La Organización Mundial de la Salud emitió una nueva directiva para la ingesta de azúcares para adultos y niños, y recomendó reducir el consumo de “azúcares libres” a lo largo del ciclo de vida a menos del 10% de la ingesta calórica total y dice que una reducción por debajo del 5% produciría beneficios adicionales a la salud.

Los azúcares libres son aquellos añadidos a los alimentos por los fabricantes, los cocineros o los propios consumidores, y a estos se añaden los presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de fruta y los concentrados de jugo de fruta. Se diferencian de los azúcares intrínsecos porque éstos se encuentran de forma natural en las frutas y verduras enteras frescas.

Reducir en consumo de azúcaresPara lanzar esa recomendación, la OMS apela a varios estudios científicos recientes que “muestran, en primer lugar, que los adultos que consumen menos azúcares tienen menor peso corporal y, en segundo lugar, que el aumento de la cantidad de azúcares en la dieta va asociado a un aumento comparable del peso. Además, las investigaciones evidencian que los niños con los niveles más altos de consumo de bebidas azucaradas tienen más probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad que aquellos con un bajo nivel de consumo de este tipo de bebidas”.

El otro dato de respaldo es que el consumo de azúcares libres superior al 10% de la ingesta calórica total produce tasas más elevadas de caries dental que un consumo inferior a ése. Este dato es importante si se considera que el tratamiento de enfermedades dentales consume del 5% al 10% de los presupuestos sanitarios en los países ricos, mientras que en los países de bajos ingresos no se suele tratar y su costo “excedería todos los recursos financieros disponibles para la atención de la salud infantil”.

Sobre la base de estas recomendaciones, se espera que los países adopten políticas o directrices dietéticas teniendo en cuenta los alimentos disponibles y las costumbres alimentarias a nivel local, así como disponer el etiquetado de alimentos, la concienciación de los consumidores, la regulación de la comercialización de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcares libres, etcétera.

La organización ha anunciado que estas nuevas directrices se revisarán en 2020, con la realización de investigaciones para conocer el efecto de la ingesta de azúcares libres sobre el metabolismo, estudios de largo plazo sobre las consecuencias de cambios de consumo de azúcares libres para la salud, estudios para evaluar el riesgo de caries dental en diferentes niveles de ingesta de azúcar, entre otros.// PIEB (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top