a


Publicado el 18/06/2015
Mientras otros países latinoamericanos y del mundo avanzan hacia la cobertura plena de los servicios de las tecnologías de información y comunicación (Tics); en Bolivia, en 16.272 localidades del país, que representa a un tercio de la población total, el acceso a internet apenas alcanza al 0,8%. Se trata de poblaciones menores a 2.000 y mayores a 50 habitantes, todas ellas se encuentran dispersas en las áreas rurales donde habitan al menos 3.0 millones de personas.

Según datos del Programa Nacional de Telecomunicaciones de Inclusión Social (Prontis), la situación es aún más adversa en siete departamentos del país donde el acceso a internet promedia en 0,5%. Sin embargo, Santa Cruz y Tarija, muestran márgenes por encima del 1%, con 1,9% y 1,6%.

"Es necesario coordinar y lograr sinergias entre los distintos sectores interesados en la inclusión social, es necesario también desarrollar la alfabetización digital a fin de que la adopción de tecnologías de la información y comunicación sea rápida a nivel rural", señala Carlos Mostajo Medrano, analista de Proyectos de Prontis.
Internet lento y caro en BoliviaUn panorama complejo. Luis Rejas, experto en telecomunicaciones y del Colectivo Más y Mejor Internet, respecto al gran contraste y la brecha persistente en el país en términos de acceso, cobertura y expansión del servicio de internet,  señala que todo se debe a la falta de un plan estratégico desde el Estado que aún no pone en marcha. "Hasta ahora no hay nada en concreto, solo nos ponemos a paliar el problema diciendo que tenemos el acceso a internet más barato, pero no se está haciendo nada para enfrentar y desarrollar de manera integral este problema", argumentó.

A diciembre de 2014, según reporte a principios de esta gestión de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes ATT, se registraron 4.981.684 conexiones de internet en Bolivia, es decir, la penetración llega al 46,3%  de  la población que asciende a 10,71 millones de habitantes.

La cifra de 4,9 millones de conexiones de internet corresponde a las tecnologías alámbricas, con 169.126 usuarios; inalámbricas con 11.061 y las móviles (2G, 3G y 4G, dongles y terminales) con 4.801.498. Sin embargo, según otros expertos, el hecho que haya mayores conexiones en el país no necesariamente significan que la cobertura esté en ese orden equivalente al número de habitantes. Lo que significa que una misma persona puede sostener una y más conexiones a internet.

Por su parte, Mariano Cabrera, conocedor del tema, señala como aspecto básico se debe “realmente tener un plan de crecimiento de internet en todo el país”. Un plan que tenga en mente el abaratamiento de costos, la ampliación de redes de internet, las mejoras en velocidad y demás elementos. "No es necesario esperar a ese momento para comenzar a planificar y actuar, sino ahora, cuando todo será (en vistas a futuro) más beneficioso para los actuales habitantes y más económico que las futuras implementaciones", sintetiza.

El comunicador social, Max Tórrez Garay, argumenta que para llegar a articular las zonas rurales del país, necesariamente el Estado debe generar condiciones óptimas para primero desplazar tecnología apropiada a bajo costo y por el otro hacer toda una revolución educativa.

"El Estado carece de una política de introducción de las innovaciones tecnológicas a corto y largo plazo. Para socializar el konow konow (tecnología) hay que promover toda una revolución educativa", puntualizó.

Hacia un plan estratégico. Según los analistas, el gran dilema para un país con población dispersa y una accidentada geografía, el gran problema radica en cómo se puede equilibrar entre los altos costos que significa generar cobertura plena con la instalación tecnológica necesaria y la expansión al 100% del servicio de internet.

"No queda más que esperar la subvención estatal para dotar este servicio y exigir, a operadores privados autorizados, ampliar la subvención como parte de sus políticas de Responsabilidad Social Empresarial", señaló Tórrez Garay.

Según Prontis, hay un plan estratégico de telecomunicaciones a ser desarrollado en el país por los próximos 10 años. "La meta establecida es llegar con tecnología de telecomunicaciones a todas las localidades que cuenten entre 50 y 2.000 habitantes, que deben  ser atendidas en la primera fase del Plan hasta el 2020", informó Mostajo.  Sin embargo, para alcanzar esos objetivos destacó cinco factores críticos por afrontar en ese lapso de tiempo. Entre ellos se destaca: desarrollo de proyectos priorizando el acceso móvil; despliegue de tecnologías de bajo costo operativo; desplazamiento de redes de banda ancha rural; uso de tecnologías de bajo consumo de energía; desarrollo de contenidos y aplicaciones para uso rural.

También esta entidad debe enfrentar tres aspectos que al momento se constituyen en trabas para generar de manera rápida esos objetivos del plan: el costo de la tecnología y nuestra baja soberanía tecnológica; la gran dispersión geográfica de las localidades rurales; la carencia de banda ancha a nivel rural.

Lo que se desconoce es la inversión que se requiere para alcanzar dichos objetivos. Sin embargo, Mostajo señala que básicamente el éxito depende de que se cumplan los lineamientos que da el Plan, así de simple.
"También hay que realizar un seguimiento en base a indicadores,  depende de que los fondos de inversión se dispongan oportunamente y también depende mucho del apoyo de los municipios y su compromiso en la adopción de las TIC como herramienta para el desarrollo de los pueblos", señaló.

Por su parte Cabrera, recomienda analizar la situación de estas zonas, dado que se podría llegar con internet, pero puede que sus habitantes no tengan los recursos para poder hacer uso del servicio e inclusive necesiten una cierta madurez o aprendizaje en temas digitales. "Creo que todavía es parte de la madurez que nos falta como país. Si se planifica todo es posible, pero requiere que realmente primero se piense qué es lo mejor, cómo aplicarlo y quién va a hacerlo", finalizó.

Otros indicadores
'Contexto en ciudades capitales e intermedias'
Grandes. Según el Prontis, la penetración al servicio de  internet en las 10 principales ciudades capitales solo llega al 14% a nivel nacional. Santa Cruz muestra que de 392.217 viviendas existentes solo el 22% tiene acceso al servicio. Contrariamente a ello, señala que la ciudad de El Alto, muestra que solo un 5%  se beneficia del servicio.

Poblaciones. En ciudades consideradas “intermedias” como Montero, Quillacollo, Guayaramerín, Riberalta, Villa Montes, San Matías, entre otros del país, la penetración llega a un global del 8% a nivel nacional. Los municipios con mejor cobertura son los que forman parte del eje metropolitano de la ciudad capital. Como ejemplo se cita Colcapirhua con una penetración del 13%; en cambio, en Montero y  Warnes, la situación no pasa del 11%, cita el Prontis.  

Premisas. Según el experto Max Tórrez Garay, los pasos a desarrollar deben apuntar a instalar junto a operadores privados y el estatal de una red sólida de fibra óptica y en poblaciones alejadas de una vez poner en funcionamiento de la red satelital usando el Túpac Katari; desarrollar una campaña intensiva para que todo tipo de público tanto en ciudades intermedias y área rural puedan conocer las bondades del uso de las TICs y el internet; y que el Estado tenga la obligación de instalar internet gratis en todos los colegios fiscales y formar a profesores para aprovechar todas las potencialidades del internet para el desarrollo humano.

Realidad
La brecha aún es significativa a nivel mundial
Mirada. Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han experimentado un crecimiento sin precedentes en los últimos 15 años, según confirman los datos publicados el pasado 29 de mayo por la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones), el organismo especializado de las Naciones Unidas para las (TIC).

Cifras. Hoy en día, hay más de 7.000 millones de abonados a la telefonía móvil en el mundo, cifra que el año 2000 era de 748 millones. A escala mundial, 3.200 millones de personas utilizan internet, de los cuales 2.000 millones viven en países en desarrollo.

Penetración. Entre 2000 y 2015 la penetración de internet se ha multiplicado casi por siete, pasando de 6,5 al 43% de la población mundial. La proporción de hogares con acceso a internet aumentó del 18 por ciento en 2005 al 46 por ciento en 2015.

Brecha. Los datos de la UIT también indican que en el mundo en desarrollo sigue habiendo 4.000 millones de personas sin acceso a internet. De los casi 1.000 millones de personas que viven en países menos adelantados (PMA), 851 millones no utilizan internet.

Tecnología. La proporción de la población cubierta por una red celular móvil 2G creció de 58% en 2001 al 95% en 2015. A finales de 2015, el 34% de los hogares en los países en desarrollo tendrá acceso a internet.

Punto de vista
Mariano Cabrera
Experto en Tecnología y TICS
"Hay que crear un proceso de alfabetización digital'
"Se debe realmente tener un plan de crecimiento de internet en todo el país. Ese plan debería tener un especial foco en las etapas y fases de construcción de redes de fibra óptica (ya que es actualmente el tipo de conexión más veloz y estable). Eso puede requerir prácticamente “cablear” todo el país, como nunca antes se había tenido en mente y no será una tarea sencilla.

Luego se debe tratar de abaratar los costos de internet para que el consumo realmente pueda estar al alcance de cualquier persona. No solo basta con llegar, sino que también sea accesible.

En cuarto lugar se necesita contar con conexiones de alta velocidad, de nada nos serviría trazar odo el país de fibra óptica si tendremos velocidades que no aprovecharían estos canales.

Finalmente, sería ideal crear un proceso de culturización digital de todas aquellas personas que actualmente no tienen ciertos recursos para que puedan comenzar a exigir, solicitar y hacer uso de internet como una herramienta de trabajo o inclusive de ayuda.

Todo ello, depende de muchos factores para poder alcanzar esto, se puede hablar desde conexiones satelitales (que no son las más rápidas) hasta conexiones de fibra óptica. Pero sin lugar a duda hay que empezar a pensar como un país que mira al futuro y actúa hoy mismo.


Hoy una población de 2.000 habitantes puede ser mañana una ciudad de 50.000. No es necesario esperar a ese momento para comenzar a planificar y actuar, sino ahora, para beneficio de los actuales habitantes del país".// El Día (BO)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top