8 jun. 2015

De las 60 personas que optaron por una vasectomía en el CIES, el 50% son padres de entre 25 y 35 años, informó el responsable nacional de comunicación del CIES, Martín Gutiérrez.

"La mitad, es decir el 50% tiene entre los 25 y 35 años de edad, es . Son jóvenes y  ya tienen   dos o más hijos”. La mayoría de ellos son asalariados, por lo que tienen ingresos regulares.

Añadió que el  30% de los varones que participaron en la campaña de control natal masculino tiene entre 35 y 45 años. "Es llamativo que sean adultos jóvenes los que optan por este método”.
Temas de saludEn el grupo hubo  dos jóvenes menores de 25 años sin descendencia, que tomaron la decisión de no ser padres. "A ellos  les hizo todo el protocolo de información y sensibilización. Pero ellos ya tenían una decisión tomada y, en el marco de su derecho a decidir, se les realizó el tratamiento”, informó Gutiérrez.

Gutiérrez comentó que algo que les llamó la atención es que cerca de 400 personas buscaron información sobre ese método anticonceptivo. Se presume que "de a poco se rompe la barrera de la falta de información”.
El proceso no es tan simple, aún existen barreras culturales y sociales en las que hay que seguir trabajando.  "Uno de los principales espacios en los que hay que seguir trabajando es en la eliminación de los mitos”, refirió el comunicador de la institución.  

El director nacional ejecutivo del CIES, Jhonny López, indicó que existen tres mitos sobre la vasectomía en el país: los hombres creen que con el procedimiento   no tendrán erecciones, no disfrutarán de la relación y no eyacularán. "Eso es falso”.

Explicó que después del proceso, la persona puede tener relaciones sexuales normalmenteLa diferencia es que aunque el hombre eyacule, el semen no tendrá  espermatozoides,  los cuales serán absorbidos por el cuerpo.

Perfil del paciente
Según el director en Bolivia de  Marie Stopes International, Ramiro Claure, en Bolivia los que acceden a ese servicio son  jóvenes, con estudios universitarios y con un ingreso medio.

 "Llegan a nuestros centros gente que culminó el bachillerato que tiene formación universitaria o que son profesionales”, destacó Claure. Aseguró que, en  pocas oportunidades, los hombres que no hayan concluido la secundaria buscan este procedimiento.

Es una  decisión
Derecho  Los hombres también tienen derecho a decidir cuántos hijos tener.

Opciones  Los varones pueden optar por el condón o por la vasectomía como métodos anticonceptivos.

Mujeres  Las féminas tienen hasta 10 métodos anticonceptivos entre los que están: la T de cobre, las pastillas y la inyección, entre otros.

 

Responsabilidad obliga: más hombres se hacen la vasectomía

Con ocho hijos, una esposa a quien no le caía nada bien los tratamientos anticonceptivos y por una economía inestable   Efron P. decidió  recientemente someterse a una vasectomía.     "Fue por responsabilidad -cuenta el taxista alteño de 40 años-. Mi esposa tuvo la T de cobre y no la soportó, las pastillas le cambiaron el humor, la inyección le hizo engordar. Por eso creí que lo mejor era que yo opte por un tratamiento”.

  Él es uno de los 60 hombres paceños que acudieron al Centro de Investigación y Educación de Servicio Salud Sexual y Reproductiva (CIES) para acceder a un procedimiento de control natal gratuito y  sin bisturí.  "Hace tiempo ya fui a averiguar, pero me informaron que costaba muy caro. Me desanimé, pero cuando escuché de la promoción  fui corriendo”, relata  Efron.

La falta de información y los mitos ocasionados por el machismo   son las principales barreras para que los varones no accedan a una vasectomía,  según un informe del  CIES.  En abril, la institución  lanzó la campaña para realizar el procedimiento gratuito a 50 personas, pero la convocatoria tuvo tanto éxito que llegó a 60 individuos y existe una lista de 80 en espera .

 "Mis amigos me decían: ‘si te haces  eso (vasectomía) ya no vas a poder  tener relaciones sexuales’. Otros me advertían: ‘ya no vas a ser hombre’. Para muchos era  una castración”, relata  Efron.

Esos comentarios,  hicieron que él evite hablar con un profesional, aunque el tema le daba vueltas en la cabeza. Hasta que un día conversó con en su taxi un pasajero, que resultó ser médico, y  le informó adecuadamente sobre el procedimiento.

 Existen dos formas para realizar procedimiento: con y sin bisturí. La primera se realiza mediante un corte de los conductos deferentes (un par de tubos musculares rodeados de músculo  que conectan el epidídimo con los conductos eyaculatorios intermediando el recorrido del semen entre éstos) y la recuperación es  larga. La vasectomía sin bisturí, en cambio,    no requiere internación y tiene 98% de efectividad. Dura 15 minutos y se puede revertir.

 "Estoy nervioso y con un poco de temor, pero sé que todo saldrá bien”,  asegura antes de su procedimiento Germán M. Dice que tomó la decisión " por equidad, responsabilidad y madurez”.

  A sus 39 años, Germán es padre de dos niñas que nacieron por cesárea. "No puedo arriesgar a mi esposa, su vida está en peligro si tiene otro bebé”, dice. Con ella tomó la decisión y aunque el procedimiento la asustaba, aceptó.

A Ximena Rodríguez le parece una buena alternativa que los varones opten por otro método que no sea el condón. "Quisiera que mi esposo tome esa decisión, sólo  exige que yo me cuide, cuando la responsabilidad es de  dos”.

 El director nacional  ejecutivo del CIES, Jhonny López, comenta que cada vez más varones asumen que la responsabilidad de la  planificación familiar es en pareja.  Sin embargo, en el país hay 10 métodos anticonceptivos para la mujer y sólo dos para el varón.

 En Marie Stopes International también brindan el tratamiento. Su director,  Ramiro Claure,  informa que "hasta hace cinco años había  20 vasectomías por mes, ahora hay más de 50”.   

Por miedo o prejuicio
 Uno de cada  cuatro varones se desanima en la recta final
Pese a que los varones que buscan una vasectomía tienen una charla previa con la psicóloga del CIES, uno de cada cuatro postulantes al tratamiento lo  rechaza a último momento, de acuerdo a las estadísticas del  Centro de Investigación y Educación de Servicio Salud Sexual y Reproductiva.

El Responsable Nacional  de Comunicación del CIES Salud Sexual y Reproductiva, Martín Gutiérrez, contó que antes  que una persona acceda a una vasectomía se le informa sobre el tratamiento y todo lo que implica a través de psicólogos y  trabajadores sociales.

  Después se somete a una  revisión médica que incluye  los análisis. Finalmente, se le asigna el día y la hora para el proceso. "Sin embargo, uno de cada cuatro pacientes que estaba listo para el tratamiento se desanimó en la puerta de la sala y no se lo realizó”, informó Gutiérrez.

Explicó que eso puede deberse a algunos temores que el paciente tiene y que "obviamente se respetan”. Tras el rechazo se realizan otras  charlas informativas con los pacientes. "Y algunos retornaron y se trataron”.

Muchos de los que se realizaron la vasectomía llegaron al  Centro con sus esposas, quienes los acompañaron en el proceso.


Según el exdirector del Servicio Departamental de Salud, Henry Flores,  aún falta mucha información. "El machismo es un factor importante para que los varones no accedan a ese tratamiento”, dijo para añadir  que ese procedimiento se hace en los hospitales de segundo nivel.// Página Siete (BO)
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top