El Día Mundial de la Salud, celebrado cada 7 de abril, ha dedicado este año a concienciar sobre la calidad de los alimentos que ingiere la población en el mundo y que, en caso de estar contaminada con bacterias, virus, parásitos y sustancias químicas, pueden provocar más de 200 enfermedades, desde la diarrea hasta el cáncer más a largo plazo.

“Cada año, alrededor de una de cuatro personas en las Américas sufre un episodio de una enfermedad transmitida por los alimentos. Estos incidentes tienen un impacto mayor en los grupos vulnerables, particularmente niños, embarazadas y adultos mayores”, dice la directora de la OPS, Carissa F. Etienne. Los alimentos insalubres están relacionados con la muerte de cerca de dos millones de personas al año, en su mayoría niños y niñas.

Alimentos contaminadosEsta situación implica que las fallas en la seguridad de los alimentos pueden tener un impacto no sólo en la salud pública, sino también en la economía de nuestros países. En ese contexto se propone, para el trabajo en el campo, mantener limpios sus establos, campos, almacenes; controlar las plagas que afectan a cultivos y animales; informar si existe algún riesgo para la salud de los consumidores; proveer de agua y alimentos no dañinos para la salud de los animales; y almacenar correctamente los productos. Pero el manejo de los alimentos no implica sólo a los productores, a la vez el transporte hasta el mercado debe proveer temperaturas adecuadas, limpieza y desinfección; en el mercado se recomienda locales bien iluminados, limpios y refrigerados, y personal con conductas higiénicas elementales; y en la mesa se sugiere manipular los alimentos con higiene y conservarlos a temperaturas altas (frío o caliente).

Todas las precauciones, sin embargo, se pueden resumir en “cinco claves” para la inocuidad de los alimentos: mantener la limpieza; separar alimentos crudos de los cocinados; cocinar completamente los alimentos; mantenerlos a temperaturas seguras; y usar el agua y materias primas seguras para la cocción de alimentos.

La ingesta de alimentos sin tomar en cuenta estas fórmulas de su manipulación puede provocar desde dolores estomacales, o alternativamente vómitos y diarrea. Estos síntomas se manifiestan tras la ingesta de un alimento o al cabo de semanas, pero en la mayoría de los casos los síntomas se presentan entre las 24 a 72 horas después de su consumo. Algunas enfermedades graves, como el cáncer, la artritis y los trastornos neurológicos, pueden ser provocadas por alimentos contaminados.// PIEB (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top