27 nov. 2015

En Bolivia, cada año mueren en promedio 2.800 bebés prematuros, es decir siete al día, según datos del Ministerio de Salud, que ayer conmemoró el Día Mundial del Niño Prematuro. Para reducir la mortalidad en los recién nacidos, el Gobierno activará la estrategia “madre canguro”.

“Los datos del Endsa 2008 (Encuesta Nacional de Salud) especifican que en Bolivia mueren 8.000 recién nacidos en promedio, de éstos 2.800 son prematuros. Se busca revertir estas cifras con acciones y prácticas que serán cubiertas por el Sistema Integrado de Salud (SIS)”, anunció ayer la viceministra de Salud y Promoción, Carla Parada.

La autoridad indicó que en los próximos días, sin precisar fecha, entrará en vigencia el método “madre canguro”. Para ello se equipará, de inicio, cinco establecimientos públicos de salud, donde 12 profesionales que fueron capacitados sobre la estrategia, en Colombia, brindarán la atención a los prematuros y, a su vez, transmitirán lo aprendido a sus colegas.

Este método consiste en colocar al bebé en el pecho desnudo de la madre favoreciendo el contacto piel con piel entre ambos. Ella permanece al lado del bebé el mayor tiempo posible. Esta técnica está inspirada en los marsupiales que nacen inmaduros y continúan su crecimiento fuera del útero, bajo el resguardo de la madre.
Bebés en Bolivia“Si un bebé necesita oxígeno, se le administra con una mascarilla mientras duerme sobre el pecho de su madre. En el Materno Infantil la atención de los prematuros es especial, pues tenemos especialistas en el área, además de incubadoras y un servicio que se va ampliando”, indicó Beatriz Cañipa, subdirectora del Materno Infantil, de la Caja Nacional de Salud (CNS).

El Ministerio de Salud financia, en una primera etapa, aproximadamente Bs 315.000 para la implementación del método “madre canguro”. “Queremos concientizar a las gobernaciones y municipios de que esta estrategia es importante para bajar las cifras de mortalidad infantil”, señaló la viceministra.

Atención. La Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora cada 17 de noviembre el Día Mundial del Niño Prematuro para sensibilizar sobre la importancia de atender a los niños nacidos en partos prematuros, una de las principales causas de la mortalidad neonatal y la segunda causa de mortalidad infantil en el mundo.  El personal del Materno Infantil también realizó una actividad con las madres de niños prematuros.

Raúl Montesano, asesor de inmunización de la OPS, informó que existen al menos cuatro causas para que un niño nazca de forma prematura: embarazo en adolescentes, embarazos múltiples, inseminación artificial y madres con enfermedades de base.

“Un factor importante de los bebés prematuros en Bolivia y los países de la región es el embarazo en adolescentes. Para reducir la mortalidad se debe dar mayor educación sexual a adolescentes y jóvenes, y bajar los índices de enfermedades crónicas”, mencionó Montesano, tras destacar que el método “mamá canguro” comience a implementarse en los nosocomios.

Por otra parte, Cañipa señaló que el Materno Infantil cuenta con un programa especial para los prematuros, quienes son estimulados de forma neurológica; por ello la mortalidad neonatal es de menos del 2% en el nosocomio. “Somos el único centro que ejecuta la estrategia ‘madre canguro’”.

Datos del prematuro
Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), un bebé prematuro es el que nace antes de las 37 semanas; un embarazo normal es de 37 o 40 semanas de gestación. La tasa de nacimientos prematuros en América Latina es del 5 al 18%.

Los testimonios
Rosario Choque: ‘Mi hijo nació prematuro por falta de líquido’
“Hasta el sexto mes el embarazo estaba normal, pero después sentía que algo no estaba bien. Los médicos me dijeron que el nivel del líquido amniótico era inferior al normal, es decir, que estaba casi seca la bolsa fetal. Para evitar consecuencias y tragedias me realizaron la cesárea a los siete meses de embarazo. Desde que nació hasta tener más de dos meses, mi hijo estuvo en cuidados intensivos porque pesaba 600 gramos. Temíamos lo peor, pero todo salió bien, le dieron de alta y cumplió tres meses”.

Susana Rodríguez: ‘Mi hija se embarazó en la adolescencia’

“Soy abuela de un niño prematuro de siete meses que goza de una buena salud. Cuando el médico examinó a mi hija le dijo que iba a ser un embarazo de riesgo porque ella es adolescente (18 años). Pese a los cuidados que le dimos, a los siete meses tuvo que dar a luz. La atención fue inmediata porque ya estaba internada en el hospital, y en cuanto nació el bebé le pusieron en la incubadora hasta los tres meses. Ahora está muy bien”.// la Razón.com
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top