19 may. 2015

La Confederación Nacional de Panificadores de Bolivia (Conapabol) determinó ayer un paro de 48 horas desde mañana, pero postergó la elaboración de una nueva hoja de costos para determinar si hay o no incremento del precio del pan de batalla, informó ayer su presidente, Daniel Lamas, desde Oruro, donde se realizó un ampliado nacional en el que se acordó la medida.

Dijo que la decisión fue asumida por las declaraciones “irresponsables y discriminatorias” de la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, respecto a las ganancias que percibe el sector.

Raúl Quispe, un panificador independiente, afirmó que el pan de batalla elaborado sin harina subvencionada, con un precio de Bs 190 bolivianos el quintal,  puede venderse en Bs 0,40 la unidad, mientras que con harina subvencionada, es decir a Bs 130 bolivianos, podría comercializarse tres unidades por Bs 1.

Pan en BoliviaConsultado sobre ese cálculo, Lamas se limitó a afirmar que hay personas que sólo quieren aprovecharse de la situación y “buscan protagonismo político”.

El dirigente de los panificadores de Cochabamba, Freddy Cuentas, señaló que la determinación del paro fue asumida de forma unánime y ven que es la única forma de que el Gobierno retroceda y reponga el subsidio.

Explicó que el paro fue fijado para mañana en espera de que el Gobierno los convoque a dialogar. Caso contrario, llamarán a otro ampliado para el viernes en el que definirán la nueva hoja de costos para el pan.

Por su parte, el gerente general de Emapa, Avelino Flores,  manifestó a ABI que la convocatoria al diálogo está abierta.

Sin embargo, Lamas manifestó que esperan que antes de mañana sea el presidente Evo Morales quien los invite a negociar porque no están dispuestos a dialogar con otras autoridades.

Respecto a otras determinaciones del ampliado, Lamas dijo que se acordó exigir la renuncia de Ramos, y del viceministro de la Micro y Pequeña Empresa, Martín Bazurco, por las declaraciones emitidas. También piden la entrega de maquinaria que fue comprometida por el Gobierno, desde el 2013, por un valor de 51 millones de bolivianos.

El pasado jueves, Ramos informó que el Gobierno decidió eliminar el subsidio a la harina de trigo destinada a los panificadores y justificó la medida explicando que hay suficiente abastecimiento en el mercado y a bajo precio.  Dijo también que las utilidades que perciben actualmente les permiten soportar un precio de 175 bolivianos por quintal de harina a precio de mercado y que si suben el precio del pan en 10 centavos, tendrán una ganancia adicional de 7.000 bolivianos por mes.

En la misma línea, el director de la fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez, indicó ayer a Erbol que el retiro de la subvención no debería incidir en el precio del pan, porque los costos del quintal de harina bajaron en los últimos meses.

Añadió que el precio del pan no tiene ningún efecto multiplicador y que es falso que si el pan sube, subirán otros productos.

Esa posibilidad sólo se daría si se quita la subvención a la gasolina o el diésel, apuntó.

En esta ciudad, radio Fides reportó denuncias por la venta de pan de batalla a 60 centavos; pero vendedoras del mercado Calatayud señalaron que el precio se mantiene.

Los panificadores de Cochabamba fijaron un ampliado para esta tarde, donde se informará sobre el ampliado nacional y se determinará si el paro será con movilizaciones.

Piden panaderías populares

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), Joel Flores, indicó que gobernaciones y alcaldías deberían implementar panaderías populares si los panificadores suben el precio.

Manifestó que aumentar el precio del pan traería “consecuencias serias” para las familias y sería igual que subir el precio de la gasolina, porque todos los productos de la canasta familiar costarían más. “El tema de la subvención no es una justificación para que los panificadores incrementen el pan, más aún cuando tuvieron ciertos beneficios con la harina subvencionada, se rechaza de manera categórica cualquier incremento”, afirmó.

Para el dirigente de los panificadores de Cochabamba, Freddy Cuentas, la Fejuve debería apoyarlos porque lo que exigen es para beneficio de la población. “En esta cuestión gana la población; pero vamos a escuchar (a otros sectores) con detalle”, argumentó.  

La Fejuve convocó a un ampliado  el viernes y sábado y uno de los temas es el análisis del precio del pan, informó Flores.  

PARA CONTROLAR CALIDAD Y PESO

Ramos plantea norma para vender pan por kilo

La ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, sugirió ayer la evaluación de una norma para que el pan se venda por kilo. Indicó que es una manera de controlar la calidad del pan de batalla, reportó Oxígeno.

La Federación Departamental de Panificadores de La Paz comenzó ayer un paro de 48 horas en protesta a la eliminación de la subvención de la harina. Sus afiliados advirtieron con subir el precio del pan de 40 a 50 centavos a partir de mañana si su reclamo no logra resultados favorables.

Ramos indicó que esta es una oportunidad para pedir a los panificadores una mejor calidad de producto con precio y peso justo.

“Este es un momento para empezar a retomar el peso en la venta de pan en vez de vender por unidad. Si se hace un análisis, desde el 2011 hasta el 2015 los panificadores fueron mermando la cantidad (en el peso de las) marraquetas a nivel nacional”, indicó.

Puso como ejemplo los condicionamientos que se hacen en algunos puntos de comercio cuando el ciudadano pide que se le venda sólo marraqueta y muchos comerciantes obligan a comprar surtido.

“El tamaño de la marraqueta se ha reducido, ya no es de 70 gramos, es decir que (los panaderos) están ganando adicionalmente, reduciendo la cantidad de harina utilizada y creo que una de las mejores formas para controlar esto es empezar a comprar el pan por kilo”, indicó.

Indicó que el instrumento para la venta de pan por kilo “puede ser una normativa y adicionalmente fortalecer todos los mecanismos, porque significa una serie de medidas paralelas”.

FFAA hacen pan

Debido a la alta demanda de pan en las ciudades de La Paz y El Alto, el Gobierno anunció ayer que pondrá a la venta 70 mil unidades de pan de batalla ante el paro de los panificadores en dichas ciudades.

“Si no se resuelve el conflicto, mañana (hoy) vamos a duplicar esta cantidad y la multiplicaremos en los siguientes días.  Estamos seguros que vamos a poder abastecer las necesidades de la ciudad”, afirmó el ministro de Defensa, Reymi Ferreira.

Explicó que Emapa proveyó la harina y el Ministerio de Defensa, los otros insumos. La venta estuvo a cargo de Emapa.// Los Tiempos (COM)

Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top