19 sept. 2015

El mercado automotriz de vehículos cero kilómetros en Bolivia está cubierto por 187 marcas, de las que solo 15 constituyen el 80% de las importaciones. El restante 20% está compuesto por otros 172 fabricantes, según datos oficiales de la Cámara Automotor Boliviana (CAM).

El informe de la CAM muestra cómo, durante 2014, 13 marcas de automóviles constituyeron el 80% de las importaciones de vehículos nuevos y otras 173 constituyeron el 20% restante. Cuestionada por cuáles serían las 15 primeras marcas de vehículos en esta clasificación, la entidad no las ha proporcionado por razones relativas a la competencia mercantil.

El 21 de septiembre de 2014, La Razón publicó que, al primer semestre de ese año, los vehículos importados cero kilómetros de las marcas japonesas Suzuki, Toyota y Nissan coparon el 51,61% del mercado automotor boliviano. Las importadoras afirmaron en esa ocasión que esas marcas tienen un mercado consolidado en el país por su alta calidad y durabilidad.
Autos en BoliviaEsta coyuntura se enmarca en un contexto en el que el ingreso de coches cero kilómetros en Bolivia se ha estancado, según datos sobre el periodo enero-julio de 2015, con relación a ese mismo lapso de 2014. Las importaciones de autos en el país han pasado de 20.676 el pasado año a 20.458 en el presente. Esta es una reducción de algo más de 200 coches que, sin embargo, proyecta multiplicarse por dos y alcanzar el 2,06% en esta tendencia negativa a finales de 2015, de acuerdo con el cálculo realizado por el gerente general de la CAM, Luis Encinas.

Manifestó, también, que el descenso en el ingreso de automóviles está directamente relacionado con la elevada tasa del Impuesto al Consumo Específico (ICE), que “solo logra afectar al sector automotriz”. La situación dibujada por la CAM “muestra la atomización de marcas que ingresan al país, muchas de ellas, de origen chino”, aseveró Encinas.

El ejecutivo de la Cámara Automotor subrayó que el ICE “debería castigar impositivamente productos suntuosos”, pero que en la actualidad lastra a vehículos que son considerados “bienes de capital” con impuestos que, “por la forma en que fueron concebidos, en lugar de restringir la importación de vehículos usados o antiguos” y fomentar la de autos nuevos, resultan contraproducentes. 

El informe de la CAM pone como ejemplo el hecho de que los autos impulsados a diésel y que superan los 4.000 cc tributan sobre el 100% de su valor cuando son nuevos; los de un año de antigüedad, sobre el 80%; de dos años, sobre el 64%; de tres, el 51,2% y cuatro, sobre el 41%. Encinas apuntó que, “de esta manera, solo se va a seguir fomentando el ingreso de vehículos antiguos y manteniendo” la obsolescencia “de nuestro parque automotor”.

Subrayó que “el parque automotor boliviano sigue siendo obsoleto y contaminante pese a todas las medidas legales dictadas a partir del Decreto 29836”. Señaló también que la subvención de los carburantes perjudica al medio ambiente y produce un “daño económico al Estado”.

De las 33.916 unidades de automotores importados durante los siete primeros meses de 2015, el 60,32% fueron vehículos nuevos, totalizando 20.458 unidades, mientras que el 39,68% (13.458 unidades) fueron coches de segunda mano y antiguos. Recomendó que “el Estado considere medidas adecuadas, que permitan y fomenten la importación de vehículos nuevos” y señaló que las cerca de “40.000 unidades nuevas por año” que ingresan en el país “no influyen” para reducir el parque “obsoleto y contaminante”.

Más del 70% supera los 11 años
Antigüedad
En 2014, los coches de entre 0 y 5 años de antigüedad importados fueron el 21,8%, y de entre 6 y 10 años cerca del 8%; más del 70% tiene por encima de 11 años. 

Servicio
Del total de 1.508.000 vehículos consignados en Bolivia hasta mayo de 2015, 120.000 unidades operan como servicio público. De ellas, 20.000 tienen más de 40 años.

Parque
En 2012, el parque automotor contaba con 1.039.135 vehículos. A mayo de 2015 existen 1.281.574, sin contar motos ni cuadratracks.

Importadoras prevén crecer en 2015
A pesar del estancamiento de las importaciones de vehículos cero kilómetros a Bolivia, la firma Hyundai espera crecer “entre un 15% y un 20%” en las ventas en el mercado interno, “por lo menos este 2015 respecto al año pasado”. “El mercado no va a crecer y se va a mantener estático”.

Así lo aseguró Luis Enrique Montaño, gerente comercial de Carmax, que distribuye la marca coreana en el país. El ejecutivo prevé que en 2016 la marca mejorará su negocio gracias al lanzamiento de nuevas líneas de autos y que crecerá “a nivel nacional” gracias a un rendimiento “mayor”.

Por su parte, la firma Hansa, comercializadora de las alemanas Volkswagen y Audi en el país, destacó que sus ventas “han aumentado” debido a un incremento en “la gestión de clientes”, según expresó Ricardo Aguirre, gerente de Marketing de la división automotriz de la compañía.

Sostenimiento. Se estima que “el sector del automóvil este año no crezca” y se sostenga “el mismo volumen” de ventas que el año pasado, aseveró Montaño. Esto se debe, a su juicio, a “diferentes situaciones que están ocurriendo en el ámbito macroeconómico”, aunque “no se va a reducir”. La afirmación concuerda con el cuadro de concentración del mercado del que informa la Cámara Automotor Boliviana (CAM), según la cual 15 marcas absorben el 80% de las importaciones y 172 el 20%.


“Se espera que el próximo año (el mercado) crezca un poco por las restricciones a los vehículos usados”, cuya importación se está reduciendo, dijo Montaño. Aguirre señaló que los autos de Hansa son “muy demandados”, algo que aprovechó la firma para “ajustar los precios” a los de la competencia.// La Razón.com
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top