a


Es el movimiento antipobreza de más éxito en toda la historia. Así valora Naciones Unidas el haber conseguido sacar en las dos últimas décadas a más de 1.000 millones de personas de la extrema pobreza, es decir, aquéllas que viven con 1,25 dólares o menos al día: Si en 1990 había 1.900 millones de personas en esta situación ahora la cifra es de 836 millones.

Con este número se cumplen una de las metas que la comunidad internacional acordó el año 2000 en Naciones Unidas a través de la aprobación de los llamados Objetivos de Desarrollo del Milenio, un programa marco en el que se definían ocho objetivos que tenían que conseguirse este 2015. Entre ellos se estableció trabajar para reducir a la mitad la pobreza extrema respecto 1990, conseguir educación primaria para todos, niños y niñas; reducir la mortalidad infantil, combatir el sida o la malaria o la desigualdad de género.

Este lunes, la ONU publicó el informe final que analiza los resultados acumulados en estos 15 años. "Se ha conseguido una reducción tremenda en pobreza extrema, y que se calcula teniendo en cuenta el umbral de la pobreza de los países más pobres", explicó a EL MUNDO la responsable del informe, Francesca Perucci.

Pobreza en el mundo
La desigualdad continúa

"Se han hecho también importante progresos en la reducción de la mortalidad infantil, o bien en el tratamiento del sida. En 2000 la gente pobre de los países en desarrollo en donde el sida tiene una destacada incidencia como es el África subsahariana no tenía acceso a los retrovirales", añadió Perucci.
Se ha conseguido reducir el nivel de pobreza extrema del 47% que había en 1990 al 14% actual
Según datos del informe, si en 1990 el 47% de la población del mundo en desarrollo vivía en una situación de pobreza extrema, ahora la cifra es del 14%. La escolarización en la regiones en desarrollo alcanzó el 91%.

Además, más niñas van a la escuela y la escolarización de primaria se igualó entre niños y niñas. También la mortalidad de niños menores de cinco años se redujo a más de la mitad entre 1990 y 2015 (de unos 12,7 millones a 6 millones).

Por otro lado, el tratamiento contra el sida aumentó considerablemente: si en 2003 eran tratadas 800.000 personas en 2014 pasaron a tener acceso 13,6 millones de personas, mientras que las nuevas infecciones se redujeron entre el año 2000 y 2013 en un 40%.

A pesar de los logros, no obstante, aún queda camino por recorrer y algunos de los objetivos no se han alcanzado, como remarca Francesca Perucci.


"La desigualdad continúa y a pesar del progreso conseguido, hay gente, la más pobre, que se queda atrás. Hay desigualdad entre zonas rurales o urbanas, o bien por sexo, por edad, ingresos económicos, si uno tiene discapacidades...", comenta Perucci.// El Mundo (ES)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top