25 sept. 2015

Bolivia celebra tras un paso jurídico histórico. Con 14 votos a favor y dos en contra, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazó la objeción de competencia que presentó Chile y se declaró competente para revisar la demanda marítima boliviana. La decisión judicial obliga a Santiago a preparar argumentos para el juicio de fondo, en el que La Paz exige al tribunal que obligue a Chile negociar una salida soberana al Pacífico. En el vecino país minimizaron el dictamen y Evo Morales declaró que buscará “personalmente” a su colega Michelle Bachelet para reanudar el diálogo bilateral.

En 29 minutos se hizo la lectura del fallo que fue divulgado por el presidente de la CIJ, Ronny Abraham, quien entregó los argumentos y detalles de la sentencia que fue avalada por 14 votos a favor y solo dos en contra, de los jueces de Italia, Giorgio Gaja, y a la magistrada canadiense que Chile designó ad hoc, Louise Arbour.

A las 9:00 ingresaron los jueces al salón de la justicia del Palacio de la Paz, en La Haya. Abraham inició la lectura del fallo con los antecedentes históricos. Luego, ingreso al pedido de objeción de competencia de Chile y los argumentos bolivianos para que la solicitud sea descartada por la CIJ.Demanda marítiima a Chile
"La Corte entiende que en la fase actual nada impide que falle sobre la objeción presentada por Chile. La Corte concluye que los asuntos en litigio no son asuntos ya resueltos por arreglo entre las partes ni por laudo arbitral, ni por decisión de un tribunal internacional, ni tampoco por asuntos regidos por acuerdos en vigor a la fecha de la formalización del Pacto de Bogotá”, detalló Abraham.
Esa precisión sentenció las aspiraciones chilenas y de plano la CIJ negó que Bolivia introdujo el Tratado de 1904 en la demanda. Además, Santiago basó su defensa en el artículo seis del Pactó de Bogotá, al interpretar que el tribunal no tiene competencia para revisar acontecimientos antes de 1948.

Desestimó pedido chileno
Esa percepción fue rechazada por la CIJ y fue la que sentenció el pedido chileno, ya que el juez Abraham detalló que el artículo seis del pacto “no impide a la Corte de tener competencia en virtud del artículo XXXI del Pacto de Bogotá. Debe entonces desestimarse la objeción preliminar de Chile a la competencia de la Corte”.

En una segunda votación, la Corte, por la misma votación (14 a dos), Abraham estableció que la CIJ “falla que tiene competencia del artículo 31 del Pacto de Bogotá para entender en la solicitud presentada por el Estado Plurinacional de Bolivia el 24 de abril del 2013”.

El artículo mencionado establece que los Estados miembros del Pacto de Bogotá reconocen la jurisdicción de la CIJ en todas las controversias de orden jurídico referidas a “cualquier cuestión de derecho internacional”. Otro punto que liquidó la posición chilena.

Los 12 jueces que rechazaron la objeción chilena y decidieron continuar con el tratamiento de la demanda boliviana son: Ronny Abraham (Egipto), Abdulqawi Ahmed Yusuf (Somalia), Hisashi Owada (Japón), Peter Tomka (Eslovaquia), Mohamed Bennouna (Marruecos), Antônio Augusto Cançado Trindade (Brasil), Christopher Greenwood (Reino Unido), Xue Hanqin (China), Joan E. Donoghue (Estados Unidos), Julia Sebuntinde (Uganda), Dalveer Bhandari (India), Patrick Lipton Robinson (Jamaica) Kirill Gevorgian (Rusia) e Ives Daudet (Francia).

La primera celebración la brindó el agente Eduardo Rodríguez Veltzé, en La Haya, quien dijo que el fallo es “una victoria inicial” y que “confirma el espíritu de los tratados y convenios que se dieron entre los Estados para resolver de manera pacífica sus controversias”.

Luego, el mandatario apareció en tres oportunidades. La primera fue en Palacio Quemado y solo dio un mensaje en el que destacó la unidad del país en torno al tema marítimo. La segunda fue acompañado por los expresidentes Jorge Quiroga, Carlos Mesa, Jaime Paz Zamora y Guido Vildoso, en la plaza Murillo. Ahí, llamó al diálogo al Gobierno chileno, pero en paralelo, justificó, seguirá el procedimiento en La Haya.

La tercera aparición fue por la tarde en Palacio de Gobierno, donde ofreció una conferencia de prensa. Ahí recalcó su respeto “al territorio con que nació Chile”, dejando claro que Bolivia nació con costa marítima. Luego detalló que habló con el papa Francisco, con quien se reunirá hoy en Nueva York, antes de asistir a la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU).
En Santiago, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, aseguró que con la decisión judicial Bolivia “no ha ganado nada”, empero, decidió que “adoptará todas las medidas que correspondan para salvaguardar la integridad de nuestro territorio, de manera que bajo ninguna circunstancia esta se verá afectada”.

La perspectiva que surge es alentadora para Bolivia y no mueve preocupación en Chile. Evo Morales anunció que buscará “personalmente” a Bachelet para empezar el diálogo que exige La Paz en la demanda. Esta apreciación la hizo a pesar de la negativa del canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien dijo que no existe diálogo en agenda con Bolivia.

El agente chileno, Felipe Bulnes, dijo que el dictamen de ayer solo modifica la “naturaleza” del juicio y que la obligación de negociar una salida al mar “tampoco existe”

Expresidentes piden buscar acercamiento

Tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia, en la que ese tribunal emitió un dictamen desfavorable para las pretensiones del Gobierno de Michelle Bachelet, expresidentes bolivianos le sugirieron acudir a la mesa de negociaciones.
“Espero que en Chile prevalezca la cabeza fría y el análisis serio, y que aprovechemos este fallo para entablar el diálogo que ha pedido el Gobierno de Bolivia sobre la cuestión marítima y con la garantía del Vaticano”, afirmó el expresidente Jorge Quiroga.
El expresidente manifestó que es una oportunidad el fallo para restablecer las relaciones que están suspendidas desde el momento en que Morales anunciara la demanda a Chile.

Por su parte, el exmandatario Jaime Paz coincidió con Quiroga al señalar que Chile debe aceptar el diálogo, “no como esa pantomima de antes, de otra manera. Chile tiene que ser parte de la solución”, sostuvo

Las claves para entender la resolución de la Corte

El Tribunal Internacional de La Haya dirimió sobre la objeción de Chile, que discutía la competencia del tribunal sobre la demanda boliviana, que plantea la Obligación de Negociar un Acceso Soberano al Océano Pacífico. Te presentamos un resumen de la sesión de este jueves:

La Corte inició el desarrollo del fallo exponiendo el contexto desde la independencia de ambos países de la corona española, el territorio que tenían y la pérdida de acceso al mar de Bolivia.

En segunda instancia, luego de enunciar la demanda de negociación que hace Bolivia, detalló los argumentos de Chile y la respuesta boliviana.

El Tribunal dejó en claro que si bien se puede suponer que la meta final de Bolivia es obtener un acceso soberano al Océano Pacífico, hay que distinguir entre ese objetivo y la disputa actual.

La Corte concluyó que el objeto de la controversia es si Chile tiene o no la obligación de negociar de buena fe con Bolivia y, de existir tal obligación, determinar si Chile ha incumplido la misma.

El Juez Ronny Abraham continuó la lectura del fallo que indica que el Artículo VI del Pacto de Bogotá (al que apelaba Chile en su recurso) no impide la competencia de la Corte y, por lo tanto, la objeción preliminar de Chile debe ser desestimada.

Luego de ratificar la competencia de la entidad, se puso en votación dos conceptos:
1. ¿Rechaza la excepción preliminar interpuesta por la República de Chile?

2. ¿Encuentra que es competente, sobre la base del artículo XXXI del Pacto de Bogotá, a la solicitud presentada por el Estado Plurinacional de Bolivia?

En ambas consultas, la respuesta afirmativa obtuvo 14 de 16 votos.
Uno de los jueces había señalado, según se lee en el fallo, que el recurso a los principios del derecho internacional son ineluctables y están siempre presentes en los niveles de fondo y de procedimiento.
El texto continúa manifestando otro argumento de los jueces que votaron a favor, el que expresa que la Corte tiene pleno derecho a determinar libremente el orden en que se va a resolver las cuestiones planteadas por las partes contendientes y que no está limitada por los argumentos presentados por las partes.

Respecto al Pacto de Bogotá, señala que “fue la culminación de la postura sostenida y duradera de Estados de América Latina en apoyo a la solución pacífica de las controversias”.

Por otra parte, los jueces que argumentaron en contra señalaron que el fallo debería haber sido pospuesto hasta después de una audiencia completa sobre el fondo.

Los dos jueces contrarios a la competencia de la CIJ señalaron que la forma en que Bolivia planteó su reclamo cambió entre la demanda, el Memorial y la Primera y Segunda Ronda de audiencias orales, lo que dificultó determinar el alcance y contenido de la supuesta obligación de Chile de negociar una salida soberana de Bolivia al Océano Pacífico.

Jueces que votaron a favor: el presidente Abraham; el vicepresidente Yusuf y los jueces Owada, Tomka, Bennouna, Cançado Trindade, Greenwood, Xue, Donoghue, Sebutinde, Bhandari, Robinson, Gevorgian; Judge ad hoc Daudet;

Jueces que votaron en contra: Los jueces Gaja y Arbour.

Las cinco frases que marcaron el fallo de La Haya
1. Si bien se puede suponer que el acceso soberano al Océano Pacífico es la meta final de Bolivia, hay que distinguir entre ese objetivo y el conflicto relacionado pero distinto presentado por Bolivia.
2. El Artículo VI del Pacto de Bogotá (al que apelaba Chile en su recurso) no impide la competencia de la Corte y por lo tanto, la objeción preliminar de Chile debe ser desestimada.
3. Se resuelve rechazar la objeción preliminar de la República de Chile por 14 votos contra 2.
4. Los principios del derecho procesal internacional son ineluctables.
5. La Corte tiene pleno derecho a determinar libremente el orden en que se van a resolver las cuestiones planteadas por las partes contendientes.

Lee el fallo íntegro de La Haya que ratifica su competencia




Para Bachelet, la demanda boliviana carece de bases

La presidenta Michelle Bachelet llegó a las 8:00 al palacio de La Moneda, en un día lluvioso y oscuro que, paradójicamente, adelantaba la objeción chilena en la Corte Internacional de La Haya.

El canciller Heraldo Muñoz hacía su ingreso a la casa de Gobierno y adelantaba que, cualquiera que fuera el fallo, “no estaba en discusión la soberanía de Chile”. Los presidentes de partidos políticos comenzaban a llegar al palacio y todos coincidían en que la CIJ debía declararse incompetente ante la demanda boliviana.

La mandataria, el canciller y su equipo político veían la transmisión del fallo en el salón Montt Varas de La Moneda. A pesar del optimismo, existía hermetismo durante la lectura del juez Ronny Abraham. Los monitores de televisión estaban divididos. Unos mostraban al equipo jurídico de Chile, los otros las reacciones desde Bolivia.

Una vez conocido el fallo, el equipo político de Bachelet comienza con los movimientos. Solo pasaron unos minutos cuando la presidenta anuncia que daría su declaración oficial al país. Se prenden las cámaras y los flashes iluminan el salón.

“Nuestro país aportó antecedentes sólidos en derecho que deberían haber llevado a la conclusión contraria", sostuvo y agregó que, "estoy convencida de que hicimos lo correcto al interponer la objeción preliminar”.

“Mantenemos la convicción de que la demanda boliviana carece de toda base, pues confunde derechos con aspiraciones, y tergiversa completamente lo que ha sido la historia entre Chile y Bolivia”, continuó Bachelet, recalcando que Chile “no tiene ningún tema limítrofe pendiente” con La Paz.

De esta manera, reiteró que el fallo “no afecta en nada nuestra integridad territorial, y en ese sentido, Bolivia no ha ganado nada”, aseverando que lo único que se ha decidido hasta ahora es que dichos jueces son aptos para conocer el reclamo boliviano.

Bachelet enfatizó que “estamos seguros de que dejaremos en evidencia tanto las ambigüedades y contradicciones, como la falta de fundamentos de la demanda boliviana".

“Les aseguro que mi Gobierno adoptará todas las medidas que correspondan para salvaguardar la integridad de nuestro territorio, de manera que bajo ninguna circunstancia, ésta se verá afectada”, aseguró la mandataria.


Los aplausos cerrados de los timoneles de partidos políticos del país, que a espaldas de la presidenta de la República, estratégicamente daban su total apoyo a la jefa de Estado, quien ayer por la tarde viajó a Nueva York para participar en una cumbre de desarrollo sustentable y en la Asamblea General de las Naciones Unidas allí se encontrará con su homólogo boliviano, Evo Morales, después del fallo de la Corte Internacional de Justicia// El Deber.com.bo
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top