22 sept. 2015

En Bolivia, de enero a agosto de este año, la tasa de variación acumulada de los precios promedio de alimentos y bebidas es de 1,23%, y es la más baja de Sudamérica. Sin embargo, en el país los precios subieron por cuarto mes consecutivo. 

En los primeros ocho meses del año, Argentina registró una variación de 7,6%, Brasil 7,3% y Uruguay 7,1%, siendo las tasas más altas respecto al incremento de precios de los alimentos, según un reporte de la Fundación Jubileo. El informe fue realizado con base en los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

De acuerdo con el índice de precios de los alimentos de la FAO, a agosto, se registró un descenso de -5,2% con respecto a julio, lo que representa la mayor caída mensual desde diciembre de 2008.  Después de Bolivia, los países con las tasas más bajas de inflación de alimentos son Paraguay con 1,38% y Ecuador, Chile y Perú con una tasa superior al 3%.
Economía en BoliviaLas causas son la caída de los precios mundiales de los alimentos en agosto, arrastrados por la abundancia de suministros y factores externos, incluyendo un declive en los precios de la energía y las preocupaciones sobre una ralentización económica en China.

El índice de la FAO mide la evolución internacional mensual de los precios de una canasta de cereales, semillas oleaginosas, productos lácteos, carne y azúcar. El descenso afectó a todos los productos básicos registrados en el índice excepto la carne, cuyos precios permanecieron estables, señala Jubileo.

En Bolivia, los sectores con menores ingresos se ven favorecidos cuando bajan los precios de los alimentos, porque en su estructura de gastos destinan más de 50% a la compra de éstos. No obstante, según Jubileo, los precios de los alimentos y bebidas para ser consumidos en los hogares bolivianos se incrementaron en 0,46%, durante agosto de 2015, en comparación con el mes anterior.

Esta variación al alza se produce por cuarto mes consecutivo, en lo que va del año, después de que en dos oportunidades los precios se habían reducido (marzo -2,19 y abril -1,5%). Asimismo, hasta agosto de 2015 la variación acumulada del precio de alimentos y bebidas consumidos fuera del hogar fue de 3,3%, en cambio la variación de los precios de alimentos comprados para ser consumidos en el hogar fue de 1,2%.

Según el último reporte del INE, en agosto, el precio del almuerzo consumido fuera del hogar se incrementó en 0,33%, el de la salteña 1,22%, desayuno 0,84%, plato especial 0,31%, hamburguesa 0,45% y cena 0,11%.// La Razón.com
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top