5 jun. 2015

Siete equipos míticos del fútbol europeo tienen el privilegio de poder presumir de un triplete en sus vitrinas. El primer combo Liga, Copa y Copa de Europa lo llegó 1967 y el último, ya con la 'orejona' bajo denominación Champions, se produjo hace apenas un par de temporadas. Estos han sido los siete 'tréboles' que ha contemplado el fútbol europeo:

Celtic de Glasgow (1967)
Fue el primer equipo en conseguir el triplete en la historia europea. Dirigido en el banquillo por el mítico Jock Stein, uno de los entrenadores con más prestigio que ha dado el fútbol escocés ganando seis Ligas, nueve copas y esa Copa de Europa en 1967, dio el triplete al Celtic. La final la disputó contra el Inter de Milán, entrenado por Helenio Herrera y liderado por Sandro Mazzola, que salía como favorito para el partido. La victoria caería del lado escocés por 2-1. El Celtic era un equipo formado por jugadores nacidos todos en las proximidades de Glasgow y liderado por Jimmy Johnston. Después de ese triunfo, se convirtieron en los Leones de Lisboa, ciudad donde se disputó la final de la Copa de Europa, y es considerado el mejor bloque de la historia del club.

Ajax de Amsterdam (1972)
El fútbol europeo estuvo dominado durante tres años de manera clara por este equipo holandés liderado por Johan Cruyff, que sería la base de la Naranja Mecánica, subcampeona del mundo en Alemania en 1974. El Ajax era un equipo de ensueño que se llevó el triplete en 1972 al ganar la final de la Copa de Europa al Inter con dos goles de Cruyff. Rep, Neeskens, Muhren, Keizer y Haan eran otros de los futbolistas ilustres de este equipo inolvidable en el que años después pescaría el Barcelona al fichar a Cruyff y Neeskens para el equipo y Rinus Michels como entrenador. Unas incorporaciones determinantes para que el Barcelona en un futuro definiera ese estilo de juego ofensivo que tantos éxitos le dio.
Champions: Los siete históricos tripletes del fútbol europeoPSV Eindhoven (1988)
A pesar de conseguir el histórico triplete, este equipo holandés no pasará a la historia como uno de los grandes del fútbol. Su líder era otro futbolista que en el futuro recalaría en el Barcelona: Koeman. Pocas figuras más había en ese bloque. El lateral Eric Gerets, Vanenburg, Kieft y Soren Lerby, eran buenos jugadores, pero poco más.

El PSV consiguió la Copa de Europa sin ganar ninguno de los últimos cinco partidos. En cuartos eliminó al Girondins de Burdeos después de empatar a uno en Francia y a cero en Eindhoven. Exactamente los mismos resultados que tendría en las semifinales frente al Madrid de la Quinta del Buitre. La final la jugaría contra el Benfica que se decidiría en los penaltis después de un empate a cero.

Manchester United (1999)
Alex Ferguson llevó a su equipo a lo más alto esa temporada consiguiendo los tres grandes títulos. Era un excelente equipo que contaba en sus filas con un David Beckham ya figura a sus 24 años que exhibía su talento natural. Pero ese Manchester era mucho más que el rubio extremo que acabaría en el Real Madrid algunos años más tarde. Peter Schmeichel era considerado uno de los mejores porteros del mundo del momento; Stam un excelente central holandés; Ryan Giggs era el líder en el centro del campo y arriba tenía dos puntas rapidísimas como Cole y Yorke. En la plantilla también estaba Jordi Cruyff.

La final frente al Bayern de Múnich disputada en el Camp Nou es una de las más emocionantes de la historia, después de que los ingleses remontaran con dos goles en el descuento el tanto inicial de Mario Basler. Es una de las finales más recordadas.

Barcelona (2009)
Pep Guardiola había llegado al banquillo en una arriesgada decisión de Laporta y Txiki Begiristain. Los comienzos no fueron fáciles, pero pronto el equipo azulgrana cogió una alta velocidad de crucero. Ganó la Liga, después del histórico 2-6 logrado en el Bernabéu, y la Copa, derrotando 4-1 al Athletic. El bloque era una máquina de jugar al fútbol con Valdés, Piqué, Puyol, Alves, Xavi, Iniesta, Busquets, Touré, Messi, Eto'o y Henry como máximos exponentes.

Un equipazo que se impuso en la final de Roma con claridad al Manchester United liderado entonces por Cristiano Ronaldo. En ese mismo 2009, el Barcelona ganaría todos los títulos posibles con las dos Supercopas y el Mundial de Clubes.

Inter de Milán (2010)
Era la segunda temporada de José Mourinho al frente del equipo italiano. Tenía ya en su bolsillo el scudetto y la Copa y se disponía a llevarse la Champions. El sorteo le emparejó con el Barça de Guardiola que salía como el gran favorito en las semifinales. Fue la primera gran derrota del equipo de Pep, que perdió 3-1 en San Siro y fue incapaz de remontar en el Camp Nou. En la final se impuso al Bayern de Van Gaal con dos goles de Diego Milito, el argentino vivió su segunda juventud a las órdenes del técnico portugués. Una final disputada en el Bernabéu como premonición de la llegada de Mourinho al año siguiente al banquillo del Madrid.

Bayern de Múnich (2013)
Jupp Heynckes se retiró de los banquillos con un éxito sin precedentes al frente del equipo alemán. El técnico ya sabía que Pep Guardiola sería su sustituto, pero le dejó el listón muy alto con el triplete. Un Bayern que entonces ya tenía la base del extraordinario equipo que sigue siendo hoy en día aunque la Champions League se le resista.

En la final disputada en Wembley ante el Borussia de Dortmund ya alineó jugadores como Neuer, Lahm, Boateng, Alaba, Javi Martínez o Schweinsteiger. Y, sobre todo, la temible y admirada delantera formada por Robben, Ribéry y Müller.// Marca (COM)
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top