4 dic. 2015

El exfiscal Humberto Quispe finalmente se entregó este viernes a las 06.00 a la Policía y será trasladado a la ciudad de Sucre para que rinda su declaración por los delitos de uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, falsedad ideológica y extorsión, informó el capitán Ariel Balderrama, encargado del operativo de traslado de Quispe. "Quispe se entregó en la Universidad Indígena donde se encontraba desde ayer, fue a las seis de la mañana", señaló el policía.

La víspera, Quispe se atrincheró en predios de la Universidad Indígena 'Tupak Katari', en la comunidad de Kullawani, en el municipio de Huarina. El Fiscal Departamental de La Paz, Marcelo Rollano, acusó al rector de dicha casa de estudios superiores de obstaculizar la labor de la justicia por no permitir el traslado del exfiscal a la ciudad de La Paz.

De acuerdo al informe policial presentado por Rollano, el rector no permitió a los efectivos policiales que Quispe sea conducido a La Paz, asimismo incitó a los estudiantes de ese centro de estudios a que obstruyan el cumplimiento del mandamiento de aprehensión. Quispe es funcionario de la Universidad Indígena, por esa razón después de ser aprehendido por la Policía, se trasladó junto a otros funcionarios a su oficina y permaneció en ese despacho rodeado de policías, de donde se rehusó a salir.

Según el informe policial, la exautoridad habría convocado a la gente de los municipios de Huarina y Achacachi con el objetivo de generar confusión y evitar que la policía cumpla con su misión de aprehenderlo. El exfiscal ingresó, esta mañana, fuertemente custodiado, al Ministerio Público de La Paz.
Uso indebido de influencias en BoliviaSe espera que en las próximas horas el fiscal adscrito al caso, Ángelo Saravia, disponga su traslado a la ciudad de Sucre, donde pesa contra él denuncias por uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, falsedad ideológica y extorsión. "Tiene que afrontar la audiencia de medidas cautelares, este proceso por el cual ha sido aprehendido por la denuncia que presenté en Sucre", señaló Víctor Vargas, una de las presuntas víctimas de Quispe.
___

Exfiscal Quispe se resiste a su arresto en universidad indígena

Ni siquiera un contingente de 100 policías pudo ejecutar el mandamiento de aprehensión contra Humberto Quispe, quien ayer se encerró en la oficina de la universidad indígena en Kullawani (La Paz) mientras el rector de esta casa de estudios y los estudiantes impedían el ingreso de los uniformados.

"Por información de la Policía conocimos que de manera maliciosa Quispe se dirigió a la oficina que tenía en la universidad en un afán de escapar de los policías. El propio rector y los estudiantes obstaculizaron la labor de los uniformados”, informó ayer el fiscal departamental de La Paz, Marcelo Rollano.

Rollano se mostró sorprendido ante esta situación. Contó que por la mañana tres policías fueron hasta la Universidad Indígena Boliviana Aymara "Túpac Katari”, donde Quispe trabaja desde el 29 de octubre como asesor legal. Pero cuando intentaron aprehenderlo, él se encerró en su oficina y un grupo de estudiantes cortó cualquier acceso.

A fines de noviembre, el exfiscal debía asistir a una audiencia cautelar en Sucre por su tercera imputación dentro un proceso que le sigue el abogado Víctor Vargas, quien denunció que se le inició un proceso "fantasma” para extorsionarlo.

Quispe no se presentó a la audiencia, el juez lo declaró rebelde y ordenó su aprehensión. El imputado justificó su inasistencia con el argumento de que el juez que dispuso su detención domiciliaria con derecho al trabajo en otro proceso radicado en La Paz no le autorizó el viaje a Sucre. Vargas aseguró que sí se tenía esa autorización.

Ayer, una semana después,  los tres policías fueron a buscar a Quispe a su trabajo, pero se toparon con la resistencia del rector y los estudiantes. Rollano llamó a jefes policiales que dispusieron de inmediato el traslado de un contingente hasta Kullawani.

A las 16:40, cuando los uniformados llegaron con sus cascos, rodilleras y chalecos antibalas, alrededor de la universidad se encontraban comunarios de Huarina y Achacachi dispuestos a impedir la aprehensión.

 Sentado detrás su escritorio, el ahora asesor jurídico declaró a ATB que no es posible aprehenderlo en su oficina, pues lo protege la autonomía universitaria. "Tiene que haber una orden de allanamiento para sacarme de aquí. Es más, esta orden (la de aprehensión) ya fue revocada por el juez que la emitió en Sucre. Por eso se está planteando una acción de libertad”, dijo, y se declaró en huelga de hambre; agregó, además, que pedirá asilo.

Rollano afirmó que esperará el informe policial  para tomar acciones contra quienes obstaculizan la justicia. "Seremos implacables contra quienes estorban la acción policial”.

Vargas espera  el allanamiento a la universidad y que una vez que Quispe comparezca ante el juez en Sucre sea enviado al penal de San Roque.

 Enfrenta 3 imputaciones y 31 denuncias penales
Humberto Quispe tiene tres imputaciones  y -hasta febrero- 31 denuncias penales en el Ministerio Público por diversos delitos. Además, tenía 12 procesos disciplinarios antes de que lo destituyeran, el 4 de febrero de este año.

En una oportunidad él declaró que varias denuncias en su contra fueron rechazadas porque no se encontró indicios de su participación en los ilícitos. Dijo también que todos los procesos en su contra eran parte de una campaña de "delincuentes” que él procesó y que buscaban venganza.  

 Entres las denuncias penales está la del orfebre Mario Choque, quien acusó a Quispe por el robo de joyas con un valor de 200 mil dólares, y 300 mil bolivianos en efectivo.  José Luis Cuenca, otro denunciante, contó que el exfiscal lo acusó de un autorobo, le confiscó su vehículo y lo usó ilegalmente.

Dos imputaciones contra Quispe radican en La Paz. La primera por incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la ley, tras participar en un operativo supuestamente montado contra la abogada Carmiña Luna. Por este proceso tiene detención domiciliaria con derecho al trabajo.

La segunda es por uso indebido de influencias. La audiencia cautelar está aún pendiente.


Tiene también una tercera imputación por cuatro delitos: entre ellos falsedad ideológica y extorsión. El proceso radica en Sucre y está pendiente la audiencia cautelar en la que se definirá si se defiende en libertad o recibe detención preventiva.// Página Siete.bo
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top