24 may. 2015

El departamento de Santa Cruz, en los últimos cinco años, fue el único que registró un aumento paulatino de accidentes de Tránsito, pues de los 31.782 casos ocurridos en 2014 en el país se anotó el 31,4%, cifra que casi se duplica si se verifican los registros de 2010, cuando apenas representaba el 17,7%.

El año pasado solo La Paz sobrepasó a Santa Cruz, con el 34,1% de los casos, porcentaje inferior al registrado en ese distrito en 2010 cuando llegó al 40,4%. Por lo tanto, La Paz logró tener seis puntos menos en el último lustro.

Así lo desvela un estudio del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en base a datos de la Policía Nacional, en el que también se evidencia que más de la mitad de los hechos de tránsito en Bolivia (53,5%) se producen por la imprudencia, tanto de los conductores como de los peatones; seguido del exceso de velocidad, que representa el 14,8% del total. Curiosamente, la embriaguez o el consumo de drogas ocupan el tercer lugar a escala nacional, con un 11,5%.

Accidentes en Santa CruzImprudencia local

La Dirección de Semáforos y Señalización de la Alcaldía coinciden en que el exceso de velocidad y la conducción en estado etílico son las imprudencias más significativas en la urbe, dejando luto en las familias afectadas, y daños materiales en las obras y en el ornato público.

El reglamento del Código de Tránsito, que data de 1978, establece que la aceleración máxima para circular en avenidas es de 40 kilómetros por hora, sin embargo, en la capital cruceña, sobre todo debido a sus amplias vías, los conductores imprimen velocidades por encima de los 50 km/h, e incluso 120 km/h, poniendo en riesgo la seguridad de los peatones y aumentando la probabilidad de provocar choques fatales como el sucedido el 1 de abril en el cruce de las avenidas Cristo Redentor y Los Cusis, donde debido a la falta de señalización y a la imprudencia de los dos conductores dejaron cinco personas heridas, entre ellas la adolescente Valeria Brychcy (16) que terminó falleciendo.

Según el director de Semáforos y Señalización, Rolando Ribera, por la av. Cristo Redentor al día pasan 5.000 infractores que corren a más de 50 km/h, los que han sido detectados mediante radares de velocidad.

En el registro de la semana del 4 al 12 de mayo, en el sexto anillo de la doble vía a La Guardia se detectaron cerca de 8.000 infracciones a la velocidad; en la doble vía a Cotoca, a la altura del trillo por el sexto anillo, hubo más de 30.000 infracciones del mismo tipo; en la av. Cristo Redentor, entre tercer y cuarto anillo, superaron las 80.000 en el mismo periodo.

Problema urbano

En la capital, luego de una auditoría vial se han detectado cuatro intersecciones problemáticas por el excesivo caudal de vehículos. El primer lugar lo ocupa el cruce del segundo anillo y avenida Cristo Redentor por donde circulan 160.000 motorizados por día, es decir, 10.000 en cada una de las horas de mayor movimiento.

En segundo lugar está en la confluencia del segundo anillo con la av. Santos Dumont, donde 142.000 vehículos pasan al día, es decir, 8.875 autos por hora. Las otras dos encrucijadas conflictivas están en el Chiriguano y en el ingreso al Urubó, las cuales serán rediseñadas, según la Alcaldía.

Mejoras viales

Luego del desenlace fatal en la av. Cristo Redentor, el cuestionado cruce ya tiene semáforos, en procura de frenar los choques que se repitieron. Igualmente, en las avenidas Grigotá y Virgen de Cotoca, donde antes hubo tragedias viales, también se han colocado semáforos, señalización y pasarelas, pero de poco han servido porque prima la imprudencia de los conductores y peatones.// El Deber (BO)

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top