14 dic. 2015

Un trigo biofortificado con hierro y zinc es el resultado de casi cinco años de investigación de los investigadores de PROINPA, quienes obtuvieron las variedades Tarabuco y Limabamba que presentan más de 40% de hierro en el grano comparado con los testigos locales. En rendimiento también hubo resultados: entre 15% a 20% más que el testigo local. Calle dice que se ha “logrado que estas nuevas variedades respondan a una mayor cantidad nutricional pero también que sean agronómicamente bien adaptadas y de buen rendimiento”.

El agrónomo Cresencio Calle Cruz, coordinador regional de PROINPA, lideró varios proyectos de investigación en temas de seguridad alimentaria, y junto a su colega Yamil Castro desarrolló un proyecto para generar un trigo biofortificado con alto contenido de hierro y zinc.

Después de casi seis años de investigación, trabajos en laboratorio y plantaciones en el campo, los investigadores obtuvieron las variedades Tarabuco y Limabamba que contienen cerca de un 40% más de hierro y zinc frente a las variedades comerciales en esta región de Chuquisaca.

Calle explica que los datos de salud muestran que la población tiene deficiencias de hierro y zinc en los nueve departamentos, hecho que redunda en la presencia de anemia en madres gestantes, niños y ancianos. En ese contexto se advierte también que el trigo es un alimento de consumo masivo: se estima 60 kilogramos de consumo de trigo por cada habitante por año. El pan, fideo y galletas, y en las zonas rurales el tostado, lawa, api, chicha, phiri son algunas de las formas de consumo tradicional.
Trigo en BoliviaEl objetivo de la investigación fue, entonces, incorporar mayor contenido de hierro y zinc en los trigos comerciales de Chuquisaca. “Para eso hemos hecho un cruzamiento de trigos antiguos o ancestros, que tienen esta característica de alto contenido de hierro y zinc pero que no se adaptan a las zonas trigueras, es decir son como pastos. Los hemos cruzado con trigos comerciales como Yampara, Redención, Anzaldo, y después de hacer ese cruzamiento en un proceso que ha durado más de 5 años hemos ido seleccionando a partir de más de mil cruzamientos”, dice Calle.

Los investigadores seleccionaron los mejores 200 productos, posteriormente escogieron 18 y finalmente se quedaron con las cuatro mejores líneas de trigo. Calle explica que el criterio para seleccionarlas fue: capacidad de adaptación a la región y aceptación de los productores, y su alto contenido de hierro y de zinc frente a las variedades locales.

Las variedades Tarabuco y Limabamba que presentan más de 40% de hierro en el grano comparado con los testigos locales. En rendimiento también hubo resultados: entre 15% a 20% más que el testigo local. Calle dice que se ha “logrado que estas nuevas variedades respondan a una mayor cantidad nutricional pero también que sean agronómicamente bien adaptadas y de buen rendimiento”.

Según los investigadores, actualmente más de 300 agricultores de los municipios de Tarabuco y Yamparaez producen este trigo, y en su última campaña obtuvieron cerca de 500 quintales de semilla. La mancomunidad de municipios comienza a pensar en la alimentación escolar de 32 unidades educativas con base en el cultivo de estas nuevas variedades.


Calle explicó que esta contribución “no solamente contribuye a mejorar la producción o la rentabilidad de los agricultores, sino también a mejorar la nutrición y en consecuencia la salud que es un área en que la agricultura no siempre estaba preocupada por eso”.// PIEB.com.bo
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top