4 mar. 2016

Legisladores tanto del oficialismo (MAS) como de la oposición rechazaron ayer el anuncio del ministro de la Presidencia, Ramón Quintana, quien dijo el martes pasado que algunos medios de comunicación desaparecerán porque, supuestamente, se dedican a mentirle al país.

Los oficialistas en el Parlamento aseguraron que en Bolivia está garantizada la libertad de información siempre y cuando se trabaje en el marco de la ética, respeto y verdad, en tanto, la oposición lanzó duras críticas afirmando que no es atribución de Quintana hablar sobre medios y que, en todo caso, los que deben ser fiscalizados son los aparatos de comunicación dependientes del Estado, que solo dan cobertura a los integrantes del Gobierno. También señalaron que la población debe estar alerta ante cualquier ataque contra el periodismo independiente.

TRABAJO GARANTIZADO
El senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), Milton Barón, señaló que el trabajo de los periodistas y medios de comunicación está garantizado en Bolivia, tal como lo manda la Carta Magna siempre y cuando su labor se realice en el marco de la ética y apego a la verdad.
“Yo no podría dar explicaciones sobre declaraciones que no son mías”, dijo refiriéndose a Quintana y agregó que “ningún medio ni periodista que realicen su labor en torno a las normas, con apego a la verdad, a la ética periodística, no tiene nada que temer”, subrayó.
Prensa en BoliviaPor su parte, el primer vicepresidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, coincidió al decir que “el derecho a la información está plenamente garantizado por la Ley Fundamental, que es la Constitución Política del Estado”.

EXISTEN LÍMITES
Sin embargo, así como se toma en cuenta el respeto al derecho de informarse, también debe considerarse el respeto a las personas y su derecho a no ser discriminadas o cometer actos que van contra las leyes, afirmó Borda.
“Creo que hay un límite al derecho a la información que es precisamente evitar que se melle la dignidad de las personas o se realicen actos de discriminación (…) No podemos generalizar, hay muchos medios que informan en el marco de la ética, lo que no comparto es que hay algunos otros que se están prestando a generar acciones racistas y discriminatorias. Hay algunos ‘comunicadores’ que tienen opiniones xenofóbicas, racistas contra altos funcionarios de Estado”, manifestó el parlamentario.
NO ES ATRIBUCIÓN DE QUINTANA
Por su lado, la diputada por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Norma Piérola, criticó las declaraciones del Ministro de la Presidencia, y afirmó que no tiene competencia para referirse al destino de los medios de comunicación.
“El señor ministro Quintana tiene atribuciones limitadas para el cumplimiento de sus funciones que están establecidas en el artículo 175 de la Constitución Política del Estado, además en la estructura organizativa del Órgano Ejecutivo de Estado, pero lamentablemente lo toman como si fuesen dueños del feudo, se quieren creer dueños del espectro electromagnético del país”, criticó Piérola.
MEDIOS ESTATALES
En ese marco, pidió que en vez de pretender atacar medios de comunicación independientes, se debiera fiscalizar y controlar el manejo de medios estatales que se sostienen con recursos públicos y que solventan todos los bolivianos, mediante el pago de sus impuestos.
“Los primeros que deberían ser cerrados en este caso son EvoTv (Televisión Boliviana) Canal 7, sus radios comunitarias, red Patria Nueva, el Abya Ayala que es propiedad de él (Evo Morales). Asimismo, Telesur, que debe salir de Bolivia porque siempre están tergiversando la información”, afirmó Piérola.
BOLIVIA QUIERE UNA PRENSA LIBRE
En tanto, el senador de Unidad Demócrata (UD), Arturo Murillo, dijo que “si cierran un medio de comunicación (...) el pueblo de Bolivia se va a levantar” porque “la sociedad quiere medios de prensa independientes y libres de toda presión”.

Sin embargo, el método de presión que usa el Gobierno con la restricción de publicidad estatal a algunos medios surtió efecto.
“Los medios de comunicación prácticamente han estado callados este último tiempo, alguno que otro periodista ha hecho su trabajo de forma imparcial, pero apenas se conoció este escándalo de tráfico de influencias, claro que los medios no podían callar e inmediatamente viene la amenaza (de Quintana)”, afirmó.

Quintana, en una entrevista concedida a la cadena televisiva Gigavisión, amenazó el martes pasado con el cierre de algunos medios de comunicación, porque a su juicio, “tienen la osadía de mentirle al país”. Dijo que, por ejemplo, el periódico La Prensa “desapareció por haber cometido el pecado capital de mentirle al país”, aunque no precisó cuál fue la mentira. En ese sentido se preguntó: “¿Cuántos medios de prensa van a desaparecer como consecuencia de esta osadía temeraria de mentirle al país?”// El Diario
Gracias por tu visita, te invitamos a compartir el contenido en la red social de tu preferencia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estimado visitante:
Se aceptan todos los comentarios, siempre y cuando están dentro del marco del respeto y no sean SPAM. (Gracias por tu visita / comentario)

 
Top