9 oct. 2015

Las denuncias de violencia económica se multiplicaron por miles en Cochabamba. El año 2013, cuando se implementó la Ley 348, había una sola denuncia al terminar esa gestión, pero en 2015 los Servicios Legales Integrales Municipales (SLIM) de Cochabamba recibieron 4 mil denuncias.

Si bien la violencia económica siempre ha existido, recién ahora las mujeres han comenzado a identificar sus manifestaciones y a denunciarlas.

La violencia económica se da cuando una persona tiene control total sobre su pareja, en el acceso a los recursos económicos, “lo que disminuye la capacidad de la víctima de mantenerse a sí misma y la obliga a depender financieramente del controlador”.
Violencia económica en CochabambaLa directora de Género de la Alcaldía, Andrea García, dijo que la mayoría de estas denuncias tienen que ver con la negativa de los varones a dar asistencia familiar a sus hijos, pese a que es su obligación legal.

El 90 por ciento de estas denuncias ha sido resuelto con conciliaciones, pero en el 10 por ciento de los casos los hombres escapan de su responsabilidad obligando a las mujeres a asumir toda la carga.

Sin embargo, la violencia económica no solo se da en parejas separadas o divorciadas, sino también en matrimonios y concubinatos. La abogada especializada en procesos legales familiares, Susana Tarqui, asegura que un 70 por ciento de los matrimonios se disuelve por alguna de las distintas formas de violencia económica y patrimonial que uno de los esposos ejerce contra el otro.

MANIFESTACIONES En una pareja, la violencia económica se da cuando “él o ella maneja tu sueldo, debes pedirle permiso para hacer algunas compras, él no te dice cuánto gana, pero tú debes darle cuentas, cuando te oculta la existencia de bienes gananciales y los inscribe a nombre de otras personas, cuando te impide trabajar”, describió la comunicadora experta en Violencia basada en Género Sandra Aliaga.

Lo que pocos saben es que la violencia económica es un delito de orden público y tiene pena de cárcel de 2 a 4 años, según el artículo 250 bis del Código Penal.

La violencia económica es sutil, no deja marcas en el cuerpo pero somete a las víctimas a la incertidumbre y al miedo a enfrentar el futuro solas. El 90 por ciento de las mujeres que sufren violencia física y el 95 por ciento de las que terminaron muertas tenían una dependencia emocional y económica de su agresor que las obligaba a callar las golpizas y a retirar las denuncias.


Dato. SLIMS recibieron 9 mil denuncias de violencia este año. De ellas, el 44 por ciento corresponde a violencia económica// Opinión.com.bo
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top