11 may. 2015

Una encuesta del PNUD señala que el 45% de los estudiantes en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz no logra culminar el bachillerato; una de las razones es que éstos son “cautivados” por salarios a corto plazo, pero que a futuro no ofrecen perspectivas. El estudio fue realizado en 20 municipios.

“Udape (Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas) y el Ministerio de Educación publicaron en 2011 que el 60% de estudiantes bolivianos logra terminar el bachillerato, frente a un 40% que no lo hace. En nuestro estudio la cifra es similar, el 55% de jóvenes consigue ser bachiller, mientras que el 45% no”, informó Ernesto Pérez, economista del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

No obstante, aclaró que las cifras no pueden ser comparables porque el primer estudio es nacional y el segundo abarcó 20 municipios, entre ellos La Paz, El Alto, Cercado, Santa Cruz de la Sierra y regiones aledañas. La encuesta se realizó a personas de 14 a 17 años, entre 2013 y 2014, y será presentada en el segundo semestre de este año.

Educación en BoliviaPérez atribuyó esta deserción escolar a la calidad educativa, porque consideró que “los jóvenes no ven mucha utilidad en la educación”; y al “atractivo” mercado laboral actual del país.

“Se trata de la cara fea del boom económico de la última década, es decir, el mercado laboral con mejores ingresos se vuelve muy atractivo para los jóvenes, que optan por dejar los estudios y meterse a la construcción, servicios, comercio y otros”, sostuvo.

El salario mínimo nacional se incrementó de Bs 500, en 2007, a Bs 1.656, correspondiente al año lectivo.

Zulema Mamani, directora del colegio Pedro Domingo Murillo (Palca, La Paz), confirmó a la Revista del Futuro, del PNUD, que esta situación se da en su municipio. “Van a lavar las ‘colitas’ de minerales en las minas, encuentran algo y lo venden. Ven el dinero y van dando poca importancia al estudio”.

El representante adjunto del PNUD en Bolivia, Claudio Providas, mencionó a dicha revista que los estudiantes “sacrifican el futuro de mañana para ganar muy pocos pesos hoy día”. “Los jóvenes más preparados ganan y viven mejor”.

Según el investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), Bruno Rojas, solo 6 de cada 100 adolescentes tienen buen empleo y el grueso de esta población, uno precario. Agregó que 6 de cada 10 no logra encontrar un trabajo digno por falta de capacitación.

Incentivos. Al respecto, el viceministro de Educación Regular, Juan José Quiroz, señaló que desde el Gobierno se trabaja en estrategias para una educación secundaria más atractiva para jóvenes. Citó como ejemplo el acceso a la tecnología, haciendo referencia a la dotación de computadoras Quipus a estudiantes de 6° de secundaria.

Agregó que también están los bonos Juancito Pinto, de Bs 200 para estudiantes de colegios fiscales y de convenio; y de Excelencia, de Bs 1.000 para los mejores bachilleres. La gratuidad de diplomas de bachiller. Asimismo becas y bachillerato técnico medio.

“Estamos trabajando en esa línea, consideramos que en su tiempo vamos a lograr el objetivo, que el 100% de jóvenes concluya con la educación secundaria”, dijo Quiroz y resaltó que el ministerio emitirá un criterio formal cuando conozca el estudio.

Para el presidente nacional de las juntas escolares, Franklin Gutiérrez, los resultados del PNUD son “exagerados”. “Como prueba de esto tenemos a jóvenes que trabajan y siguen sus estudios en escuelas nocturnas”.

En cuanto a la calidad educativa, Pérez sugirió realizar un diagnóstico, pues indicó que desde 2002 no se llevan a cabo tales mediciones en Bolivia.Rojas explicó que un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), de 2011-2012, señala que 87 de 100 jóvenes bolivianos están insatisfechos con la educación secundaria porque creen que el colegio es “una pérdida de tiempo”.

Quiroz adelantó que coordinan con el Observatorio Plurinacional de la Calidad Educativa los indicadores para medir la calidad de la educación.

En tres regiones, el 5% de la juventud es ‘nini’

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) cuantificó en una encuesta, realizada en 20 municipios de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, a 180.000 jóvenes, de entre 18 y 24 años, que ni estudian ni trabajan, grupo conocido también como “ninis”. Esta cantidad representa al 5% de la juventud entrevistada durante 2013 y 2014.

“De los 4 millones (de jóvenes), se estima que 180.000 no están ni trabajando ni estudiando. Esto es alarmante”, dijo el economista del PNUD Ernesto Pérez.

Explicó que los “ninis” son una población inactiva, como resultado de un problema estructural de la sociedad y de la economía, que está relacionada por una parte con las pocas oportunidades laborales para ese sector poblacional.

¿A qué pueden estar vinculadas estas personas? Se cuestionó el economista. “Probablemente al tema de la delincuencia o posiblemente estén relacionadas con la problemática de los embarazos en adolescentes”. La encuesta se publicará en el segundo semestre de este año.

En febrero de 2014, un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), realizado en América Latina y el Caribe, indicó que el 20,3% (21,8 millones) de jóvenes en edad de trabajar no estudian ni están ocupados laboralmente; de ellos, 12 millones se dedican a los quehaceres domésticos.

Noel Aguirre: Incentivos y cambios para secundaria

“Educación resuelve año tras año el tema de la continuidad de los estudios, pero además hay estímulos como el bono Juancito Pinto, que llega a secundaria; también cambios en el currículo; dotación de computadoras, y los avances para la implementación del bachillerato técnico”. Es viceministro de Educación Especial y Alternativa

Franklin Gutiérrez: Una causa es la migración

“Hay un bajo porcentaje de jóvenes que abandonan sus estudios, por lo menos el 10% en el área urbana, y principalmente se debe a la migración de los padres de familia, en busca de trabajo. Ante eso, los hijos quedan con familiares y enfrentan problemas emocionales al punto de abandonar el colegio. Es presidente de juntas escolares.

Adrián Quelca: Se ven forzados a trabajar

“Si bien no es la generalidad, en varios casos los estudiantes quedan al frente de la familia porque los padres se trasladan a otras ciudades por trabajo; entonces, los hijos se ven forzados a trabajar y dejar el estudio. Pero además hay una oferta de trabajo dirigido especialmente a los jóvenes”. Es dirigente de la Confederación de Maestros Urbanos.// La Razón (COM)

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top