31 jul. 2015

En poco más de dos años, de julio de 2012 a fines de 2014, al Ministerio Público llegaron 1.340 causas de estos delitos; sin embargo, en el mismo periodo en el Órgano Judicial sólo se dictaron 12 sentencias, 10 condenatorias y dos absolutorias. 

"De todas las causas que llegaron a la Fiscalía, 184 pasaron al Órgano Judicial, pero sólo hubo 12 sentencias”, informó ayer el viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales, Diego Jiménez. a modo de evaluación  en el Día Internacional contra la Trata y Tráfico de Personas.

 Esta diferencia, que no es exclusiva en estos delitos, sino que se replica de manera general, refleja la falta de coordinación entre las instituciones operadoras de justicia. Así lo consideró la directora de Trata y Tráfico del Ministerio de Gobierno, Melania Torrico, quien en una anterior oportunidad declaró: "Esa es la debilidad más grande.  El problema es la justicia,  que no le pone compromiso”.
Trata y tráfico en Bolivia No obstante, un comunicado de la Fiscalía General informa que de los 1.340 casos atendidos, se llegó a 32 sentencias, dato que contradice a lo informado por el Ministerio de Justicia.

El 31 de julio de 2012 entró en vigencia la Ley 263 Integral Contra la Trata y Tráfico de Personas. Hoy se cumplen tres años desde su promulgación pero los datos proporcionados  llegan hasta 2014.
De las 1.340 causas que ingresaron a la Fiscalía, la mayor cantidad se registró en el departamento de Santa Cruz (391), seguido de La Paz (355) y Cochabamba (338).  Pando tiene seis causas.

Sobre los casos que llegaron ante un juez se tiene que en Santa Cruz hubo 26 procesos, pero ninguna sentencia. En La Paz, 68 procesos y dos sentencias condenatorias y en Cochabamba 22 y cuatro sentencias. En Pando hubo dos procesos sin sentencias.

Jiménez manifestó que las víctimas más frecuentes en trata y tráfico son los menores de edad, sobre todo mujeres. Expuso los datos: de las 1.340 causas que llegaron a la Fiscalía, 786 corresponden a niñas o adolescentes mujeres, 518 a menores de edad varones, 283 a mujeres adultas y 137 a varones. 

El viceministro explicó que la mayoría de los casos (38%) corresponden a delitos de adopción o retención ilegal de personas, 24% a la venta de personas u órganos, 19% a explotación laboral y 10% a explotación sexual comercial. El resto del porcentaje son tipos menos frecuentes. 

El reporte de la Policía es más alentador, desde 2012 hasta 2014 la FELCC recibió 8.606 denuncias de personas desaparecidas. De éstas, 5.562 fueron halladas, del resto, quienes no aparecieron hasta ahora, se presume que en verdad fueron víctimas de trata y tráfico.

Durante esta gestión, con la asistencia de diferentes instituciones estatales y de la sociedad civil se elaboró la propuesta de un plan para la implementación de los centros de acogida y modelo para la atención y reintegración a víctimas de trata y tráfico con delitos conexos. Además, se realizaron cursos para tomar acciones cuando se trate de combatir estos delitos.

 Autoridades y estudiantes marcharon contra los dos delitos
Estudiantes de colegios y autoridades de diferentes entidades marcharon ayer por las principales calles de la zona Sur de La Paz hasta la plaza Humbolt, con el fin de enviar mensajes de prevención contra la trata y tráfico de personas.

Cerca de las 10:30 comenzó la marcha que lideró una banda policial. Al ritmo de cánticos, los estudiantes, autoridades policiales y de otras instituciones, así como algunos vecinos, marcharon desde la calle 21 hasta la 8 de Calacoto con mensajes para prevenir la trata y tráfico.

  Jefes policiales, del Viceministerio de Seguridad Ciudadana y otros uniformados estaban detrás de la banda y luego les seguían los estudiantes de al menos dos establecimientos educativos.

Efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen  también marcharon. Juntos a ellos estaba el inconfundible Paquito, el personaje de la Policía Boliviana, quien recibió abrazos de los niños.

En la plaza Humbolt, funcionarios del Viceministerio de Seguridad Ciudadana, de la Dirección de Seguridad Ciudadana del gobierno municipal y de otras entidades armaron sus stands con información sobre los delitos que afectan más a los menores de edad.

Folletos, trípticos y volantes fueron distribuidos a los estudiantes y a otras personas que estaban en la feria.

Las autoridades policiales y civiles coincidieron en que lo que los ciudadanos necesitan es información suficiente para no caer en la trampa de tratantes que les ofrecen trabajos con salarios "de ensueño”, para luego explotarlos sexual o laboralmente.


Los estudiantes pidieron a los padres de familia que tengan cuidado con las actitudes de sus hijos, que no acepten que trabajen a temprana edad. Y ellos también aconsejaron a sus compañeros que no hablen con ningún extraño ni hagan caso a nadie. "Nos cuidaremos entre todos”.// Página Siete (BO)
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top