29 jun. 2015

Una indagación en la percepción del narcotráfico en nueve países de América Latina muestra que la población boliviana considera que el consumo de drogas es un problema de seguridad ciudadana (67%), y en menor medida de salud pública (29%). Sólo un 3% opina que el consumo de drogas no constituye un problema.
El “Estudio anual sobre políticas de drogas y opinión pública - América Latina 2014-2015”, elaborado por el Observatorio Latinoamericano de Políticas de Drogas (OPODP) de Asuntos de Sur menciona que en promedio en los nueve países consultados, un 45% de las personas cree que el consumo de drogas es un problema de seguridad ciudadana y un 44% piensa que se trata de un problema de salud pública.
Los países en los que se hizo la encuesta son Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Perú y Uruguay. La muestra total fue de 8.952 personas (3.872 de 18 a 35 años de edad) con 1,0% de error. En Bolivia se tomó una muestra de 995 personas.
Para la población, consumir drogas es un problema de seguridad y no de salud pública - Bolivia informa
Drogas en Bolivia
La percepción alta de los bolivianos acerca del consumo de drogas como problema de seguridad ciudadana se refleja también en la opinión sobre la relación entre ese consumo y la ocurrencia de delitos. En Bolivia un 94% de la gente considera que existe ese vínculo entre consumir y cometer delitos, entre los jóvenes de 18 a 35 años la opinión es casi similar (92%).
A nivel general en los nueve países se considera (en 40%) que perseguir con la Policía el consumo de drogas no es una política efectiva, esa percepción se reduce en Bolivia a un 21%. ¿Qué sucede con la persecución al narcotráfico? Un 16% de los consultados expresa que la intervención militar para ese propósito no es una medida efectiva.
Y a diferencia del resto de países, sólo en Bolivia (13%), en Argentina (19%) y en El Salvador (10%) existen opiniones minoritarias acerca de la despenalización y/o legalización de las drogas, frente al promedio de 33% de la región.
“A nivel de diferentes medidas que pueden utilizarse como aproximaciones a una escala de posicionamiento en el continuo liberal conservador –dice el estudio en sus conclusiones, Bolivia y El Salvador sistemáticamente se ubican entre los países con mayor conservadurismo y Uruguay, México y Argentina, de mayor liberalismo. Esto fue medido a través de la aprobación de la homosexualidad, matrimonio entre personas del mismo sexo, eutanasia y aborto (elementos con los que abre la encuesta)”.// PIEB
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top