12 ene. 2016

El negocio del helado en Bolivia tiene a dos competidores que se disputan la preferencia de los consumidores: Delizia y PIL. Ambos concentran el 80% del mercado. El primero tiene una participación del 55%, y el segundo, el 25%. Arcor, Cabrera, Panda y otras se reparten el restante 20%.

Los datos fueron proporcionados por los ejecutivos de estas empresas, quienes evitaron dar cifras sobre volúmenes de venta, ingresos y margen de rentabilidad, entre otros aspectos relativos a su actividad económica.

El director ejecutivo de Alimentos Delizia SRL, Felipe Veraloza, dijo que si bien hay una mayor competencia, esta empresa se mantiene como líder en el país con una cuota de mercado que fluctúa entre el 50 y 60%. “Lo hemos mantenido desde 2013 y los que sufrieron más con la competencia fueron seguramente las empresas chicas”.

El subgerente nacional de Marketing de PIL Andina, José García, afirmó que la empresa “tiene un buen avance” en este negocio y pretende convertirse en la oferta más atractiva para el consumidor boliviano. “Al cierre de 2015, estimamos una participación que supera el 25% y trabajamos, día a día, por mejorar nuestra presencia en el mercado”, indicó el ejecutivo de la firma.
Helados en BoliviaLas otras marcas que tienen presencia en este negocio, aunque con una menor cuota de mercado, son la argentina Arcor y Panda, que era una de las empresas líder en este segmento. En Santa Cruz, Heladería Cabrera tiene la preferencia de los consumidores.

En cuanto a la competencia, Veraloza afirmó que Delizia tuvo que contrarrestarla con mayor inversión. “Nosotros nos hemos esforzado el doble para mantener el liderazgo. Hicimos inversiones muy fuertes de 2013 a 2015 en maquinaria, cámaras de frío, que son imprescindibles para la comercialización. Además, compramos camiones y congeladoras”.

Aclaró que sus ventas no bajaron por la competencia, sino que más bien ésta significó un impulso para que la empresa sea más creativa y exigente con el lanzamiento de nuevos productos a menor precio. No obstante, admitió que el factor climático incide negativamente. “Somos muy dependientes del clima, la primera mitad de 2015 nos fue de regular para abajo, porque llovió mucho, hizo frío; pero el segundo semestre nos recuperamos”.

Liderazgo. PIL Andina admitió que Delizia tiene el liderazgo en el mercado y que es su mayor competencia. “Estuvo durante muchos años casi sola y con una oferta variada”, aseguró García, quien además señaló que otros competidores son Arcor, en el ámbito nacional, y Cabrera, en Santa Cruz.

No obstante, afirmó que PIL ofrece  una amplia gama de productos “saludables y de calidad”. “La categoría de helados encajaba perfectamente en la visión de PIL, que es la marca más importante de alimentos saludables; faltaba conocer e implementar el difícil sistema logístico y de distribución”.

Respecto a las perspectivas futuras, García dijo que se mejorará la calidad de sus productos y se ampliará los puntos de distribución en el país. Sin mencionar cifras, indicó que la venta de los helados le genera a la empresa los suficientes recursos como para seguir creciendo y aumentar su oferta.

Para sostener su crecimiento, el director ejecutivo de Delizia señaló que se ampliará la planta y la firma se transformará en una sociedad anónima.

“Estamos trabajando en ello hace dos años, son planes que están en marcha”. Tampoco descartó asociarse con otra empresa para reforzar su crecimiento. “En este momento no hay nada, pero en el ambiente de negocios hay que ser muy receptivo”, aseguró.

Contrato de Tampico con Delizia es hasta 2020
Claudia Villca
Alimentos Delizia SRL tiene los derechos para la producción y comercialización de los jugos Tampico en el país hasta 2020. El contrato con la firma estadounidense puede ser renovado después del vencimiento, informó su director ejecutivo, Felipe Veraloza.

“Nosotros tenemos la franquicia desde 2002; hemos hecho crecer mucho la marca, la hemos desarrollado 10 veces en el mercado. Rige un contrato de licencia hasta 2020, esperamos renovarlo, eso se hace por periodos de cinco años generalmente”.

Explicó que los dueños de la franquicia otorgan el derecho y los insumos para fabricar el producto y que Delizia añade otros ingredientes de origen boliviano, como el jugo de naranja. “Nuestro producto Tampico lleva jugo de naranja que lo exprimimos en nuestra empresa, son naranjas que compramos del trópico cochabambino y de Alto Beni de La Paz. Somos la industria captadora de naranjas más importante dentro del país, eso significa unos siete millones de naranjas por año”.

Unas tres cooperativas de pequeños productores abastecen de la fruta a Delizia durante el periodo de julio a septiembre.

Arcor, un ‘helado premium’, busca abrirse mercado
Claudia Villca
Con siete años en el mercado boliviano, la marca argentina de helados Arcor busca crecer aún más y convertirse en la preferida por el consumidor al ofrecerle un producto 100% de calidad (sin conservantes, con pulpa de frutas, leche y crema naturales).

“Somos un ‘helado premium’, atendemos a un nicho de consumidores que cada vez crece más y son más fieles a nuestro producto”, explicó el jefe de Producto de Arcor en Bolivia, José María Lahore, en respuesta a un cuestionario enviado por La Razón.

“El mercado de helados en Bolivia está en crecimiento; cada vez hay más competidores presentando nuevas opciones, helados con menos calorías, tanto de impulso como artesanales.   Por eso es un mercado cada vez más atractivo en donde se necesita generar mayor valor agregado para el consumidor”, indicó.

Según el ejecutivo, Arcor es un helado de calidad superior a la media que llega a un nicho de consumidores en crecimiento.

Sobre la competencia de otras marcas nacionales, Lahore la calificó como regionalizada. “Existen líderes en cada departamento. Por ejemplo, en el eje troncal, está muy marcado: Delizia en La Paz, PIL en Cochabamba y Cabrera en Santa Cruz”.

No obstante, admitió que estos productores locales desarrollan propuestas “cada vez más atractivas” para el consumidor.

Natural. Sobre el elevado precio de sus productos, el ejecutivo explicó que los mismos se justifican porque el producto es importado de Argentina y se debe mantener una cadena de frío para conservar la calidad.

“Al ser un producto 100% natural, el cuidado y manipuleo del mismo implica un costo, además que utilizamos insumos de la más alta calidad para el fin”.

Arcor Helados ingresó inicialmente al eje troncal y tiene planes de expansión al resto del país. “Queremos desarrollar nuestro nicho de mercado, haciendo más fieles a nuestros clientes, con propuestas y campañas atractivas”.// La Razón
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top