17 nov. 2015

Algunas personas se dedican a la compra de casas y departamentos antes que estén construidos, para luego  venderlos con la finalidad de obtener ganancias de 20% y 30% del monto invertido.

Sin embargo, el director nacional de la FELCC, Juan Jaldín, advirtió que este negocio no es seguro, ni ofrece garantías, lo que aumenta el riesgo  de una estafa.

El gerente general de Caboco, Javier Arze, sostuvo  que el precio de los materiales de construcción no es estable y una aparente inversión puede convertirse en un gasto.  "Alguien puede invertir un monto de dinero pero luego termina gastando más porque subió el precio de los materiales de construcción”, alertó.

El asesor inmobiliario Fernando de la Cruz,  con 30 años de experiencia en  Santa Cruz, indicó que  la compra y venta de viviendas es la nueva forma que algunas personas  encontraron para hacer crecer sus ganancias.
Negociso en Bolivia"Los bancos pagan intereses muy bajos y la gente quiere que su dinero tenga ganancias, por eso invierten en la  preventa de departamentos, casas e incluso terrenos”, dijo De la Cruz.
Precisó que en Santa Cruz cuando se inicia un proyecto de vivienda   los inversionistas "aparecen” para poner su capital con la intención  de recuperar, para obtener ganancias de hasta 30% con  la venta.
"Si en preventa un departamento de tres dormitorios, en el centro de Santa Cruz, el metro cuadrado llega a  800 o 900 dólares, aproximadamente. Ya construido ese metro cuadrado puede llegar hasta  1.200 dólares. La diferencia entre lo invertido y lo que logra por la venta es su ganancia, que se puede dar hasta en un año”, según el corredor de bienes raíces.
Pero el negocio no solo está  en las  casas y departamentos, sino también en los terrenos.

  Esthela Molina contó que hace dos años compró al contado un terreno de 300 metros cuadrados en  4.000 dólares en una urbanización situada en los límites de los municipios de Santa Cruz y Warnes.

En ese entonces la empresa inmobiliaria le vendió el terreno en una zona similar a un monte, sin el acceso a los servicios básicos ni transporte, pero  se comprometió a pavimentar  las principales calles para convertirla en una ciudadela.  

 Dos años después todos los lotes de "ese monte” fueron vendidos, muchas personas ya habitan en precarias casas, poco a poco ingresan líneas de transporte y se abren negocios y el valor de los terrenos se apreció en   más de 20%. Molina  tiene la intención de comprar más terrenos para luego venderlos.


  Arze afirmó que la venta anticipada es más económica,  porque no hay un  bien físico,  son sólo papeles.  "La preventa es siempre más barata porque no tiene el bien tangible, son  papeles. Es más barato porque con esa plata al construir se financia la obra por eso ofrece a precios más bajos que los comunes”, precisó Arze.// Página Siete.bo
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top