificó a  esta última cifra  como el motor de la economía boliviana.

Según el PGE 2015, aprobado en diciembre de 2014, la inversión pública será de 42.000 millones de bolivianos, una cifra considerada como "histórica”.

La inversión pública está destinada principalmente a sectores estratégicos generadores de excedente en materia de hidrocarburos, electricidad y minería, así como en infraestructura vial, mantenimiento de carreteras, comunicaciones, promoción de la industria e inyección de capital en empresas nacionales.

Punto de vista

Juan antonio morales  Expresidente del BCB

No me extraña este crecimiento

Todos los países de la región están con proyecciones de crecimiento del PIB más bajas y Bolivia no podía ser una excepción. La caída de los precios internacionales está afectando a todos los países, a unos más que a otros.

Apostar a un crecimiento basado casi enteramente en la inversión pública tiene muchos riesgos. Para que la inversión pública tenga un efecto multiplicador debe arrastrar a la inversión privada y estar vinculada con ella, lo  que no es fácil  lograr.

Las inversiones privadas se guían en gran parte por las expectativas y el crecimiento asentado en la  inversión pública.

Bolivia ha tenido tradicionalmente una de las tasas más bajas de inversión privada con relación al PIB  (alrededor de 7%) y la situación no cambiará este año. Es más, podría empeorar porque el clima para los negocios no es el mejor.

Hay preocupación empresarial con el tipo de cambio y por la política de incrementos salariales.// Página Siete (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top