15 jul. 2015

La promulgación y principalmente el cumplimiento de normas de tránsito puede salvar vidas en accidentes por colisiones de vehículos, dice el informe de la Organización Mundial de la Salud, donde se reporta que la tasa de mortalidad causada por choques de tránsito es de 15,7 a 19,6 por cada 100.000 habitantes en Bolivia.

Las muertes suceden principalmente entre los ocupantes de vehículos, pero los peatones, motociclistas y ciclistas son también víctimas frecuentes de estos accidentes, según estadísticas actualizadas al 2010. En términos generales, en todo el continente americano los ocupantes de automóviles mueren en un 42% de los casos, seguido de muertes de peatones (23%) y pasajeros de vehículos de dos y tres ruedas (15%). En parte este problema obedece a que “el desarrollo económico de la Región ha dado lugar a un aumento de los niveles de motorización. En otras palabras, la población está pasando de modos de transporte no motorizados —como caminar o montar bicicleta— a modos motorizados, como los vehículos de pasajeros o las motocicletas”.

El estudio muestra que las normas, reglamentos y leyes, su promulgación y su cumplimiento, son efectivas para mejorar la seguridad vial. Por ejemplo las normas acerca de la disminución de la velocidad protegen a los usuarios vulnerables contra lesiones y la muerte en las calles, en Estados Unidos se calcula que el exceso de velocidad influye en un 31% de las colisiones mortales.
Normas de tránsitoUn segundo elemento es la sanción a conducir bajo los efectos del alcohol, en este caso las normas pueden proteger al 42% de la población de los choques mortales. Bolivia por ejemplo está considerado país con “ninguna ley al respecto, o ley no basada en la alcoholemia”. El informe afirma que si se hace cumplir por los conductores de todo el país el límite de alcoholemia de menor o igual a 0,05 g/dl (gramos de alcohol por decilitro de sangre), “disminuirán las colisiones viales y las defunciones”.

Las leyes sobre uso del casco, prohibición de usar el celular mientras se conduce, uso del cinturón de seguridad y asientos especiales para los niños también han demostrado ser eficaces. “Las colisiones de tránsito son una causa importante de lesiones, sufrimiento y muerte en la Región de las Américas –dice el informe a modo de conclusión. En la mayoría de las subregiones de la Región, los motociclistas, los peatones y los ciclistas corren el mayor riesgo, excepto en la subregión de América del Norte, donde la proporción más alta de defunciones ocurre en los ocupantes de automóviles. El riesgo que enfrentan los diferentes tipos de usuarios de las vías de tránsito varía mucho entre las seis subregiones de la Región, ya que los motociclistas y los peatones están expuestos a un riesgo desproporcionado en muchos países”.


Sin embargo de la estadística desarrollada en el informe, la OMS insiste en que es “imperiosa la necesidad de perfeccionar la integralidad y calidad de los datos” que están, en algunos casos, incompletos o no son específicos para comprender quiénes mueren en las vías. En las subregiones la categoría “otro o no especificado” de usuarios de caminos y carreteras es demasiado amplia, y puede distorsionar el riesgo que corren estos usuarios.// PIEB (BO)
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top